“MI PRECIO ES NINGUNO”, MARTÍN CASARIEGO

El buen sabor de letras que nos dejó Martín Casariego (Madrid, 1962) con el debut del personaje de Max Lomas en Yo fumo para olvidar que tú bebes se confirma y aumenta con “Mi nombre es ninguno”, nueva entrega de las desventuras de este antihéroe, descreído y cínico.

Han pasado seis años desde la última vez en que Max vio a Elsa, la mujer a la que entregó su corazón. Por desgracia, Elsa también se encargó de destrozárselo y arruinar su vida, algo que hizo que Lomas la odiara…al menos durante unos meses. Y es que resulta imposible odiar durante mucho tiempo a una mujer que se precia de que jamás necesita encender un cigarrillo si hay un hombre cerca…

Sí, Elsa es impresionante en todos los sentidos, pero también puede resultar una fuente de problemas. De grandes y mortales problemas. Por eso, cuando Max la ve aparecer por la puerta de El Gato Azul, el bar de mala muerte donde el antiguo escolta ha escogido ver transcurrir los días saboreando su Dyc con hielo, sabe que aquella bonita cara solo puede traer consigo la promesa de nuevas dificultades. Elsa tiene una hermana pequeña, Rosa, que haciendo honor a la tradición familiar, no puede evitar rodearse de malas compañías. Y, ¿quién mejor que Max para resolver asuntos así?

Y si importante es el protagonista de un noir, imprescindible es que cuente con un antagonista a su altura: García, antiguo compañero de Max, cumple este requisito, no solo por disputar y arrebatarle su chica a Lomas, sino por la horda de esbirros, tan malvados como ridículos de los que se rodea. El Manco, el Paella, el Mudo y el Botijo, irán desfilando por las páginas de Mi precio es ninguno para obsequiarnos con algunos de los momentos más delirantes en compañía del discurso confuso e hilarante de García, su patrón.

Repleto de abundantes dosis de un inteligente humor negro e incontables guiños cinéfilos y literarios, Mi nombre es ninguno es una lectura entretenida y trepidante, adornada con esa habilidad literaria a la que nos ha acostumbrado Martín Casariego en su trayectoria. Con sabor de western, cine negro y diálogos ágiles, cada página es un cóctel de literatura y pulp que hará las delicias de cualquier lector.

La saga de Max Lomas se ha hecho con un hueco destacado en la galería de los más sólidos personajes de la novela negra. Estaremos atentos a qué le depara el futuro a este personaje en las próximas novelas que sin duda llegarán.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca páginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer