“LA MITAD DE LA CASA”, MENCHU GUTIÉRREZ

Adentrarse en el tiempo que se fue puede constituir un ejercicio doloroso pero veraz y revelador de nuestra esencia. Este es el ejercicio literario que emprende Menchu Gutiérrez (Madrid, 1957) con su última obra, La mitad de la casa, un texto brillante, afrontado por la autora con extraordinaria atención al detalle, la palabra y el silencio.

La protagonista transita por su infancia a través de objetos y situaciones de su antigua casa familiar que le evocan recuerdos, sensaciones e intensas emociones que nos va desgranando página tras página. Aunque la forma que la autora ha concedido a su obra es la de novela, las imágenes que construye encierran un hondo trasfondo poético. Un espejo, una agenda de teléfonos o un estanque es el puente que Menchu Gutiérrez cruza para visitar ese territorio repleto de fantasmas y ensoñaciones que en tantas duermevelas invoca la memoria.

Y es que es inevitable acudir a la imagen del tiempo huido y de la inmovilidad de los recuerdos, inmutables pero vivos y, en ocasiones, dolorosos, para intentar entender y asumir quiénes somos y por qué.

Cada estancia, recordada con la mirada de una niña, es afrontada ahora por la protagonista adulta en su viaje a través de tiempo y espacio.  Cada objeto emprende un trayecto del exterior al interior del ánimo de la visitante de esta casa, mitad misterio, mitad conocida. Un antiguo mueble bar era un castillo con puente levadizo y multitud de espejos que la trasladaban en un viaje al infinito. Un teléfono mudo encierra palabras ocultas. Un dedal compartido a través de generaciones la entronca en un viaje al pasado familiar, un columpio, un reloj parado… todo, tamizado por el latido que encierran los objetos y mediante el que Menchu Gutiérrez crea una historia profunda y sincera a los ojos del lector.

“La mitad de la casa” es una llamada a usar nuestra memoria en un ejercicio literario profundo, intenso, creador de un ambiente evocador de nuestro pasado para comprender nuestro presente. Leer este texto es una llamada a completar nuestra mitad más secreta, tal vez con temor por lo que descubramos, pero con decisión ante una luz que sosiega y asume las sombras.

Un texto bellísimo, necesario, y un deleite para saborear con cada imagen.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca páginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer