‘LAS LÁGRIMAS DE CLARIE JONES’ BERNA GONZÁLEZ HARBOUR

Vivimos una época de auge en la novela negra, en especial aquella que tiene tintes policíacos y de intriga, tal y como podemos comprobar en los expositores de novedades de cualquier librería a la que acudamos.  Descubriremos títulos y tramas de todo tipo, pero hay autores que brillan con luz propia por la elevada calidad literaria de sus trabajos.  Hoy quiero destacar en el El Primer Marcapáginas a una escritora con una voz distinta, Berna González Harbour, y que ha contribuido a crear un estilo de novela negra que combina con gran acierto los tintes clásicos del género con los más actuales y propios de nuestro tiempo.

Y es que en Las lágrimas de Claire Jones, la última entrega de los casos de la comisaria Ruiz, volvemos a contar con este personaje creado por Berna González Harbour, y que contiene rasgos del investigador clásico, de ese perdedor que sigue en la brecha porque luchar es, en el fondo, lo único que sabe hacer y que, derrota tras derrota, se levanta y decide seguir su ruta.

En esta ocasión, la comisaria María Ruiz se encuentra desterrada en un territorio árido para una experimentada investigadora criminal como es ella.  Y es que en Soria el último suceso que ha quedado sin resolver, y del que se tiene noticia, ocurrió nada menos que en 1954, cuando una mujer que presuntamente asesinó a su marido con matarratas desapareció para siempre. Mujer que, en el hipotético caso de seguir con vida, tendría nada menos que 101 años…

A pesar de todo, Ruiz no permanece del todo inactiva: todos los fines de semana se desplaza hasta Ávila, a visitar a Tomás, su antiguo compañero, que está en coma. También sigue en contacto con el comisario Carlos, un viejo amigo, que por fin ha logrado convencerla para que vaya a visitarlo a Santander.  Estos días de asueto y de oxigenarse se transforman para María en un nuevo y desconcertante caso en el que se verá inmersa y del que se ha hecho cargo Carlos: un coche abandonado en la zona del puerto y en el que se descubre en el maletero, una chica muerta; como pista, en el asiento del copiloto, hay un ejemplar del diario The Times con fecha del 15 de octubre de 1998 y una noticia recortada.  Estos son los mimbres que deberá usar la comisaria Ruiz para desentrañar una trama con implicaciones en el pasado del país, de feas manchas de nuestra Historia que regresan, con claras y explicitas referencias por parte de la autora a la corrupción policial y los abusos de poder. 

Personajes bien perfilados y una novela que va revelando pistas que conducen a un desenlace potente y muy bien resuelto.  Una lectura muy recomendable para estos días y que no os defraudará.

Un abrazo para todos desde El Primer Marcapáginas.

Me puedes encontrar también en Twitter @pedro_brotini y en Facebook Pedro Brotini Villa.

Pedro Brotini

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer