Jalea real: 10 razones para no dejar de tomarla

¡Hola mis amores!

En plena astenia primaveral, no quería dejar de compartir con vosotros un tip que a mí me funciona fenomenal: la jalea real. Es algo que me ayuda a encontrarme mejor, a tener más energía, a recuperar el apetito… Un suplemento natural que se ha vuelto imprescindible para mí, sobre todo, en primavera y otoño, ya que suelo acusar bastante los cambios estacionales.

Ahondando en sus beneficios, está probado que la jalea real posee increíbles propiedades nutricionales y funcionales. A diferencia de la miel, esta sustancia viene directamente de las abejas (no de las flores). Son las abejas jóvenes las que la generan a través de una glándula situada en la cabeza. Se trata de un líquido de color amarillo, mezcla de agua, saliva, néctar y hormonas que sirve para alimentar a la abeja reina y a las larvas obreras durante sus primeros días de vida. Y es por ello por lo que la jalea real tiene fama de ser una sustancia casi mágica, ya que las abejas comunes viven alrededor de 45 días, mientras que la reina, que solo se alimenta de este producto, llega a vivir cinco años.

En realidad, este alimento (de sabor amargo y no especialmente agradable) está formado básicamente por agua (alrededor de un 60-70%), mientras que el resto son hidratos de carbono, proteínas y, en menor medida, vitaminas y antioxidantes. 

Aquí van algunas de las razones por las que no dejo de tomarla:

  1. Uno de los efectos más llamativos de la jalea real es que aumenta el apetito y actúa de refuerzo ante las posibles carencias.
  2. Aporta la energía necesaria para afrontar la jornada y reduce la sensación de fatiga. Algunos estudios también han demostrado que incrementa la resistencia física y mental, e incluso mejora el rendimiento sexual.
  3. Su influencia en el sistema nervioso también podría mejorar los síntomas de la depresión, la esclerosis múltiple o el alzhéimer, entre otras dolencias de importancia.
  4. Su acción antibiótica previene las infecciones y fortalece el sistema inmunitario.
  5. También puede reducir la fatiga intelectual, la ansiedad e incluso los vértigos, además de mejorar el estado de ánimo. 
  6. Su ingesta mejora la elasticidad de la piel y retrasa el envejecimiento prematuro de la piel. Por tanto, las personas que toman regularmente jalea real pueden notarse la piel más saludable e hidratada.
  7. Aporta vitaminas, minerales y oligoelementos, particularmente necesarios en estados postoperatorios, y en personas inapetentes o con el sistema inmunitario debilitado.
  8. Equilibra la tensión arterial.
  9. Reduce el colesterol.
  10. Activa la circulación sanguínea y previene las enfermedades cardiovasculares por contener sustancias que ejercen una acción vasodilatadora.

Casi nada, ¿eh? Os animo a que lo probéis y me contéis después.

¡Feliz Semana Santa!

  • Es cierto que la jalea real es un gran aporte de energía, su contenido en Acido pantoténico (Vitamina B5) la convierte en una gran ayuda para problemas de cansancio o épocas de alto estrés.
    l
    La naturaleza es sabia y siempre nos aporta soluciones increíbles

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer