Verdades y certezas en el uso del ácido hialurónico

¡Hola a todos!

Hoy quiero hablaros de un referente en Medicina Estética. Se trata del Doctor Moisés Amselem, especialista en ácido hialurónico.

imagen-doctor-01

Nuestro ritmo de vida, el tabaco, el estrés, factores ambientales… van haciendo mella en nuestro rostro: cara cansada, ojeras, líneas de expresión… Así que, con este componente, el doctor tiene estas tres técnicas de rejuvenecimiento facial:

– ‘Proyección órbito-malar’, para el tratamiento de las ojeras

– ‘Sol radiante’, para lifting no quirúrgico de cejas

– ‘Photovital’, combinación de terapia fotodinámica y ácido hialurónico para el rejuvenecimiento del escote

Estas técnicas hoy día se están utilizando en todo el mundo. El doctor Amselem también es el creador de su propia fórmula de rejuvenecimiento facial integral para el tratamiento tridimensional global del rostro. A su trabajo como médico y director de su propia consulta (C/ Antonio Maura, 7, Madrid) se le suma el de asesor científico de algunos de los principales laboratorios farmacéuticos. Vamos a conocer un poco más sobre estos avances…

Para empezar sí, habéis leído bien: ‘no quirúrgico’, porque el Doctor Amselem es pionero en técnicas de rejuvenecimiento sin necesidad de bisturí. Mediante sus técnicas médico-estéticas es posible rejuvenecer años, recuperar el óvalo, los pómulos, el grosor de los labios y la mirada descansada, logrando un efecto lifting en el rostro a cualquier edad sin pasar por quirófano. El secreto es un lifting total sin cirugía, trabajando los tres tercios de la cara (el superior, que abarca frente y ojos, el medio, que llega hasta la boca, y el inferior) durante sólo 15 o 20 minutos. Una sesión rápida y cómoda después de un estudio y análisis personalizado del rostro y del origen de las arrugas o la flacidez. Después de pasar por la consulta, la cara aparece rejuvenecida, descansada, con rasgos suavizados gracias a la infiltración de activos totalmente reabsorbibles. Y sin riesgo de ningún tipo, ya que los materiales utilizados no causan alergias. El efecto es visible inmediatamente, pero es en un mes cuando se hace visible un resultado pleno.

La duración cambia según la edad y la producción de elastina y colágeno del paciente, pero en general a los 6 o 9 meses los materiales se han reabsorbido por completo. Cuando el efecto deseado haya desaparecido, el tratamiento se puede volver a realizar de nuevo. La técnica utilizada es la infiltración inyectada, mediante microcánulas que apenas causan molestias ni crean cardenales, de activos como el ácido hialurónico. Se puede usar de distintas densidades, según el objetivo a conseguir y siempre será de la más alta calidad (Restylane y Emervel).

Diferenciábamos los 3 tercios del rostro porque en cada uno de ellos los signos de envejecimiento a corregir son diferentes:

– Tercio superior: arrugas de la frente, arruga del entrecejo, patas de gallo, caída de párpados, cejas y ojeras. El doctor Amselem ha ideado para esta zona lo que él llama ‘técnica horaria’. Se realiza el dibujo de un reloj imaginario alrededor de los ojos para así marcar, como si de horas se tratase, los puntos en que debe inyectarse el ácido hialurónico y, en algunos casos, la toxina botulínica. El resultado es un importante rejuvenecimiento de la mirada gracias a las arrugas difuminadas, la elevación de párpado y cejas, y la desaparición de las ojeras.

– Tercio medio: Las zonas clave de este tercio son los pómulos, la región zigomática y la sien. La técnica del “palo de jockey”, que consiste en la infiltración de ácido hialurónico en los puntos adecuados, logra proyectar pómulos, sujetar todo el tercio medio de la cara y, como resultado de esta sujeción, la atenuación de los arcos nasogerianos, que no precisarán de rellenos.

– Tercio inferior: Aquí está en juego la recuperación del óvalo facial. Algo que obsesiona a muchas personas pues define el rostro.  Mediante la ‘técnica vectorial’, el doctor consigue la sujeción lateral, devolviendo a la cara su forma de siempre.

Espero que os haya resultado interesante toda esta información. Os dejo varias preguntas de mi entrevista con el Doctor Amselem con las que podréis entender y conocer un poco más las causas del envejecimiento y los tratamientos estéticos de los que os he hablado antes:

¿A partir de qué edad decrece la producción natural y cuáles son las causas? ¿Existen otros factores exógenos que degraden este polisacárido?

– A los 60 años se pierde un 50 %. A los 75 años ya se ha perdido un 70%. Eso provoca que la piel se adelgaza, la dermis se atrofia, van apareciendo arrugas, y se degrada la fibra elástica que da elasticidad a la piel.

– El estrés, las enfermedades crónicas, degenerativas… Todas ellas van degradando el organismo, y se traducen a nivel de la piel, contribuyendo a una mala regeneración de esta. También factores exógenos: tabaco, alcohol,…

¿Qué tipos de rellenos existen y cuál es el más recomendable?

Los tipos de rellenos son los reabsorbibles y los no reabsorbibles. Los segundos, casi están anulados por la cantidad de efectos adversos que han producido.

Los reabsorbibles, los más recomendables, generalmente son  los autólogos, es decir, los de uno propio, por ejemplo: como utilizar el propio plasma de la sangre para hacer un proceso de revitalización. Y los heterólogos, los que se extraen de fuera, como el AH, el propio colágeno y los inductores del propio colágeno el ácido poliláctico, la prolica prolactona  y la hidroxipatia cálcica.

El Dr. Moisés Amselem me explica todo sobre rellenos pero me detalla que él ‘no rellena las caras’, sino que revitaliza una piel y reestructura un volumen perdido.

¿Para el tratamiento de qué zonas se recomienda su uso?

En realidad, en todas las zonas donde se quiera mejorar la calidad de la piel y vencer el efecto de la flacidez: cuello, escote, brazos, abdomen, muslos, glúteos, etc.

¿Puede sufrirse un ‘rechazo’ al relleno de ácido hialurónico? ¿Cómo revertir un mal resultado de un relleno de ácido hialurónico? ¿En qué consiste la hialuronidasa?

Generalmente, no existe nunca rechazo, pero hay pieles más hipersensibles o zonas más sensibles como el labio o la oreja donde se producen pequeños edemas o hinchazones

Dependiendo de las zonas, lo que más se utiliza es la hialuronidad, la enzima que se degrada a nivel natural pero que se inyecta también para degradarlo rápidamente, si se ha pasado la dosis o en una zona se ha concretado más y provoca alguna nodulación o edema.

Ya sabéis que desde este blog siempre os animo a visitar profesionales colegiados, serios y con una experiencia probada.

¡FELIZ DÍA Y BUENA SEMANA!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer