Preparando la primera comunión de Adriana

Qué bonito está todo en primavera. Flores por todas partes, campos verdes, días largos… tiene hasta vacaciones a la vuelta de la esquina. No suele acompañar el tiempo en Semana Santa, pero es una de las fiestas que con más fervor se celebra en nuestro país. Recuerdo de pequeña, con mi hermano Joaquín salir a acompañar a la virgen en las procesiones de Capdellá, donde vivía nuestra abuela. Salíamos por la tarde y regresábamos de noche después de haber vivido todo bien de cerca con nuestra vela encendida, tratando de parar en viento para que no se apagara. Qué sensación y que recuerdos… ese olor a cera, a viento, a iglesia… también he sido afortunada disfrutando de la Semana Santa sevillana, qué despliegue de todo y qué preciosidad de pasos.

Me gusta mucho todo lo que representa para los cristianos esta época. Ese pequeño sacrificio que muchos contraen y, que este año, Adriana, que prepara su primera comunión, también ha querido hacer. Es bonito ver cómo se van tomando tan en serio todo lo que significa esa gran novedad en sus vidas. ¡¡¡Ya queda menos!!!

image1-1

image2

En Barcelona ya se van viendo escaparates repletos de monas de Pascua y en breve empezarán también a verse las palmas y palmones. Los peques de la casa suelen llevar dulces y pequeños detalles colgadas de ellas. La madrina regala la palma o palmón y el padrino la mona, esos huevos de chocolate ¡son verdaderas obras de arte! Una pasada… también se encargan galletas personalizadas para completar las palmas, a mí me encantan las de @Sweetqq , de hecho ya le he encargado algunas para la comunión. ¡Mirad qué monada!

image1

image2-1

image3

Queda cada vez menos y con la Semana Santa de por medio estamos tratando de avanzar. Ya tenemos vestido: van todas las del colegio Highlands Barcelona iguales, muy sencillas y elegantes. Después se pondrá el vestido que lleva guardado desde que Andrea y yo éramos peques, desde nuestra comunión. Ha habido que actualizar algunos detalles pero está preciosa, orgullo de madre y de abuela que se nos caía la baba viendo las pruebas. Pero sobre todo cuando veo cómo va estudiando y aprendiendo los detalles que conducen a ese gran día para ella. ¡Ya os lo mostraré!

Aprovechamos para pasar el fin de semana en familia. Mi marido está de viaje así que la abuela nos acompaña y, francamente, me echa una mano que sabe a gloria. Lo pasamos fenomenal juntas y nos divertimos mucho, también los niños que se mueren de risa con sus ocurrencias. ¡Ojo! Que está más en forma que nadie y se hace 10 km en bici con nosotros. ¡¡¡Campeona!!! Llegamos a la playa y todo…

image4

Es importante a veces guardar espacios separados en una relación, para muchos es el secreto de su éxito. Por suerte ha sido un fin de semana largo porque reconozco que compartir responsabilidades de los peques y la complicidad del día a día se extraña enseguida. Pero no hemos parado de hacer fotos para que papá no se pierda nada de nada. Es alucinante como está el campo de verde, de floreciente, oloroso y refrescante! Y tan alta la hierba que casi casi tapa a los más bajitos.

image5

¡¡Muchos besos!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.