¡Abre bien los ojos!

¡Hola mis amores!

¿Sabíais que en la zona alrededor de los ojos confluyen 22 músculos periorbitales que accionamos constantemente?

Ahora con el uso obligatorio de la mascarilla, los ojos son nuestra tarjeta de presentación. Hemos aprendido que con ellos podemos mostrar alegría, pena, sorpresa y, en definitiva, todo lo que con la boca demostrábamos antes.

La piel del contorno de ojos es cinco veces más fina que en el resto de la cara y por tanto manifiesta múltiples imperfecciones durante el proceso de envejecimiento cutáneo.

Hoy os quería hablar de un tratamiento precisamente para el contorno de ojos pero muy especial porque está basado en una apreciada técnica artesanal de hace cinco siglos, surgida en el lejano Oriente: el kintsugi. 

Esta metodología se utilizaba con el fin de reparar objetos rotos cerámica. Esta filosofía ha sido aplicada a la estética de la mirada por parte del Instituto de Benito (www.institutodebenito.com) como una forma de reparación profunda, no tanto en busca del cambio, sino de la corrección armónica de todos aquellos aspectos que influyen en la mirada, desde el color a la textura y a la calidad de la piel.    

Se llama KINTSUGI GLOBAL EYE TREATMENT, y es un tratamiento que consigue reparar toda esta zona: corrige arrugas, bolsas y ojeras, descolgamiento y mejora la pigmentación. Un protocolo global 360 grados que cuida cada una de estas imperfecciones que se presentan en una de las zonas más significativas de nuestro rostro. Su objetivo, a igual de la palabra japonesa que ha inspirado este tratamiento, es  reparar y mantener rejuvenecida la zona que rodea nuestra mirada. 

Para que os hagáis una idea, el protocolo comienza con un peeling antifatiga y despigmentante, seguido de un masaje y una máscara de hidrogel (con ácido hialurónico y aloe vera). Después se da paso a una sesión de mesoterapia con argibenone, un ritual para disminuir las líneas de expresión ocasionadas por la pérdida de turgencia y reducir el fotoenvejecimiento. Sus componentes son ácido hialurónico y hexapéptido ERM2: que atenúa las arrugas visibles causadas por la continua gesticulación, relajándolas. 

Con varias sesiones (unas cuatro), cada quince días (dependiendo de cada diagnóstico), te dejan una mirada rejuvenecida y llena de vida. ¡Totalmente recomendable!

¡Feliz semana y a seguir cuidándonos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer