‘La memoria del barro’

portada-la-memoria-del-barro4Escoger un libro es una tarea que a muchos nos ilusiona y nos motiva. Se trata de elegir cuál será nuestra compañía durante horas, a qué vidas nos asomaremos y los lugares por los que transitaremos, ya sea países lejanos o épocas remotas.

Los que os hagáis con un ejemplar de “La memoria del barro”, ópera prima de Paco López Mengual , ahora reeditada, tendréis la oportunidad de disfrutar de una galería de personajes inolvidables, peculiares  y que os harán llegar hasta la comodidad de vuestro lugar de lectura. Un fragmento de nuestra historia reciente de la mano de un sorprendente protagonista….

  • Pregunta – ¿Qué va a descubrir quién se adentre en esa máquina del tiempo que has fabricado con las páginas de tu novela “La memoria del barro”?

Respuesta – “La memoria del barro” narra las aventuras y desventuras sufridas por la escultura de un peculiar Niño Jesús, moldeado por un discípulo del escultor Salzillo en el siglo XVIII. Desde entonces y hasta la actualidad, durante 200 años, el busto es el protagonista directo o indirecto de numerosos y disparatados sucesos.

P.- Como es habitual en tu literatura, tu libro nos desgrana momentos que mezclan realidad y fantasía, personajes de ficción con otros que fueron realidad. ¿En cuál de estos mundos se encuentran para ti las mejores historias?

R.- Me gusta jugar a inmiscuir al lector en un mundo fronterizo entre lo real y lo fantástico. Para un novelista es una tarea difícil la de dotar de verosimilitud a una escena completamente disparatada, hacer creíble y asumible por parte del lector un mundo irreal. Pienso que una historia no es buena o mala según el género literario al que esté adscrito, sino por la forma en la que está contada. Y contar bien una historia siempre requiere de cierta magia narrativa.

imagesP.-La novela costumbrista es un referente en las letras españolas, aunque en ocasiones hay quien cae en lugares comunes; tu optas por ser audaz a la hora de plantearlos. ¿Dónde están los detalles que hacen que una historia marque la diferencia o sea tan sólo una más?

 R.-Cinco escritores pueden contemplar juntos una misma escena. Si se le pide que la escriban, estoy convencido que serán cinco relatos muy distintos, colmados de detalles diferentes, ya que han sido mirados de forma dispar. Cada uno cargará las tintas en un aspecto que los demás no han visto. Lo que marca la diferencia siempre es la mirada del autor. Única.

P.-De entre la gran cantidad de peculiares personajes que desfilan por tu novela, cuál de ellos recuerdas de forma especial y por qué.

R.-“La memoria del barro” es mi ópera prima y en ella estallan muchas de las historias y de los personajes que siempre has llevado dentro. Si tuviese que elegir entre los muchos personajes que habitan en el interior de esta novela, me quedaría con el amplio elenco de religiosos de toda índole: desde el sacerdote que degüella franceses, pasando por el hermano Legorburu, hasta el cura Zapatitos…

P-.A pesar de las nuevas tecnologías, del cine, la televisión o internet, la gente sigue contando historias, nuestra memoria permanece viva, tan viva como la cabeza de barro que protagoniza tu historia. Las leyendas, las  tradiciones, los cuentos que nos narraron nuestros padres y que ahora escuchan nuestros hijos… ¿Es nuestra manera de vencer el tedio o quizás hay algo más?

Creo que la necesidad de escuchar historias es algo innato al ser humano. Resulta un hecho que se ha repetido a lo largo de la historia, aunque se ha cambiado el formato en el que se cuentan. Lejos de decaer, creo que con las nuevas tecnologías la gente se acerca aún más y de una manera más fácil a las historias. Pero permítame que muestre mi debilidad por las historias narradas de manera oral, como se ha hecho desde el neolítico hasta la actualidad: sin imágenes, sin letras escritas… junto a una hoguera o en la barra de un bar.

Paco c

P.-Uno de tus personajes en la novela pregunta: “¿No te da la impresión de que la leyenda vuelve a resurgir de nuevo?”. Sin duda sería una buena forma de englobar los avatares por los que transcurre la existencia del curioso y peculiar protagonista de tu obra.  Contesta esa pregunta aplicada a la literatura en general. ¿Está regresando el interés por las buenas historias?

R.-Creo que nunca se ha perdido el interés por las buenas historias, aunque ha habido modas narrativas que, de manera pasajera, han intentado centrar el interés del lector en aspectos periféricos. Pienso que por respeto a los lectores, los novelistas debemos hacer un esfuerzo por contar buenas historias y hacerlo de la mejor manera que sabemos.

P.-¿Puedes adelantarnos algún detalle de alguno de los proyectos que tienes entre manos?

R.-Mi próxima novela será una historia diferente, ambientada en los últimos años de la dictadura franquista y los primeros de la Transición. Un thriller político con pinceladas de novela negra.

¡Un abrazo desde el Marcapáginas!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer