“LLÉVAME A CASA”, JESÚS CARRASCO

La obra de Jesús Carrasco (Badajoz, 1972) se incrementa con su nueva novela, Llévame a casa, un título en el que reencontramos algunas de las claves de su literatura pero en la que descubrimos otras nuevas que nos hacen profundizar en una de las mejores y más personales voces de la actualidad.

Si el autor nos sorprendió en su debut con la magnífica y emblemática Intemperie (2013), con su siguiente novela, La tierra que pisamos (2016) confirmó que había llegado para quedarse en nuestras librerías y bibliotecas. Ahora, con Llévame a casa, da un nuevo giro y nos entrega un trabajo más intimista, y con un tema duro y doloroso: la responsabilidad de los hijos ante sus padres ancianos.

La vida de Juan, afincado desde hace años en Edimburgo, se quiebra cuando le llega la noticia del fallecimiento de su padre. Debe regresar a su pueblo para el sepelio, un trámite desagradable y que le gustaría eludir, pero que  debe realizar. Al fin y al cabo, solo serán unos días y luego volverá a su rutina. Lo que no espera es que su estancia se verá prolongada más de lo que esperaba y deseaba cuando su hermana le comunique una noticia que no entraba en sus cálculos: su madre, ahora viuda, necesita cuidados y es el turno de Juan para implicarse. Ella debe ausentarse del país por trabajo durante un tiempo indeterminado y Juan es tan hijo como lo es ella. No hay opciones para Juan y debe asumir su responsabilidad.

Escrita con precisión, sin concesiones a la galería, está lejos de ser solo un texto sentimental, trampa en la que hubiera sido fácil caer para un escritor que no contara con la visión literaria y personal de Carrasco. La manera en la que afronta la historia y en la difícil forma de conciliar responsabilidad y voluntad consigue involucrar al lector en cada una de las imágenes que crea, ásperas unas, dulces otras, pero todas creíbles y cercanas.

Si ser padre o madre es duro, ser hijo es una tarea que también conlleva transitar una ruta en ocasiones árida, ausente de gratificaciones. El autor nos ha hecho llegar una historia escrita con sencillez pero con momentos de silenciosa intensidad, transmitiendo emociones, sentimientos y miradas con palabras precisas, repletas de sentido y en las que será fácil para el lector reconocerse.

Jesús Carrasco ha fabricado una historia con ingredientes de luz, desconcierto, perdón, comprensión y amor para una generación de hijos que debe aprender a convivir en un territorio desconocido en una nueva y distinta relación con sus mayores.

Una narrativa impecable y necesaria. Una obra espléndida y muy recomendable.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca páginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer