LA CONJURA DE LOS NECIOS

A nadie deja indiferente: o formas parte de su legión de incondicionales o engrosas las filas de los que lo odian…Cuando John Kennedy Toole escribió La Conjura de los Necios, no tenía la más remota idea de la trascendencia que iba a tener su personaje central, Ignatius J. Really en las letras americanas y en la literatura en general.

LA-CONJURA.jpgTan interesante y breve es su obra como lo fue la vida de su autor.  Sólo escribió otra novela aparte de La conjura de los necios, apenas un cuento breve, La Biblia de Neón, pero fue por las andanzas de Ignatius en Nueva Orleans por las que fue conocido, y por las que ganó el Premio Pulitzer en 1981, tan sólo un año después de su publicación como obra póstuma en 1980, ya que John Kennedy Toole murió en 1969. 

Después de ver rechazada su novela tras remitirla a varias editoriales, se suicidó conectando el extremo de una manguera al tubo de escape de su coche y el otro en la ventanilla del vehículo.

Aquí entró en escena su madre, que emprendió una cruzada particular para conseguir que la obra de su hijo consiguiera el reconocimiento que merecía.  Su tenacidad consiguió que la obra fuera finalmente publicada, y a partir de ahí, la novela llegó a ser considerada una de las grandes novelas del siglo veinte.

La historia de La conjura de los necios transcurre en Nueva Orleans.  Su protagonista, Ignatius J. Really, es un ser peculiar: no trabaja en nada concreto, se dedica a escribir cuaderno tras cuaderno con sus delirantes pensamientos acerca de la vida en general, buscando lograr una revolución social bajo sus peculiares puntos de vista.  Se considera un incomprendido por el común de los mortales, y cuando las circunstancias le obligan a salir de su casa donde está atrincherado para buscar trabajo, choca con el mundo real dando lugar a situaciones surrealistas y disparatadas.

No hay que perder de vista que la novela va mucho más allá de ser una obra “cómica”.  Se trata de un humor crítico con la sociedad norteamericana de los años sesenta, llena de comentarios ácidos y de puestas en escena delirantes.  Ignatius es un inadaptado, pero la sociedad en la que le ha tocado vivir también lo es.

El título de la novela viene de la frase de Jonathan Swift: “Cuando un verdadero genio aparece en el mundo, lo reconoceréis por este signo: todos los necios se conjuran contra él”.

Una obra maestra. Os garantizo que no os dejará fríos.  A mi me sigue fascinando, y cada pocos años la releo.

¿La habéis leído? ¿Qué os pareció?

¡Un abrazo para todos desde el Marcapáginas!

  • Pues yo la leí porque me habían hablado bien de ésta novela,y me parece el personaje más repugnante con el que me he encontrado, no me gustó nada, no se ni cómo la acabé,la leí hace unos 20 años, y todavía recuerdo lo que me desagradó Ignatius, en fín esa es la magia de los libros ya que es una de las novelas favoritas de mi marido, y una de esas cosas en las que nunca nos pondremos de acuerdo, ya que no deja de repetirme que es una obra maestra. Ahora que lo pienso, esta novela sólo recuerdo que me la hayan recomendado hombres, ¿por qué será?.

  • Ignatius, Ignatius… si alguien ha tenido una madre paciente, fue la tuya. Eres un tipo grosero, guarro (en toda la extensión de la palabra), egoísta, mimado, inútil, gandul, insoportable. Ignatius J. Really, eres uno de los personajes más entrañables que he tenido ocasión de conocer.
    Soy, como ud. Sr. Castelfranco, de las que releo esta obra cuando noto que se me olvida algún detalle de la lectura anterior. Lo confieso, soy adicta a este libro.
    También conozco amigos a los que les ha resultado insufrible su lectura. Es un libro de extremos. Es la vida, con sus altos y sus caídas al vacío. Pero Ignatius siempre piensa que está subiendo aún cuando lo vemos caer cada vez más.
    Gracias por recordarme que lo tengo que volver a leer.
    P.D.: saludos al patrullero Mancuso.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer