‘LA SIRENA Y LA SEÑORA HANCOCK’, DE IMOGEN HERMES GOWAR

Siempre es gratificante descubrir nuevas voces en el mundo de la Literatura, pero esta satisfacción se incrementa de forma notable cuando la primera obra de un autor es tan deslumbrante como La sirena y la señora Hancock, de la británica Imogen Hermes Gowar. Por añadidura, su juventud -30 años-, nos hace predecir una carrera repleta de títulos tan excelentes como lo ha constituido este espléndido debut.

Nos encontramos ante una trama audaz y distinta de cualquier otro libro que hayamos leído, escrito con un dominio del lenguaje que envuelve la historia y que consigue conceder tanto a personajes como a escenarios la profundidad requerida para disfrutar al máximo con esta peculiar y atrayente obra.

A finales del siglo XVIII, en pleno Londres georgiano, la existencia del armador viudo Johan Hancock discurre de forma plácida y anodina.  Pero esta tranquilidad se ve interrumpida con un hecho tan asombroso como increíble: el capitán de una de sus embarcaciones ha vendido el barco en los mares de China para adquirir… una sirena. Aunque en su momento fue capturada viva, ahora es un cadáver, de tamaño pequeño y aspecto horrible que luce uñas afiladas y una desconcertante cola de pez.

Ante todo, y como experto comerciante, míster Hancock busca un local en la ciudad, un café, donde exhibir su propiedad y conseguir beneficios económicos. Las multitudes acuden para presenciar tan extraordinario hallazgo, pero la oportunidad de lucrarse con la sirena llama la atención de la señora Chappell; dueña de uno de los más célebres burdeles de Londres,  acuña la idea de organizar unas fiestas con visos de espectáculo usando tamaña maravilla.

Por su parte, el solitario Hancock ve ante sí la oportunidad de ingresar en las altas esferas de la sociedad londinense y, tal vez, encontrar el amor que tanto anhela. Una antigua y hermosa cortesana, Angelica Neal, a la que conoce en la primera de las fiestas organizada por la señora Chappell, será el instrumento que usará la madame para canalizar sus intereses.

La novela de Hermes Gowar evoca a través de hábiles palabras un mundo sensual, descrito con ingenio y creando un ambiente de intriga, combinando instantes de melancolía con otros emotivos, al igual que conjuga con maestría la documentación acerca de aquella apasionante época con la ficción más brillante.

Una auténtica delicia que seducirá al lector ávido de intensas sensaciones, compuesta con inestimables ingredientes de ternura, descripciones maravillosas y que da como resultado una novela con un encanto literario y apasionante fuera de toda duda.

Un libro para disfrutar y dejar pasar las horas.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer