‘TODOS LOS DÍAS SON NUESTROS’, CATALINA AGUILAR MASTRETTA

Localizar nuevas voces que aporten un latido distinto a la literatura actual es una de las tareas que más me agradan. Descubrir esas miradas que contemplan la vida de forma distinta y que son capaces de cruzar ese puente mágico que convierte sentimientos en palabras y las palabras en historias. La voz y la mirada que hoy os traigo al Marca Páginas es la de Catalina Aguilar Mastretta y su libro Todos los días son nuestros.

Y esos días son los de María y Emiliano, una de esas parejas que todos miran y admiran y que, de repente, rompen su relación por algo tan sencillo como la famosa gota que desborda el vaso. Su historia de amor se transforma en otra de desencuentro y descubren que comenzar una nueva vida sin la persona con la que se ha construido ese pequeño universo en el que nos refugiamos es una tarea dura e ingrata. María se verá obligada a dar sus primeros y difíciles pasos sin la presencia de Emiliano, al que no consigue, quiere ni desea olvidar.

Los temas que Catalina Aguilar nos envuelve en un lenguaje repleto de humor, ironía y ternura son esos que a todos nos resultan conocidos, tal vez porque hemos transitado por ellos: la familia, los amigos, el sentimiento de culpa al mirar el pasado o el vértigo a contemplar un futuro que no existe. Pero también se trata de descubrir y abrirse camino a través de nuevas formas de relacionarse, de amar y de llorar. La autora usa recursos narrativos propios para hacernos llegar, con un estilo propio y fresco, hasta cada uno de esos instantes en los que María, en primera persona, nos cuenta la deconstrucción de su mundo y como se ve obligada a reinventarse.

Cada detalle de la existencia de María cobra importancia en la novela de Aguilar Mastretta, desde los lugares donde vive a los trabajos que realiza y, muy especialmente, el cine. No, mejor el Cine, con mayúsculas, porque así es como su protagonista vive lo que aporta a su vida el celuloide. Hace crítica cinematográfica en diversos medios, pero el cine es también el puerto en el que se refugia después de cada tormenta.

Me puedes encontrar también en Twitter y en Facebook: Pedro Brotini Villa. Ahí nos vemos y seguimos charlando.

Un abrazo para todos desde El Primer Marca Páginas.

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer