ABRAZOS DE PAPEL

Lo encontré en mitad de una pared, un cartel pegado en una calle bastante transitada de mi ciudad: El texto decía así: “Lecturas a domicilio.  Destinado a personas que quieran escuchar a sus autores preferidos y que no puedan hacerlo o, sencillamente, que quieran distraerse “escuchando” los textos escritos”. No es difícil imaginar la escena.  Dos personas unidas por un hilo de palabras, de historias, de personajes…leer y escuchar, las

Continúa leyendo