Una historia de cuento!

¡Hola amores!
Quienes tenéis niños pequeños como yo, esto de la cuarentena ha supuesto un verdadero reto en nuestras casas.
No sé vosotros, pero en mi caso puedo estar bastante contenta por cómo lo hemos llevado tanto nosotros como Peter. Lo admito, hay ciertos momentos en los que necesitamos un respiro, lidiar con el teletrabajo mientras tienes que cuidarle y hacer de profe al mismo tiempo resultaba un tanto estresante y agotador.

Lo que si que es innegable es que los niños y su inocencia nos han dado momentos de luz y distracción ante esta tragedia y han sido inspiración para muchos negocios en tiempos de crisis.Os voy a contar cómo descubrí Wallhood Design. A Peter le poníamos retos y si los ganaba se llevaba una recompensa. Una de ellas fue elegir lo qué quería poner en la pared de su cuarto y nos pusimos manos a la obra en la búsqueda. Mi hijo es una fanático de Disney, creo que con sus juguetes podríamos hacer hasta una exposición, así que como no podía ser de otra manera la búsqueda ya tenía una palabra clave -Disney-, investigando encontramos Wallhood Design,  una iniciativa creada de la mano de iGusano y Patricia Eguidazu (dos atistazas que realizaron 40 cuentos gratuitos durante la cuarenta: Ana pintaba las escenas cada día y Patricia escribía los cuentos).

Dedicar su trabajo a los peques les encantaba, por lo que decidieron seguir vinculadas al mundo de los niños y pensaron que la decoración de pared podía ser un buen lugar en el que plasmar dibujos e historias a través de frases inspiracionales y educativas, una versión diferente pero parecida de lo que habían hecho con los cuentos de Anita.

Su primera colección, como ya habréis adivinado, está basada en personajes del mundo Disney y los mensajes que aparecen en los cuadros, son frases que estos mismos personajes dicen en las películas. Han buscado los más inspiradores y educativos, huyendo  de los típicos.


Pasa lo mismo con la selección de dichos personajes (nunca las princesas serían las protagonistas de sus cuadros, creen que en los personajes secundarios hay más profundidad ¡Y no puedo estar más de acuerdo con ellas!)Los cuadros son acuarelas pintadas a mano para enfatizar el look artesanal y huir de los pósters y láminas impresas. Después de dibujar, editan todo al detalle para añadir profundidad a los dibujos, ponen colores infantiles adhoc con la decoración en las habitaciones de los niños, en los fondos y enmarcan siempre en blanco.

Wallhood Design nace para dar una solución asequible pero bonita y trabajada a las habitaciones de nuestros pequeños, que ahora más que nunca necesitan sentirse arropados y motivados en casa.Os informo que un cuadro cuesta 50 Euros y para una serie de tres hacen un precio de 130 Euros.

Si queréis que sea un regalo especial, se pueden añadir personalizaciones (color de fondo y nombres) con un coste extra de 25 Euros.

Peter está encantado, con tan solo unos cuadros nuevos, ha llamado a todos sus primos diciéndoles que -tenía una habitación nueva- , ¡Qué risa! ¡Encima por su cumple !

Sin duda, nuestros hijos siempre serán nuestro mejor tesoro.¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer