“PHILIP TRENT Y EL CASO TRENT”, E.C. BENTLEY

Hoy tenemos doble visita en El Primer Marcapáginas: un autor y su personaje, ambos conocidos y muy estimados: E.C.Bentley (Londres, 1875) y su personaje, el perspicaz detective aficionado y pintor Philip Trent.  Aunque su trayectoria literaria pueda parecernos breve—dos novelas y un conjunto de relatos– es justo remarcar la enorme influencia que Bentley tuvo en el desarrollo posterior de la novela policíaca de calidad. Junto con otros autores como Arthur Conan Doyle, Agatha Christie y Wilkie Collins. El nombre de E.C. Bentley refulge con luz propia y marcó un camino a seguir a generaciones de novelistas posteriores.

En la reseña sobre El Último caso de Philip Trent, su primera novela, pudimos apreciar las mejores cualidades que exhibe este peculiar investigador surgido de la imaginación del escritor británico: un hombre de mundo, gusto exquisito, un sentido del humor muy característico y que lo hace dueño de una singular mirada sobre el mundo. Todas estas características las encontraremos de nuevo en Philip Trent y El Caso Trent, desarrolladas, ampliadas y con el habitual toque de excelente literatura que ya disfrutamos en su anterior obra.

En esta historia, Philip Trent verá como uno de sus clientes, al cual pintó su retrato, el acaudalado filántropo James Randolph, ha sido asesinado. El problema radica en que, al parecer, Trent ha sido la última persona en verlo con vida, con excepción del asesino. El inspector Bligh, viejo conocido de Philip, se encuentra a cargo de la investigación, pero los hechos se precipitan cuando un amigo del pintor se confiesa, de forma inesperada, como autor del crimen. Una seductora actriz y un conjunto de curiosos personajes que rodean los hechos, a cual más llamativo configuran el apasionante argumento de esta novela. La obra de E.C. Bentley constituye una de las más importantes influencias del género policíaco, hecho que se evidencia al apreciar el cuidado que el escritor puso en la redacción de la trama y muy en especial en la confección de los personajes, no solo en su protagonista Philip Trent, sino en todos y cada uno de los que pueblan las páginas de su novela. Mención especial merece la creación del ambiente histórico y costumbrista de la época, que supone una auténtica delicia para el lector.

Fueron veintitrés los años que tardó E.C. Bentley en regalarnos una nueva novela tras su primer trabajo, pero sin duda creó un clásico merecedor de figurar en las mejores antologías del género. Una obra espléndida y muy recomendable.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer