“LA CARA NORTE DEL CORAZÓN”, DOLORES REDONDO

Las buenas historias, al igual que los escritores y sus personajes, consiguen hacerse sin dificultad con la atención del lector cuando se descubre la calidad, la dedicación y el esmerado trabajo que hay detrás de cada página. Este es el caso de Dolores Redondo y su obra literaria, la conocida por todos como Trilogía de Baztán, uno de los fenómenos literarios más incuestionable de las letras españolas en los últimos años. Por eso, al conocer que en su nuevo trabajo recuperaba a la inspectora Amaia Salazar, era fácil disfrutar, al adentrarse en La cara norte del corazón, de la apasionante lectura que, en efecto, ha resultado ser.

La habilidad de la autora ha radicado en crear una historia en la que, contando con los ingredientes de intriga, misterio y magia que envolvieron El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta, construye una nueva trama en la que viajamos hasta los años en los que la protagonista estuvo formándose en Estados Unidos al amparo del FBI; una joven Amaia que ya empezaba a mostrar atisbos de la perspicaz policía que años después investigará los asesinatos del Valle de Baztán.

Nos encontramos en agosto de 2005, año en el que la subinspectora de la Policía Foral se encuentra participando en un curso de intercambio en Quantico entre la Europol y la academia del Buró Oficial de Investigaciones. El docente a cargo de la formación es el jefe de la unidad de investigación, Aloisius Dupree, un nombre que, años después, en la distancia y rodeado de un halo de misterio, se convertirá en un apoyo decisivo para Amaia durante el esclarecimiento de los crímenes de Elizondo. Dupree detecta en Salazar rasgos de una investigadora excepcional, intuitiva, sagaz e inteligente y decide incorporarla a su equipo para que colabore en la busca y captura de un nuevo asesino en serie al que llaman El Compositor, caracterizado por actuar en el transcurso de grandes catástrofes naturales exterminando a familias enteras y elaborando una liturgia alrededor de sus crímenes que, poco a poco, Salazar y Dupree irán desvelando.

La irrupción en Nueva Orleáns del huracán Katrina acompañada de una serie de pistas conducirán a los agentes del FBI hasta la hermosa ciudad en donde la sombra de una antigua investigación de que llevó a cabo Dupree -y por cierto, Dolores: sí, queremos saber más de este interesante personaje en un futuro…- nos conducirá a un mundo de vudú, zombies, raptos y magia en el que una figura, el Barón Samedi, un loa característico de la mitología de la zona, tal vez, no resulte tan ficticio como pudiera parecer.

De nuevo, Dolores Redondo administra y combina con habilidad las notas de realismo propias de una investigación policial con ingredientes fantásticos, dando como resultado una novela ágil, amena y en la que la trama encierra sorpresas que la autora va dosificando hasta conducirnos a un desenlace trepidante y repleto de emoción.

Y un detalle importante para los lectores de la trilogía inicial: encontraremos nuevas pistas y detalles de la infancia de Amaia y de su ama, una madre que se erige y confirma como uno de los personajes más siniestros de la literatura actual.

Tal y como explica la escritora “Todas mis novelas son incursiones en esa cara norte que todos llevamos dentro, esa faz oscura, mítica e inaccesible”. Una rotunda  invitación a sumergirnos y disfrutar de Amaia Salazar, un personaje que ya se ha hecho con un merecido lugar en la literatura actual y de “La cara norte del corazón“, la nueva novela de su creadora, Dolores Redondo.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca páginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer