Ya hay ganas de cuidarse!

¡Hola amores!

A pesar de seguir en fase 0, en Madrid ya podemos acercarnos un poquito más a nuestra antigua rutina de belleza en nuestros centros médico estéticos habituales. Muchas de vosotras me habéis escrito con dudas y pidiéndome consejo sobre los tratamientos más recomendables para empezar la operación bikini, la cual por mucho que lo hayamos intentado se ha visto un poco afectada por el confinamiento y nuestro nuevo espíritu “cocinillas”.

Pero voy al grano. Si hay un tratamiento que nunca falla es la criolipolisis. Su objetivo no es otro que reducir volumen corporal en nuestros puntos débiles: abdomen, flancos, brazos, glúteos, piernas o caderas.

 

 

El tratamiento de reducción por Criolipósis se basa en el concepto de congelación de las células grasas a nivel local (grasa localizada). Se aplica frío controlado sobre el tejido a tratar produciendo así la apoptosis de las células grasas. Se succiona la zona corporal escogida, generando un efecto vacío que aminora momentáneamente el flujo sanguíneo, enfriando el tejido adiposo y produciendo así la muerte de la célula grasa, éstas se eliminarán naturalmente por el proceso metabólico a través de la linfa.

En primer lugar, tras una conversación con el profesional nos hará una evaluación de las zonas a tratar y un plan de tratamiento para conseguir los objetivos.

Antes de empezar el tratamiento, el profesional siempre debe poner una membrana especialmente diseñada para Criolipólisis, la cual se adhiere a la piel y permite que el aplicador tenga mayor sujeción y un poder de actuación correcto. Ese tejido especial viene impregnado en gel anticongelante para una protección adicional de las capas más externas de la piel. El siguiente paso comienza con la succión: al principio notaréis una sensación extraña ya que el aplicador crea un vacío que atrae y mantiene sujeto el tejido graso. Entonces, durante unos pocos minutos, unas placas laterales aplican frío El tratamiento suele durar alrededor de una hora, en mi caso aprovecho el tiempo para trabajar o leer un libro.

El tratamiento lo que consigue es que las células de grasa cristalizadas sean eliminadas por el cuerpo de manera lenta y segura durante las semanas siguientes.

En mi opinión la criolipolisis es perfecta para todos aquellos que queremos eliminar los michelines más difíciles sin pasar por un quirófano.

Los resultados siempre dependerán en función de la zona y el número de sesiones, pero os aseguro que se puede llegar a una reducción de hasta 5cm de volumen corporal.

 Yo he comenzado mi tratamiento en CLÍNICA LIVET  EN VELÁZQUEZ 146, donde cumplen todos los protocolos de SEGURIDAD e HIGIENE que se demanda es estos momentos.

 Espero que todos estéis bien y que pronto podamos abrazarnos de nuevo!

Cuidaros por favor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer