Una cena para dos

Durante los primeros meses de novios cualquier tontería es una excusa para celebrar, para inventar cosas especiales, para arreglarte un poco más de lo normal, para sorprender al otro con un detalle absurdo que lo único que implica es que lo viste y te acordaste de él, para organizar una cenita romántica aunque sea sin salir de casa… Pero con el cansancio y las mil cosas que tenemos en la

Continúa leyendo