“EL ÚLTIMO BARCO”, DOMINGO VILLAR

Acabo de finalizar hace pocos minutos la lectura de “El último barco”, el nuevo libro de Domingo Villar (Vigo, 1971) y en el que concede el protagonismo de nuevo al inspector Leo Caldas, un personaje que con tal solo dos entregas previas —Ojos de Agua (2006)  y La playa de los ahogados (2009)— se ha erigido en uno de los referentes de mayor calidad de la novela policiaca actual, no solo en nuestro país, sino también contando con el beneplácito de la crítica internacional (finalista de los Crime Thriller Awards y Dagger International en el Reino Unido, del premio Le Point du Polar Européen en Francia y del premio Martin Beck de la Academia Sueca de Novela Negra).

Leo Caldas recibe el encargo de investigar la desaparición de Mónica Andrade, una joven profesora de cerámica de la Escuela de Artes y Oficios de Vigo.  Su existencia parecía transcurrir de manera plácida en la tranquila localidad de Tirán, al otro lado de la ría, en una casa tan sencilla como la vida que Mónica ha escogido llevar.  Pero algo extraño ha ocurrido. No ha acudido a una cita con su padre, no responde a su teléfono ni tampoco se encuentra en su domicilio. Además, hay ciertas señales que parecen indicar que ha escapado de forma apresurada. ¿Ha sido así o ha ocurrido algo más grave? ¿Mónica ha desaparecido por propia voluntad o tal vez ha sido asesinada?

El inspector Caldas ,junto con su ayudante, Rafael Estévez, comenzarán a indagar en la vida de la muchacha, en sus amigos, conocidos, vecinos y compañeros de trabajo, siguiendo indicios, en una tarea de observación y deducción pausada pero constante que les hará rastrear pistas, unas prometedoras y otras que les conducirán a un callejón sin salida del que, poco a poco, conseguirán salir hasta llegar a la inesperada conclusión.  El centenar de páginas finales de El último barco es, sin duda, uno de los mejores desenlaces que he tenido ocasión de leer, con una progresión y culminación que solo merecen ser calificadas como brillantes.

Los buenos escritores se descubren en ciertos detalles como los que exhibe Villar a lo largo de las páginas de El último barco.  La construcción metódica y elaborada de la personalidad de sus personajes consigue que Leo Caldas nos resulte alguien cercano, por encima de su condición de policía que ama su trabajo.  Se trata de un hombre con una historia personal en la que cabe una antigua pareja, un padre con el que mantiene una hermosa relación de silencios pero de cercanía,  una vida de soledad pero en la que es receptivo a albergar nuevas ilusiones como la que va fraguando Elvira Otero, una antigua conocida de su juventud.  Con hábiles y escogidas palabras, el autor nos brinda fácil acceso a la personalidad brusca y escéptica de Estévez, su compañero en la policía, o de Soto, su comisario, o de otros personajes como Lorenzo Losada, el ambicioso locutor de radio, el enigmático Camilo Cruz o, sin duda, uno de los personajes más entrañables de la novela, el culto vagabundo Napoleón y su perro Timur.  Y sin olvidar en ningún momento el ambiente, las calles, las conversaciones, las brumas y la ría que forman parte de ese protagonista silencioso, pero omnipresente, que es Vigo, su entorno y sus habitantes.

El último barco es una obra construida por su autor con cuidado, paso a paso, con esmero, tal y como se fragua la auténtica labor policial. Domingo Villar nos muestra las luces y las sombras, las motivaciones, las vivencias de cada personaje, los desarma ante el lector para que contemplemos su auténtico latido.  Como en un juego de Matrioshkas, el autor nos va aproximando de forma progresiva hasta la verdad de la desaparición de Mónica Andrade, captando el ritmo pausado pero elocuente de una investigación policiaca coherente y progresiva, otorgando el peso a la palabra y a los silencios, combinados ambos con destreza literaria y talento narrativo por Domingo Villar.  Una excelente novela para paladear con calma. Muy recomendable.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer