LA LLUVIA ANTES DE CAER

Ciertos libros, aunque nosotros no seamos conscientes de ello, nos buscan, nos llaman
Imagen Thumbnail para top_gr_1005.jpgdesde la estantería donde habitan.  Agazapados, se hacen los encontradizos con nuestra mirada, y se las ingenian para que los compremos o los tomenos en préstamo en la biblioteca.

Algo así me ocurrió con este libro.  Su título me llamó la atención antes de saber cuál era su contenido, el tema que trataba.  Tan sólo la foto de la portada ya justifica tomarlo en nuestras manos y concederle unos minutos.  Si además leeís la contraportada y la sinópsis, el proceso de cautivaros habrá concluído.


Rosamund es una anciana, y tras su muerte (¿o su suicidio?), deja un curioso legado a su sobrina Gill.  Debe localizar a una persona, prácticamente una desconocida, que conocieron en su infancia, Imogen.   Una vez que la encuentre, deberá hacerle llegar cuatro cintas que ha grabado para ella, con una salvedad: si no localiza a Imogen, deberá de escuchar Gill las cintas.  Junto con las cintas, en las que narra a Imogen su verdadera historia, describe en veinte fotos, momentos que fueron importantes tanto para Rosemund como para Imogen.  Con un detalle de importancia además, a la hora de narrar la historia, y es que Imogen es ciega.

 
Rain_theme_by_SielojRamu.jpgPresente y pasado se entrelazan para ofrecernos una historia llena de momentos intensos, inolvidables, tristes pero llenos de vida.    Se trata de un viaje al pasado para intentar comprender el presente.  Jonathan Coe, el autor, nos lleva de la mano en esa trayectoria a lo largo de casi cincuenta años.

Os la recomiendo sin dudas; una obra de calidad y que quedará en vuestra memoria.

 

¡Un saludo para todos desde el Marcapáginas!

  • Estimado Sr. Castelfranco, estoy en ello. Me pilla usted a mitad de tan bella lectura. Y tiene razón: es una historia cautivadora, llena de bellos y tristes momentos, de descripciones intensas, tanto de imágenes como de sentimientos. Me descubro ante el autor de tan maravillosa obra, el Sr. Coen. Prosa rítmica, audaz, sencilla, delicada, sutil, … me faltan epítetos para describirla. Porque los sentimientos son difíciles de describir con palabras, pero el autor lo consigue con maestría.
    Es gratificante descubrir autores así, capaces de dar vida a cada una de las palabras que escriben, de insuflarles alma.
    Me resulta sorprendente que se pueda plasmar así, con tanta sencillez y tanta dulzura, una vida por escrito.
    Ahí no caben ni hechizos ni brujería. Es un don divino, porque ningún mortal puede enseñar a otro a expresarse así.
    Un saludo entrañable desde éste, su reino.

  • Pues muy interesante ésta recomendación, me la voy a apuntar, aunque no me suena de nada el autor está muy bien conocer nuevos escritores. Gracias una vez más.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer