Hoy estoy sentimental…

La sensación de que se acaba el año siempre es la misma. Ha pasado rápido, muuuuy rápido. Hemos vivido muchas cosas y parece que se acaba el mundo. Pasa todo y no pasa nada. Y así vamos, esperando a tomar las uvas. ¡Que es otro dilema! Que si frescas, en bote, con o sin pepitas, o algunos incluso aceitunas. Eso me dijo ayer mi hijo Alejandro:”Mamá, para los más pequeños aceitunas, que será más fácil para ellos que las uvas.” Así que, soluciones para todos.

Nosotros lo celebramos con los niños. Les parece fascinante que “el día de las campanadas” pueden acostarse tarde y hacer plan con los mayores. Aunque están agotados estos días, porque no paran de hacer ejercicio llegan a las 12 frescos como rosas, así que nos juntamos con varios amigos y sus hijos, y celebramos el año nuevo con buenas vibraciones. Me hace mucha ilusión, porque este año toca en casa. Es ya, ¡¡¡y solo tengo el mantel!!!

image1

Suerte que cada una se ha encargado de una cosa y que tenemos el menú acordado… pero lo que es una suerte de verdad es tener amigas como las que tengo. Hago balance y me doy cuenta de lo afortunada que soy. Cada una de ellas sabe lo que significa para mí, lo mucho que las quiero y cuánto suman a mi vida. Son únicas, especiales, algunas están siempre cerca y otras en la otra punta del mundo, pero las tengo a mi lado siempre en los momentos importantes. Algunas ya montaban a caballo conmigo desde los 12 años, nos conocemos como un libro abierto, hemos crecido juntas y saben qué hay tras un gesto, una mirada… tardes y tardes compartidas después del cole, fines de semana, vacaciones de verano…, y hasta hoy, que siguen siendo igual que entonces.

Otras se sumaron por el camino. Por trabajo se han convertido en personas incondicionales, nunca una traición, siempre cerrando filas, horas de espera de risas y tristezas, alegrías profesionales o viajes a otros mundos. Años y años de compromiso que prevalecen.

Algunas de la universidad, foro único de debate, de rebeldías y luchas, de experimentar. A unas las veo con más frecuencia que a otras ahora que vivo en Barcelona, y aún así están siempre en mi corazón. También he llegado aquí gracias a ellas, y me siento en uno de mis mejores momentos personales. Ay… ¡cuántos momentos vividos! Y cuántos veranos irrepetibles…

Y las de ahora, las que he conocido en los últimos 10 años. Desde que me casé. Fueron inicios difíciles en Barcelona y grandes penas por echar de menos, pero siempre estuvieron ahí, son mi familia y es como si hubieran estado siempre. Me siento arropada y feliz de teneros, ¡sois únicas! ¡Brindo por todos vosotros!

unnamed

Pero sobre todo, cierro el 2016 con mucha energía positiva y dando gracias por todo. Y abro el 2017 con ilusiones y perspectivas estupendas. Cumpliré 40 en marzo, y 10 años de matrimonio en junio, y quiero disfrutar y celebrar esos momentos. Y  agradecer a mi familia, a mi madre y mis hermanos y en especial a mi marido que estén incondicionalmente. El mayor tesoro del mundo es ese, y junto a Juanma he formado la familia que los dos deseábamos y vivimos cada día. Siempre una ilusión nueva, risas, penas, complicidad… ¡¡¡TE QUIERO!!!

image2-1

Y ya, que hoy me he puesto muy sentimental. ¡¡¡Feliz año nuevo a todos!!!

feliz-an-o-nuevo-2017-31

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.