“LAS ABISMALES”, JESÚS FERRERO

Pocos autores españoles poseen una voz literaria tan personal y con la calidad que atesora Jesús Ferrero en sus obras.  Su estilo característico de afrontar personajes e historias otorga un sello inconfundible a las novelas del autor zamorano que, a lo largo de su ya extensa carrera, lo ha convertido en uno de los favoritos de la crítica, hecho que atestiguan los numerosos galardones recibidos, a los cuales se suma ahora el prestigioso Premio Café Gijón, obtenido por el último de sus trabajos: “Las abismales”.

David, un profesor amante de la mitología, descubre que su novia, Berenice, ha desaparecido y es encontrada muerta, a gran distancia de dónde se encontraba, en unas extrañas circunstancias.  Tras el entierro, Absalón, el padre de la fallecida, un hombre desequilibrado, agrede y acusa a David de ser el asesino, pero hay otros sospechosos del crimen, como Volfango, un peculiar y visionario guardabosques.

De forma paralela, un suceso extraordinario comienza a tener lugar en Madrid: varias personas afirman haber sido tocadas, rozadas por una presencia intangible que, de forma inadvertida, parece recorrer las calles de la ciudad causando desvanecimientos y temor en quienes entran en contacto con ella.  Nadie tiene la explicación acerca del origen o la causa de esa manifestación incorpórea que provoca efectos desconcertantes en la población.  Sacerdotes, políticos y científicos aportan sus teorías, pero la situación es incontrolable y el pánico es la constante de cada día.

La muerte de Berenice parece estar relacionada con este hecho, aunque por fortuna David encontrará el apoyo de Melisa, la hermana de su novia, de enorme parecido con ella, y de Tobias, vecino de David, un ex presidario injustamente acusado de homicidio.  Como telón de fondo, el hermano de David, Samuel, y Serafina, su hermana, una joven con dotes de clarividencia, también tendrán un papel destacado en la trama desplegada por Ferrero y que nos conducirá hasta un curioso desenlace.

El ambiente creado por Ferrero oscila entre lo poético y el desasosiego, en un entorno social víctima del miedo y seducido por la locura y el caos, tal vez como un signo lúcido que el autor esboza de los tiempos que vivimos. Las múltiples lecturas e interpretaciones que admite “Las abismales” evidencian el dominio del autor del proceso narrativo caracterizado por la fluidez y la intensidad de las situaciones que plantea y por el hábil trazo de unos personajes perdidos y fracturados que se instauran de inmediato en la memoria del lector.

Una lectura que no os dejará indiferentes, gracias a la destreza literaria de Jesús Ferrero.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Pedro Brotini

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer