TARDES CON MARGUERITTE

Una buena novela y una buena historia no requiere tener cientos y cientos de hojas.  De hecho, en muchas ocasiones, cuando leemos un libro, no podemos evitar decir aquello de “esta bien, pero le sobran doscientas páginas”, lo cual es lo mismo que decir que nos ha gustado, pero nos podía haber agradado más.  Como en otras cosas, menos es más. Ultimamente he leído varios libros que son todo lo

Continúa leyendo