Qué felices nos hacen los niños

Reconozco que me muero de risa con mis hijos. Soy fan de sus ocurrencias… No deja de asombrarme todo lo que aprenden en el colegio, lo que absorben de los mayores, de las cosas que escuchan en la tele, de la familia…

El otro día Amaro nos dejó asombrados con su repertorio de plantas aromáticas, que empieza por el cilantro y acaba por el cebollino. Pero es que la forma de aprender hoy en día es más efectiva, todo se aprende viendo y tocando, de manera que las cosas se interiorizan y forman parte de su realidad. Otra tarde se le ha ocurrido que para un trabajo del colegio quería hacerse una foto con un martillo. La idea reconozco que aunque finalmente no la utilizó, era genial, y solo se fue a preparar el encargo de su profesora…

image1

Los niños son una caja de sorpresas. Desde bien pequeños dejan claro cómo es su carácter. Que se lo digan a nuestro sobrino Mauro, el hijo de mi hermana Andrea y Jacobo, que le acaban de bautizar con 4 meses y solo sonríe y ríe sin parar. Es un niño muy despierto y feliz, que va creciendo sano y nos tiene cautivados. Joaquín, el de Joaquín y Yolanda, también es divino: parece un querubín con unos rizos rubios rebeldes y ojazos azules inmensos. Travieso como él solo, pero confieso que nos hace reír sin parar.

Los padrinos del pequeño Mauro fueron Rocío y Joaquín. Estuvo atento el peque a todo lo que sucedía y no se quejó ni cuando le caía el agua por la cabecita.

image2

Llevaba el mismo faldón que llevaron mis hijos, estaba cansadito al final pero ni por esas le vimos llorar. Los primos disfrutaron un montón porque se juntaron también con los otros primos de Mauro, de la parte Millán, que aunque se ven poco se adoran. ¡No pararon de jugar y de disfrutar!

Aquí os los enseño un poquito más serios, que estaban en la ceremonia religiosa.

image3

¡¡Además Andrea cumplía 30 años el mismo día!! Estaba feliz y orgullosa, mujer y madre, buena hija y hermana, cariñosa, divertida, buena, tierna y un poco mandona, jeje. Inteligente y trabajadora, ordenada, alegre… la mejor hermana del mundo. ¡¡¡Te quiero mucho!!! ¡Y la supertía!

Loading the player...

Se alargó mucho, estábamos tan a gusto en familia que no veíamos el momento de irnos. Y nos dieron las 10… ¡¡¡y casi las 11!!! Un día perfecto que nos dejó agotados. Llegamos al hotel ¡y a dormir! Y a la mañana siguiente tocaba un desayuno en condiciones. ¡Madre mía lo que pueden llegar a comer unos niños! Saben que lo que se pone en el plato se come, así que imaginad qué buen papel hicieron.

image4

¡¡¡Son la alegría de la casa!!! Más después de esa cantidad de chocolate… comida familiar otra vez en La Albufera, un clásico en la familia desde que éramos pequeños. Siempre recordamos anécdotas de nuestro padre cuando vamos allí. No tengo fotos pero os aseguro que fue tan mágico que no tuvimos ni tiempo de inmortalizarlo.

¡Así que hasta aquí! No sin antes recomendaros una novedad que me ha encantado. Unos cursos en Barcelona promovidos por dos mujeres que siempre han estado acercando la cultura. Podéis asistir a una clase suelta o a todo el curso, ¡y aprender un montón! Yo ya me he apuntado… aquí tenéis el programa, muy útil.

image6

Nos vemos la semana que viene,

¡Muchos besos a todo@s!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.