Beneficios de la Cámara Hiperbárica ¿Para qué sirve y qué enfermedades trata?

Si hace unos años nos dicen que podemos acceder a una cabina con aspecto de cápsula, grande o pequeña, donde el aporte de oxígeno se eleva enormemente y, así potenciar el efecto curativo, estaríamos pensando en una peli de ciencia ficción, pero se trata de una realidad que existe desde hace décadas.

Esta máquina, conocida como cámara hiperbárica, se usa para la oxigenoterapia hiperbárica y su uso está cada vez más extendido.

Ya existen los “bares de oxígeno” y algunos centros deportivos o estéticos ofrecen tratamientos en una cámara hiperbárica con el beneficio de que respirar oxígeno puro aumenta el rendimiento o contribuye a reducir las arrugas.

Hay algunas enfermedades, como por ejemplo la diabetes, que hacen que llegue menos oxígeno a las células. Y otras, incluso, interrumpen ciertos mecanismos del cuerpo.

El oxígeno hiperbárico creado dentro de la cámara hiperbárica puede ayudar a recuperar funciones fisiológicas que están frenadas y, también, puede actuar como un fármaco ante los problemas que causa la falta de oxígeno.

Hay muchos problemas y enfermedades que se pueden tratar con la cámara hiperbárica:

Los accidentes de descompresión en buceo o problemas de intoxicación por monóxido de carbono (tras un incendio, por una mala combustión de una estufa…).

También es útil frente a una sordera súbita, el pie diabético y otros problemas de cicatrización, infecciones crónicas o que destruyen los tejidos. Cicatrizar mal o despacio puede esconder un trastorno.

Y, en caso de estar recibiendo radioterapia, contribuye a preservar el área sana próxima a la zona afectada.

La cámara hiperbárica sirve para llevar el oxígeno a todos nuestros tejidos tanto centrales como periféricos mejorando así la circulación. Esta tecnología ayuda a los pacientes en múltiples trastornos gracias a su capacidad de oxigenación. Por tanto, es un tratamiento excelente desde el punto de vista coadyuvante en todo lo relacionado con medicina regenerativa.

La presión desarrollada dentro de la cámara hiperbárica es hasta tres veces mayor que la atmosférica, y gracias a ello nos llega hasta 23 veces más oxígeno del habitual. Es un método no invasivo y sin dolor. En estas condiciones, los pulmones pueden albergar mucho más oxígeno de lo que sería posible respirando oxígeno puro a la presión normal del aire.

Cuando la sangre transporta esta cantidad adicional de oxígeno a todo el organismo, esto contribuye a combatir las bacterias y estimula la liberación de sustancias denominadas “factores de crecimiento” y “células madre”, que favorecen la cicatrización.

El oxígeno ayuda a la recuperación de los tejidos dañados mejorando el edema, la inflamación y el proceso de cicatrización tanto en lesiones de ligamentos, tendones, músculos, fracturas retardadas para mejorar la formación de callo óseo y para la recuperación de procesos post-quirúrgicos.

Es de vital importancia seleccionar bien el centro donde nos vamos a realizar el tratamiento y conocer las diferencias existentes entre las distintas cámaras hiperbáricas disponibles, poniendo especial atención en que alcancen los niveles óptimos de presión necesaria para la patología por la que acudimos, que renueven el oxígeno para garantizar su concentración al 100% durante todo el tratamiento, que cuenten con una serie de medidas y protocolos que garanticen nuestra seguridad, que nos aporten un mínimo de confort ya que tendremos que permanecer dentro de la cámara entre 60 y 120 minutos, y lo más importante, que haya una supervisión médica de un especialista en TOHB.

La aplicación de la oxigenoterapia hiperbárica en el deporte es algo que se ha vuelto muy popular en los últimos años, consiguiendo aumentar el rendimiento de los deportistas y en caso de una lesión, la recuperación también es mucho más rápida; en tratamientos de cirugía estética como coadyuvante en tratamiento con PRP (Plasma Rico en Plaquetas), en cirugía capilar o en el ámbito de regeneración celular, entre otros.

En diferentes estudios se ha encontrado que gracias a la oxigenoterapia hiperbárica se produce un aumento en la tolerancia al ejercicio, un incremento en la energía muscular y la aceleración de la cicatrización de heridas. Pero no hay que olvidar otros, como es el caso de la oxigenación de la mente, que incrementa la concentración del deportista; o la estimulación de la actividad celular durante la recuperación muscular, que favorece la eliminación de las sustancias que causan la fatiga. También limita la presencia de calambres.

El tratamiento mediante oxígeno ha demostrado su eficacia para tratar las lesiones provocadas por la práctica deportiva. La oxigenoterapia ayuda a reducir los plazos de recuperación de una manera natural. Muchos deportistas ya dan fe de ello, desde jugadores de fútbol como Cristiano Ronaldo o James Rodríguez hasta tenistas como Novak Djokovic pasando por golfistas como Tiger Woods.

En cuanto al tratamiento para pacientes con cáncer, el metabolismo de las células tumorales es de predominio anaeróbico (sin oxígeno), e hipóxico (deficiencia de oxígeno) con lo que se inducen cambios genómicos que aumentan la agresividad de los tumores. Eso hace que los métodos de tratamiento empleados como la radioterapia o la quimioterapia tengan que ser, en algunos casos, bastante duros. En este contexto el tratamiento de oxigenoterapia en cámara hiperbárica (OHB) puede resultar un complemento eficiente, ya que produce un efecto hiperóxico (alto nivel de oxígeno) en los tejidos, es decir, produce el efecto opuesto al mecanismo que lleva a las células cancerígenas a reproducirse.

Es por este motivo que la OHB es usada en el tratamiento de algunas tipologías de cáncer como estabilizador de la enfermedad mientras se combate con otros tratamientos sistémicos (quimio y/o radio) y/o farmacológicos; pues su aplicación en las semanas anteriores ha dado resultados muy satisfactorios en la prevención de lesiones radioinducidas en los tejidos sanos circundantes a la zona tumoral.

En definitiva, muchos tumores de mal pronóstico y resistentes a la radiación, cuando son sometidos a la oxigenoterapia, consiguen sensibilizarse y responder mejor al tratamiento.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer