MATAR UN RUISEÑOR

Hace unos años, el American Film Institute (AFI), elaboró una lista con los héroes
 
 
 
 

 
 

atticus4.jpgcinematográficos más importantes de la historia del séptimo arte.  Seguro que a vuestra memoria acudirán algunas caras bien conocidas, como Indiana Jones, Superman, James Bond, Han Solo, e imaginaréis que el número uno de esta lista debe ser alguno de ellos o alguien similar, es decir un aventurero, un policía, un guerrero…

…pero para sorpresa de muchos, ninguno de ellos fue el escogido.  Nada que ver con el cine de acción o con la intriga, ni siquiera con el cine histórico.  Un abogado de Maycomb, Alabama, una pequeña ciudad del sur de Estados Unidos, fue calificado como el mayor héroe de la historia del cine.  Su nombre: Atticus Finch.

Matar a un Ruiseñor” fue (es) un fabuloso libro y una película absolutamente inolvidable.  ¿Cómo olvidar a Gregory Peck defendiendo aquello en lo que cree, sin estridencias, con la serenidad de las cosas que nacen de la honestidad plena?.  Harper Lee, amiga de Truman Capote, fue la autora de la novela, premio Pulitzer en 1961, y Robert Mulligan dirigió el film en 1962.  Pocas veces se ha realizado un adaptación más digna de un libro.  Harper utilizó recuerdos de su infancia para relatar su historia.

Atticus, viudo, vive una vida sencilla con sus dos hijos pequeños, a los que educa inculcándoles principios de respeto e igualdad, desde el ejemplo que él mismo les da.  Pero su vida se ve
129-to_kill_a_mockingbird1.jpgsacudida por un caso que ocurre en la pequeña ciudad, la violación de una joven blanca de la que es acusado un hombre negro. Atticus lo defenderá y deberá de hacer compatible la tarea de realizar su trabajo como abogado con la de defender a sus hijos de un ambiente de odio, racismo y rencor.  La hipocresía de la época (en realidad, de cualquier época), se respira a lo largo del libro y de la película.  No debemos perder de vista que hablamos de los años 60 y del sur de Estados Unidos, en un ambiente de segregación racial explícito.

Gregory Peck ganó el Oscar al Mejor Actor, disputándolo a interpretaciones de la talla de Burt Lancaster en “El hombre de Alcatraz”, a Jack Lemmon en “Días de vino y rosas” o a Peter O´Toole en “Lawrence de Arabia”.

Hace años, un amigo me comentó que en su adolesencia se hizo una camiseta en la que rezaba “Quiero ser Atticus Finch”.  Creo que me voy a hacer una, o mejor todavía, se la voy a hacer a mis hijos.  Me apetece mucho que me pregunten quién es…

Atticus_Finch__Hero_by_Crispy_Gypsy.jpg

  • Totalmente de acuerdo. Atticus es mi héroe, por que como dijo Gregory Peck cuando le preguntaron cuál había sido su papel más difícil, contestó que este, ya que lo dificil no es hacer de cowboy, mafioso, lunático… si no de un tipo normal que decide no renunciar a sus valores morales a pesar de estar en contra de la sociedad. Esos son los héroes auténticos, por eso Atticus es también mi héroe.

  • Me encanta el post. Pero la foto que lo inicia, sobrecoge: es la imagen de la soledad de un héroe. Un héroe en una época muy, muy difícil (aunque hoy en día no creo que haya cambiado mucho). Mr. Finch es un hombre normal, un padre y madre de dos hijos traviesos que no ven el mal en nadie y en nada. Sólo hay una cosa que su padre les ha inculcado sin que sean conscientes aún de ello: “… es pecado matar un ruiseñor, porque es un animal cuya existencia tiene por finalidad alegrar al resto de la creación con sus trinos, sin esperar nada a cambio”.
    Es pecado matar. Es pecado matar la inocencia. Es pecado matar la ilusión de los inocentes. Es pecado matar a los ruiseñores.
    Un saludo.
    P.D. : Finch significa jilguero en español, curioso ¿verdad?

  • Una película maravillosa. La mejor lección de humanidad que se me pueda ocurrir. Todos deberíamos verla y reflexionar sobre nuestro papel en la familia y la sociedad. Recomendable para todas las edades.

  • Amiga Mila, cuánta razón tenía Gregory Peck en su afirmación, estoy de acuerdo en su afirmación de lo que es difícil de interpretar (sin sobreactuar), y contigo, en que Atticus es también mi héroe. Gracias por tu visita y hasta muy pronto.
    Querido Anonymous (aunque creo saber quién eres, mmm…), cuando hice el post tenía claro las fotos de las que no quería prescindir, de las muchas que hay acerca de la película, y la que te gusta a ti es también mi favorita. La soledad del héroe, ¿qué más decir en este caso, en el que sí se cumple que una imagen vale más que mil palabras?
    Un abrazo para ti.
    Julia, gracias por tu visita, desde luego, la película es una de mis favoritas también, y si lo pienso un poco, creo que me atreveré a ponerla en cabeza de todas (uff, qué difícil escoger ¿verdad?). Gracias por tu visita.
    Amigo Anonymous (ahora no sé quién eres, de verdad…), cuándo mis hijos sean mayores, veré esta película con ellos, y espero poder comentarla largo y tendido. Estoy contigo, de visión obligada para todas las edades.
    Amigo Hong Kong, los clásicos no fallan, está claro, resisten el tiempo, cosa que me temo que no puedo decir del cine actual, entretenido, y nada más. Pocas películas creo que trascenderán los años como ésta.
    Un fuerte abrazo también para ti.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer