‘EL HOMBRE DE NEGRO’, JOSÉ JOAQUÍN BERMÚDEZ

La sorpresa, en cualquiera de sus múltiples formas, constituye uno de los ingredientes esenciales que el lector requiere encontrar en cualquier libro. Se mostrará siempre atento a descubrir a ese personaje que encierra matices distintos y peculiares, o estará a la espera de descubrir un giro en la trama que le proporcione asombro,  desconcierto o regocijo.  Descubrir un título o a un autor que maneje con destreza estos mimbres siempre es un placer, y es por eso que El hombre de negro, de José Joaquín Bermúdez, es uno de esos libros que con total seguridad no deja indiferente a la persona que lo saborea.

De la mano del protagonista de esta novela, Rafael Sánchez, iremos desde el corazón de la Europa de 1957, en Ginebra, a lo largo de periplo que lo llevará a Roma, Madrid, Santander, Nueva York, la selva colombiana y Brasil.  Las tramas con trasfondo de espionaje que se suceden en la novela son el vehículo que el autor esgrime para hablar del tema central del libro: el Mal, con mayúscula, y su carácter universal y totalitario. Un Mal que se oculta, con habilidad, en lo real, hecho que le hace no sólo subsistir y crecer, sino, y esto es lo más grave, acomodarse a nuestro alrededor, tal vez porque a la sociedad, en el fondo, le resulte más cómoda esta connivencia.  A lo largo de las páginas de El hombre de negro, vamos a conocer y reconocer  a una espléndida galería de personajes secundarios repletos de tonalidades, así como a un villano en la mejor tradición de los clásicos, Max Headpain, y al que no convendrá perder de vista.

El autor reúne las trazas de la novela clásica de espías y aventura junto a un estilo nuevo y original.  Con multitud de guiños literarios y cinematográficos, Bermúdez emplea un sentido del humor inteligente, con unos sutiles toques de audaz sorna que harán esbozar más de una sonrisa cómplice al lector.  El uso de herramientas meta literarias, en un juego de espejos en dónde, ante todo, el autor quiere implicar a quien acepta su reto, es uno de los interesantes valores añadidos de esta obra.

El hombre de negro es la segunda entrega de la trilogía que José Joaquín Bermúdez inició con El último de Cuba y que culminará próximamente.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter (@pedro_brotini) y en Facebook (Pedro Brotini Villa).

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer