Entrevista: Care Santos, ‘Media Vida’

untitledUn lujo para El Primer Marcapáginas contar hoy con la presencia de la escritora Care Santos, ganadora del Premio Nadal 2017 con su novela Media Vida y ante todo, una estupenda narradora de historias.

Pregunta.- En Media Vida evocas la voz de una generación de mujeres de España, y lo haces cambiando de registro según el personaje al que otorgas la palabra. Suena y debe ser complicado: hablamos de miedos, de deseos y de motivaciones. ¿Cómo has afrontado esta tarea tanto desde el punto de vista literario como desde el personal?

Respuesta.-Bueno, encontrar el registro que corresponde a cada personaje es parte de mi trabajo. El novelista debe meterse en la piel de sus personajes y comprenderlos para explicarlos. En ese sentido, creo que somos un poco psicólogos y, por supuesto, debemos saber de psicología para comprender los miedos, los deseos, las motivaciones. Para decirlo de un modo sencillo: hay que saber por qué cada personaje hace lo que hace. Hay una deliberada y minuciosa construcción de personajes detrás de la historia. Son personajes casi teatrales, y los he construido con rigor teatral.

P.- Es inevitable al escribir acudir a nuestros propios recuerdos y permitir que la memoria en ocasiones tome las riendas de la historia. ¿Hasta qué punto ha ocurrido eso en Media Vida con tus protagonistas?

R.-Siempre ocurre. Los personajes tienen mucho más de su autor de lo que los autores estamos dispuestos a reconocer. Siempre se produce una proyección de los propios recuerdos, aunque se entremezclen con la documentación sobre una época o con detalles imaginarios. El secreto es que nunca debe notarse. La mano del cocinero debe hacer que los ingredientes del plato liguen perfectamente.

P.- En tus novelas hay personajes rebeldes, que no se conforman con la existencia gris a la que la vida les aboca y optan en algún momento por decir un rotundo “no”. También los hay sumisos y que prefieren acomodarse en el silencio. ¿Cómo se afronta la construcción de ambos extremos en tu literatura?

R.-Los rebeldes creo que forman parte de mi adn Personal y, por supuesto, literario. Los otros son necesarios, porque muestran otro modo de afrontar la vida y las circunstancias y actúan de contrapunto. Creo que ambos son un reflejo de la realidad, y deben formar parte de las novelas del mismo modo que forman parte del mundo. Reconozco que los primeros me resultan más fáciles de construir pero que los segundos suelen gustarme más. En este caso, el empuje lo representan Julia y Nina, cada una a su manera. La pasividad, Lola y OLga, también de dos formas diferentes. Marta está en medio, como mucha gente. A ratos se paraliza y a ratos toma importantes decisiones. ¿Y quién no?

care-santos-3-elena-blanco-optP.- El Premio Nadal ya está en tus manos. ¿Qué sensaciones te ha proporcionado ganar este preciado galardón?

R.- Una felicidad inmensa, mucha satisfacción, mucha responsabilidad, bastante incredulidad (sobre todo al principio). Me acordé mucho de mi padre, que era un gran lector y fue quien me regaló el primer premio Nadal de mi vida (La balada de Caín, de Manuel Vicent). Procuro disfrutarlo sin dejar que me perturbe.

P.- Tenemos ante nosotros una generación de jóvenes digitales que bien en y para la Internet. ¿La Literatura también está conquistada o es el último reducto?

R.- La literatura va a contrapelo del mundo que hemos inventado y es un gran privilegio. Vivimos en un mundo de ruido, de enorme agitación. La literatura exige tranquilidad, sosiego, tiempo, silencio. Cuando conseguimos todo eso y hacemos el esfuerzo de leer un libro en lugar de mirar pasivamente una pantalla, nos convertimos en seres privilegiados. A mí me hacen tan feliz los libros que me parece mentira que haya alguien que pueda vivir sin ellos. Les preguntaría, uno por uno, ¿no quieres ser feliz?

P.- La pregunta del millón, tan simple como complicada y, en ocasiones, reveladora…: ¿por qué escribes?

R.- Escribo porque necesito entender y retener el mundo. También comprenderme, ordenar un poco mi propio caos, formularme preguntas difíciles, hacer partícipes a mis lectores de todo ese proceso. También escribo porque creo en el poder de seducción y de arrastre de las historias, porque creo que una buena historia mueve el mundo, porque me gusta narrar, inventar, imaginar. De escribir me gusta todo, desde el tacto del teclado hasta el ruido de la plumilla sobre el papel. Sería muy simple, pero también es eso: nada me gusta más que escribir. Por eso escribo.

P.- Cuéntanos algo de tus próximos proyectos, literarios o no.Lo siguiente que voy a publicar es una novela para jóvenes. Se llama Verdad. Y ya estoy trabajando en la siguiente novela, sin prisa ni pausa.

R.- Lo siguiente que voy a publicar es una novela para jóvenes.  Se llama Verdad. Y ya estoy trabajando en la siguiente novela, sin prisa ni pausa.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer