LIBROS DE ARENA

Lo confieso: soy un curioso impenitente, y no puedo evitar ir por todos lados atisbando qué
leyendo en la playa.jpgtítulos son los que veo que la gente está leyendo en un café, un banco del parque, el metro o en los veranos, en la playa.  Nunca sabes si vas a descubrir un autor desconocido o un libro raro o atrayente.  Hay quien admite leer sólo en verano, como un auténtico lujo, y pone como razón la falta de tiempo el resto del año, colmado de obligaciones laborales, familiares o por el cansancio consecuencia de las mismas.  En mi opinión, el verano no siempre es época de descanso, sino que entre viajes, traslados y demás parafernalias playeras, en ocasiones es peor el remedio que la enfermedad.

El caso es que como todos los años, voy atento al acecho de cúales son los títulos que pululan por la arena.  Para ello, me doy un paseo playa arriba, playa abajo, y observo.   Sin ningún atisbo de duda, y como cabía esperar, el ganador (ganadores) por goleada ha sido la saga Millenium de Stieg Larsson, en sus tres volúmenes, hecho que encierra un gran mérito, no sólo por tratarse de tomos de entre seiscientas y ochocientas y pico páginas, sino que por no existir aun edición de bolsillo, la existente es tamaño ladrillo doble, y el que la gente lo incluya en el equipaje playero entre las sombrillas, toallas, sillas, neveras, utensilios infantiles areneros y demás, confirma aun más si cabe el carácter adictivo de las aventuras de Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist.

libro de arena V.JPGA distancia, he visto otros títulos de otros años, como La ladrona de libros, El cuento número trece o La elegancia del erizo, y también algúna Nora Roberts, Ken Follett o Paulo Coelho.

En fin, que los libros, como las bicicletas, son para el verano, pero también para el resto del año.  Como decía Groucho Marx, “Encuentro la televisión muy educativa.  Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro”.   Tampoco hace falta llegar a esos extremos, pero bueno…a leer, que son dos días.

Y tú, ¿qué te has leído este verano? ¿Te gustó, lo recomiendas o es olvidable?

¡Un abrazo desde el Marcapáginas, y feliz vuelta de las vacaciones a todos!

  • Hola Carlos: Yo he leido Eat, Pray, Love. Me ha encantado. Es muy recomendable. Quiza un poco dificil a veces el idioma ingles, pero me ha gustado mucho. Creo que están rodando la versión cinematografica Julia Roberts y Antonio Banderas. Besos de tu compañera de blog!!

  • Este verano he leído mucho, y de todo: desde La Princesa Prometida de W. Goldman hasta La Buena Muerte de N. Brooks, pasando por mi amado Camilleri y el fallecido casi tan famoso como Jackson, Larsson.
    De lo que me he dado cuenta, y supongo que ud. también, es que todos aquellos que leen en la playa, especifico, en la arena de la playa, son personas que o no tienen hijos o si los tienen, son ya bastante mayores como para no preocuparse de si le está robando los juguetes al de la sombrilla de al lado o si está camino de Mallorca montado en la colchoneta (propia o también robada al vecino playero).
    Sea como sea, “me llena de orgullo y satisfacción” ver leer a grandes o pequeños, no dándole demasiada importancia a lo que leen. La cuestión es que leamos.
    Bienvenido, Sr. Castelfranco.

  • Amigo Castelfranco: sí, a veces las vacaciones no son nada relajadas, jaja. Por no hablar de cómo terminan llenos de arena los libros veraniegos, casi como el de Borges.
    Ciertamente Stieg Larsson ha ganado por goleada… pero no en mi caso. Me resisto de momento. Y tardaré, tardaré.
    Para mí ha sido el “Verano Kerouac”, con “En el camino” y “Los Subterráneos”. BRILLANTES.
    Ahora a punto de entrar en una fase Baricco (todo lo que escribe ese hombre me encanta).
    ¡Un fuerte abrazo!

  • Querida Gemma, ya tengo localizado el título que apuntas, aunque en castellano, reconozco que me da pereza y reparo atreverme con otro idioma. Lo apunto como asignatura pendiente. Julia y Antonio, me gusta la idea, a ver si lo vemos pronto…un fuerte abrazo desde esta esquina del blog para ti, compañera!
    Amigo Merlín, buena cosecha lectora la tuya este estío, me alegro por ti. Desde luego, lectura y niños es una tarea difícil de compaginar, y más en verano, pero hay formas de hacerlo, principalmente, en mi caso, robando horas al sueño. Como tu, creo que la cuestión es disfrutar de la lectura, poca, mucha, con niños o sin niños. Te mando un saludo hasta Camelot!
    Qué alegría volver a verte por aquí, amigo Hong Kong! Verano agotador el mío, te lo aseguro, pero lo he disfrutado, el cansancio se olvida y los buenos momentos permanecen.
    Espero que no tardes mucho en darte una vuelta por la Suecia de Larsson, te aseguro buenos momentos y personajes interesantes. Desde luego, dista mucho de ser Jack Kerouac, mi experiencia con él se limita a “En el camino”, y coincido contigo, recomendable ciento por ciento. Te recomiendo una biografía suya, “Jack Kerouac: America y la generación beat”. Un escritor y una época, a mi me gustó mucho cuando lo leí.
    Baricco es una de mis últimas debilidades, Seda me parece una obra maestra en su simplicidad.
    Un abrazo para ti, y bienvenido!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer