Mallorca, mi isla mágica

La conclusión siempre es la misma: disfrutar en familia nos hace muy felices. No hay un plan mejor. Todos juntos, sin prisa, saboreando cada segundo y desmenuzando cada instante. El resultado? Delicioso, relajante, insuperable… ¡feliz! Muy feliz. Eso es lo que hemos conseguido en tan solo cuatro días.

Cada año intentamos dedicar a nuestros hijos varios fines de semana. Y este se ha instaurado ya como una tradición. Uno de los primeros fines de semana de junio en Barcelona es festivo, y aprovechamos para escapar a Mallorca. Lo pasamos tan bien el verano pasado que este hemos decidido repetir. ¡Y cuando viajas con niños es importante cuidar los detalles! Así que vamos directos a personas de confianza: Bthetravelbrand está muy cerca de nuestra casa, así que me acerqué y quede cautivada con todo lo que te ofrecen. Podéis encontrar sus oficinas en varias ciudades, el trato es una delicia y hasta tienen salas para atenderte con tus hijos.

Así que recogimos maletas, billetes ¡y empezamos a viajar con la mente! Pero al final el sentido común prima y te das cuenta de que 4 días con 3 niños pequeños ¡dan de sí lo que dan! Total, que escapada a Palma de Mallorca, la isla del amor, donde hace 10 años el próximo día 22 que nos casamos y donde nos sentimos felices y acogidos. ¡¡Allá vamos!!

Nada más aterrizar nos hicimos con un coche. Es más cómodo porque en un taxi convencional no podemos ir los 5, así que nuestros amigos de Proa Premium nos dejaron el nuevo mini. Perfecto para aventuras familiares, con mucho más espacio, un montón de detalles nuevos y el encanto de ser un Mini. A nuestros hijos es un coche que les gusta particularmente, no me digas por qué…

Era la hora del almuerzo así que directos a comer. FLANIGAN es un clásico que sigue vigente, el mejor gazpacho del mundo y la sensación de estar en casa. Cuidan a mayores y pequeños y siempre es un acierto lo que pidas. Tanto que repetimos otra noche!!! Los peques alucinados con el arroz, les gustó mucho.

Pero nada comparado con llegar al hotel. El año pasado decidimos probar sitios nuevos y este año instaurar algunos. Es el caso del Meliá Calviá Beach. Algunos ya me preguntasteis si era chulo, si estaba bien para ir con niños, si la zona estaba bien… pues como veréis un 10! Repetimos sin dudarlo y los niños también! La vista, el entorno, el servicio, la atención.., y el maravilloso kids & co.

Cape nao es el Beach club del hotel, donde estuvimos toda la mañana. Toda la que dejo libre el Kids&co porque no había manera de moverlos de allí. Ni tampoco del desayuno que les encantó. Tiene de todo, tanto que les ha parecido oportuno preguntar si en casa podemos poner cada día un desayuno como el del Meliá Calviá Beach. ¡¡¡Lo normal!!!

Justo el pasado sábado se cumplían 22 años de la muerte de mi padre. Su paraíso secreto era Mallorca, concretamente el puerto de Andraitx, y allí le sentimos muy vivo. Pasamos un día relajado en el hotel y por la tarde un paseo para homenajear al abuelo. Primero la Dragonera, después los rincones del puerto que tanto han significado en mi vida, los paseos de enamorados de mis padres, las confidencias de adolescentes con mi hermano Joaquín, la habilidad como patrón de Fede, la playita de Andrea y Joaquín… no sé si disfruté más yo contándoselo o ellos escuchando, pero pasamos una tarde única. Alguna que otra lágrima y muchos buenos recuerdos…

A la mañana siguiente un buen desayuno en The Level, el servicio especial de Meliá. Un mimo más especial si cabe que te hace sentir único. Coger fuerzas desde primera hora es básico. Y un baño en la piscina que está cuidadísima. Nada como un buen libro para los padres y entretenimiento para los peques. ¡Se pasó el tiempo rapidísimo!

Comida en otro de los lugares mágicos que os recomiendo de Palma. En el corazón de la ciudad está el Patrón Lunares. Un restaurante que aparenta una cantina de marineros y pescadores y que en su interior alberga una cocina cuidada y una presentación excelente. Se puede ir en familia, en pareja o solo, vale la pena probarlo…

 

¡Un gran viaje que sin duda repetiremos el año que viene! ¡Gracias por hacernos sentir tan en casa a todo el equipo de Melia Calviá Beach!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.