La tecnología más innovadora en reconstrucción mamaria

En España, aproximadamente el 30% de los cánceres diagnosticados en mujeres se originan en la mama. El cáncer de mama es, probablemente, el tumor más diagnosticado del mundo. La probabilidad estimada de desarrollar cáncer de mama siendo mujer es de 1 de cada 8.

Son muchas las mujeres que tienen que pasar por esta enfermedad y su tratamiento incluye, en la mayoría de los casos, una cirugía en la que será necesario quitar la glándula mamaria completa (mastectomía) o solo una parte (cuadrantectomía). Estas intervenciones conllevan siempre una reconstrucción de la mama a la que hay que enfrentarse, quirúrgicamente, estéticamente y psicológicamente.

Lo cierto es que la Medicina avanza cada año y se perfeccionan las técnicas para llevar a cabo estas reconstrucciones, obteniendo cada vez mejores resultados y más naturales para la paciente.

Mi querida Dra. Natividad Cano acaba de estrenar en su Clínica la Unidad de Cirugía Plástica con un apasionado de la reconstrucción mamaria, el doctor Luis Arenas, un Cirujano Plástico con una gran experiencia quirúrgica en nuestro país. En la actualidad es Médico Adjunto de la Unidad de Cirugía Plástica del Hospital Gregorio Marañón.

La cirugía de mamas es una intervención que siempre ha estado y estará presente en la vida de las mujeres. La Doctora Natividad Cano siempre está pensando en las necesidades de sus pacientes, y por eso, ha decidido introducir esta nueva unidad que dará solución a muchas de las peticiones que recibe.

El Dr. Arenas está especializado en reconstrucción mamaria no solamente a nivel estético sino a nivel oncológico reconstructivo. El doctor realiza todas sus intervenciones con el objetivo de conseguir mamas naturales en mujeres que han sido sometidas a una cirugía oncológica de mama, desarrollando una de las técnicas más innovadoras para reconstruir las mamas sin prótesis.

Ha sido un placer poder charlar un ratito con él para contarme en qué consiste esta técnica.

“Hablamos de una técnica de reconstrucción mamaria sin prótesis, sobre todo en pacientes oncológicas con una mastectomía. En muchas ocasiones esta técnica es la ideal porque se realiza con un tejido que es para toda la vida. Es el tejido que se encuentra entre la zona del ombligo y el pubis, y lo que hacemos es que sacamos la piel y la grasa de esa zona con una arteria y una vena que van a nutrir ese tejido, y lo “trasplantamos” a la zona del pecho. Y con ese tejido damos forma a la mama. En pacientes que vayan a pasar por una mastectomía y en la misma intervención le vayan a reconstruir es, posiblemente, la técnica con la que mejor queden las mamas porque la piel de las mamas de la paciente se mantiene y lo que cambia es el relleno. Con la mastectomía quitan toda la glándula mamaria y nosotros vamos a rellenar con esa grasa abdominal que tienen las pacientes. Es un tejido que es vascularizado”, me cuenta el Dr. Luis Arenas.

“La técnica se llama Reconstrucción con Colgajo DIEP. La mayoría de las mujeres tienen tejido suficiente para poder realizar esta técnica. Al final, a la paciente le queda una cicatriz en la zona baja del abdomen, como si fuera una especie de abdominoplastia, que queda oculta por la braguita del bikini. Hay otra técnica que es el Lipofilling, y es diferente. Aquí se hace una pequeña liposucción, sacamos la grasa con unas cánulas especiales. Esa grasa la procesamos, eliminamos los restos de sangre, de impurezas… Y esa grasa ya más purificada la infiltramos con unas cánulas especiales y hacemos rellenos grasos en las zonas receptoras. Pero esta técnica se utiliza en pacientes a las que no les han quitado la mama entera, a las que se les ha realizado un tratamiento conservador, les han quitado solo una parte de la mama, reciben radioterapia y han podido quedar zonas hundidas, zonas deprimidas y esas zonas son las que se rellenan con la propia grasa de la paciente y quedan muy bien. El Lipofilling también se utiliza en Medicina Estética, mujeres que quieren un aumento de mamas discreto lo pueden hacer con su propia grasa, o pacientes que tienen el pecho caído y deciden hacerse una mastopexia con un ligero aumento, si tienen buenas zonas donantes, podemos sacar la grasa suficiente para levantarle el pecho y hacer un aumento en cada mama y así evitamos la utilización de las prótesis. Incluso mejora visiblemente el aspecto de la piel. En pacientes que quieren hacerse un aumento de mamas con prótesis, podemos utilizar una prótesis más pequeña y mejorar el aspecto de la piel, darle más consistencia y un tacto más natural asociando la prótesis con la grasa”, afirma el Doctor.

La reconstrucción mamaria sin prótesis es posible con estas 2 técnicas, que ya están muy estandarizadas. Es obvio que no todos los profesionales pueden ponerlas en práctica ya que hay que tener una importante curva de aprendizaje. La grasa que acepta una paciente depende de su volumen mamario previo para poder asentarse bien y evitar complicaciones. Por eso hay que hacer las cosas con delicadeza y con un gran criterio médico.

“Los estudios científicos hoy en día nos dicen que entre un 20% y un 50% de la grasa que infiltramos por lipofilling se puede reabsorber. La reabsorción de la grasa depende en una parte importante de la técnica quirúrgica realizada por el cirujano (aunque suelen estar bastante estandarizadas) y por otra parte depende de la paciente, si es fumadora, diabética, con mala calidad de la piel por daño radioterápico…, la reabsorción de grasa en estos casos va a ser mayor, va a prender menos grasa. Por el contrario, una paciente joven o de mediana edad, con una vida sana, no fumadora, que no le han dado radioterapia y con buena calidad de la piel y de los tejidos es una muy buena candidata para que esa grasa prenda sin problemas. Todo depende también del volumen que quieran conseguir. Lo bueno del Lipofilling es que es una técnica ambulatoria, después de la intervención la paciente pasa un ratito en la zona de despertar y se marcha a casa.”

“Con la técnica del Colgajo DIEP estamos usando un tejido vascularizado en el que nosotros hacemos unas anastomosis arteriales y venosas, entonces no se produce ninguna pérdida de volumen. Esta técnica se utiliza en cirugía reconstructiva para pacientes con cáncer de mama. La recuperación es similar a la reconstrucción con prótesis en cuanto a dolor y molestias. Las pacientes que se someten a esta técnica del Colgajo tienen que estar 5 o 6 días en el Hospital, pero es una reconstrucción para toda la vida. Y ese tejido, al estar vascularizado, si la paciente engorda va a engordar también y si adelgaza, lo mismo. Las prótesis al final hay que cambiarlas porque no duran para siempre, se deterioran y pueden dar problemas.”

“El Hospital Gregorio Marañón es un gran Hospital con muchos pacientes oncológicos y de trasplantes, donde nuestra mayor actividad asistencial es la reconstrucción de mamas y reconstrucción microquirúrgica de traumatología también por grandes tumores en extremidades. Colaboramos con diferentes especialidades formando parte de equipos multidisciplinares. Utilizamos siempre y disponemos de las mejores y más novedosas técnicas para ofrecer a los pacientes. Por eso, la Técnica del Colgajo, que es como la Cima del Everest en reconstrucción mamaria, la dominamos y somos expertos desde hace años.”

Lo que hace especial al Dr. Arenas y lo que representa una verdadera novedad es su capacidad de llevar a cabo mastopexias y reconstrucciones sin necesidad de colocación de prótesis.

La dermatología y la cirugía plástica van de la mano. Esta asociación de ambas especialidades es un plus de calidad. Ambas consiguen un manejo multidisciplinar del paciente para llevar a cabo un enfoque integral de 360 grados. Solo la Dra. Natividad Cano podía conseguir juntar un equipo disciplinar donde ambos se aportan mutuamente para conseguir los mejores resultados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer