“EL CHICO DE LAS BOBINAS”, PERE CERVANTES

Ciertos libros llaman la atención por su título, otros por su portada, su temática o su autor. En esta ocasión, El chico de las bobinas reunía todos estos ingredientes para llamar de inmediato mi atención.  Y es que una obra que reúne dos de mis pasiones principales —literatura y cine—con el añadido de estar escrita por un autor como Pere Cervantes, de probada solvencia con sus novelas anteriores, enarbolaba todas las señales precisas para que su lectura me encantara como, en efecto, así ha sido.

La trama nos traslada hasta la Barcelona tras la guerra civil, en 1945, una ciudad maravillosa pero aún herida tras la contienda tanto en propiedades como en personas. Uno de los afectados, Nil Roig, un muchacho de trece años, se dedica a transportar las bobinas que contienen las películas destinadas a ser proyectadas, esos sueños hechos fotogramas, entre los cines de la ciudad. En uno de sus viajes, es el involuntario testigo de un crimen que tiene lugar en el portal de su edificio. El asesino, antes de escapar, amenaza de muerte a Nil si lo delata; pero con lo que el chico no cuenta es que la víctima, antes de expirar, le hace entrega de un enigmático cromo de un actor de cine, haciendo además mención a su desaparecido padre. Dicha ilustración, en apariencia inocente y de interés tan solo para cinéfilos, encierra un secreto que hace que se convierta en un objeto buscado por un cruel policía —el inspector Valiente— y por Otto Koepke, un antiguo miembro de la Gestapo.

Junto con la ayuda de su madre, Soledad, y la presencia de Lolita, su joven amor, Bernardo, el proyeccionista, o Leo, el  librero, Nil deberá desentrañar el misterio que encierra ese cromo, sin saber que su destino se encuentra fuertemente ligado a él.

Son varios los méritos que destacaría en El chico de las bobinas. En primer lugar, el estilo es claro pero cuidado, el autor no se limita a narrar una buena historia sino que, además, la ha revestido y dotado con detalles de buena literatura. Por otra parte, la ambientación histórica creada por Pere Cervantes es magnífica, emprendiendo con esa espléndida máquina del tiempo que son las palabras, un viaje a la dura década de los años 40.

Mención especial quiero hacer a la elaboración de los personajes, en mi opinión, una de las claves esenciales de la calidad de esta novela. La barrera entre el lector y las páginas del libro se difumina hasta derribarse, consiguiendo eso tan difícil que es emocionar, sufrir, gozar y, en definitiva, vivir una historia.

En definitiva, una novela espléndida y una acompañamiento lector muy recomendable.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca páginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer