¡BEAUTY TIP!

¡Hola Amores!

Seguro que ya sabíais que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y muchas veces nos olvidamos que todo lo que ocurre a nuestro alrededor repercute en ella.

El estrés, los desajustes hormonales, la polución, los choques emocionales y muchas enfermedades afectan de manera negativa a nuestra piel.

Cierto es que a veces nos cuesta cuidarla como se merece, creemos que no disponemos del tiempo necesario (trabajo, cuidar a los niños, preparar la comida, limpiar la casa, etc.) y nos faltan horas en el día para poder dedicarnos un ratito a nosotros mismos. Pero al igual que realizamos ejercicio, llevamos una dieta equilibrada y vamos al médico a nuestras revisiones, ¿por qué olvidamos cuidar la piel?. Este órgano merece ser cuidado y tratado como todos los demás, con dedicación y cariño porque la piel sufre y mucho.

Es importante incluir en nuestra rutina un cosmético que luche y se preocupe por la salud de nuestra piel. Yo siempre he estado muy concienciada pero hablando con amigas siempre me reprochaban que aún éramos jóvenes para tener que preocuparnos por la piel ¡Error!. La piel no olvida y luego vienen las lamentaciones: que sí mi rostro ha experimentado un envejecimiento repentino, que si mi piel me hace parecer enferma, que si tengo mala cara todo el día, y la autoestima se va por los suelos.

Muchas veces os veis desbordadas por las dudas, ¿qué tiene que tener un cosmético para que sea eficaz y note sus efectos?. Tal y como me explicó mi dermatóloga, lo fundamental es que tenga una alta concentración de activos implicados en la regeneración y rejuvenecimiento de las células. Los expertos han identificado dos proteínas revolucionarias: FOXO, llamada la proteína de la inmortalidad y GDF-11, también llamada la proteína de la juventud. Juntas, tienen el poder de revertir el proceso de envejecimiento de las células y actuar sobre su rejuvenecimiento.

La proteína FOXO protege las células madre y regenera las células jóvenes. La proteína GDF-11 actúa directamente en las células maduras devolviéndoles las propiedades de las células jóvenes. Gracias a esta poderosa doble acción, el número de células jóvenes aumenta y el de las células maduras disminuye: el proceso de envejecimiento celular se invierte.

En 28 días, si utilizamos los cosméticos correctamente, se corrigen todos los signos de la edad para un efecto rejuvenecedor inmediato.

Para las que os preguntéis cual es mi rutina, os diré que dos veces al día (mañana y noche) me aplico Premium Cura de laboratorios Lierac ¡ Y cierto es que los efectos se notan!

¡No lo olvidéis, vuestra piel importa!

¡Besos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer