Apostar por la belleza en San Valentín

Queda muy poquito para que llegue la semana más romántica del año y, estemos enamorados o no, es una fecha que no pasa desapercibida. El 14 de febrero siempre es un día muy especial para celebrar con tu pareja y, si no la tienes, para hacer algo diferente con tus mejores amigos.

Hacer un regalo a alguien, es una de las sensaciones más bonitas que existen, regalar permite transmitir un mensaje a la otra persona sin necesidad de usar palabras. Es un acto de generosidad que aporta muchos beneficios mentales, tanto a quien lo da, como a quien lo recibe.

Y si hacemos un regalo personal, los beneficios son mucho mayores ya que el acto de intercambiar cosas hace que se activen en el cerebro ciertas áreas de bienestar.

Cada regalo esconde un mensaje indirecto de parte de quien lo hace hacia quien lo recibe. Son detalles originales, que van fortalecer los lazos de interacción humana entre las personas que se regalan; permaneciendo en el recuerdo de quien o quienes lo reciben y además, aportando un valor de exclusividad porque es un obsequio único.

La psicología apunta que detrás del acto de regalar como mero hecho detallista, se esconde un sentimiento de empatía y sentir lo que la otra persona está experimentando.

Las psicólogas Carol Mayet y Karen Pine (Universidad de Hertfordshire, Reino Unido) explicaban que «El acto de hacer un regalo es un intercambio social y comunicativo inherente a todas las sociedades humanas; que permite transmitir un mensaje a la otra persona sin necesidad de palabras».

En cierto modo, se pretende plasmar de forma inconsciente una parte de ti mismo en el objeto escogido o creado. Además, biológicamente, se activan ciertas áreas de bienestar en nuestro cerebro en el acto de intercambiar y los beneficios cerebrales son mayores, cuando damos que cuando recibimos. Una de las connotaciones más importantes cuando regalamos es el agradecimiento. La ciencia ha demostrado que, al dar un regalo a la persona apreciada, se activa el hemisferio cerebral derecho. Esta área del cerebro está asociada con la generosidad, creando así un estado de bienestar en quien da el regalo.

Por su parte, la felicidad que se aprecia en quienes lo reciben, satisface, a su vez, a quien lo proporciona; y por eso, se repite el acto de dar.

Y como a mí me encanta regalar, disfruto y soy feliz regalando belleza a la gente que quiero, voy a hablaros de dos productos que me han encantado y que vienen en pack para regalar a quien más quieres. Regalar experiencias y rituales de cuidado es lo que más me gusta en esta fecha tan importante, creo que es único regalar belleza para nuestra piel.

La firma Tres Soles ha preparado un fabuloso Pack antioxidante compuesto por dos productos: el exfoliante facial karité & bambú y el serum facial jojoba & geranio, elaborados con los mejores aceites y mantecas vegetales ecológicos de primera presión en frío y con aceites esenciales bio 100% puros.

Es un verdadero regalo para la piel comenzar el año cuidándola con ingredientes puros, naturales y llenos de principios activos.

El exfoliante facial karité y bambú es un bálsamo muy agradable y fácil de aplicar que se activa con agua y aporta hidratación, luminosidad y oxigena la piel. Entre sus ingredientes está la manteca de karité pura ecológica con un gran poder de hidratación, nutrición y protección, mejorando la elasticidad de la piel y protegiéndola del frío y el bambú en polvo con una granulometría específica para el rostro. Es rico en silicio ayudando a la piel en la producción de colágeno y mejorando su aspecto.

El serum facial jojoba y geranio es una sinergia maravillosa de aceites vegetales ecológicos de primera presión en frío, un concentrado de vitaminas y ácidos grasos esenciales que aporta hidratación, nutrición y luminosidad. Entre sus ingredientes, cabe destacar, el aceite de rosa mosqueta virgen ecológica y el aceite de semillas de frambuesa, ricos en vitamina C, un potente antioxidante que protege la piel frente a los radicales libres, además de hidratar y regenerar. Viene enriquecido con coenzima Q10 que tonifica y restaura la barrera protectora de la piel.

Me encanta este pack antioxidante porque está compuesto por dos productos puros que no llevan agua en su composición, y por tanto, no llevan conservantes. Dos productos llenos de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales. Una combinación perfecta para hidratar, restaurar, nutrir y proteger la piel.

Además, es cosmética totalmente sostenible ya que en Tres soles no emplean plástico en sus envases. Utilizan vidrio y aluminio. Este último es un material infinitamente reciclable y reutilizable.

Para los que no conocéis esta marca, Tres soles Natural Beauty and Health es una marca de cosmética orgánica dirigida a mujeres con piel madura y que valoran la calidad y la sostenibilidad, por eso fabrica en pequeños lotes para que los productos mantengan toda su frescura y sus propiedades. Dispone de una amplia gama de productos para el cuidado de la piel y el cabello.

Es una marca de cosmética orgánica que nació hace cuatro años de la mano de Natita Fernández, madre de tres hijos y educadora infantil Waldorf de profesión, pero realmente cuando decide dar el paso de manera profesional es 2020. Es una apasionada de la cosmética natural y de los aceites esenciales, decide formarse en este campo y crear fórmulas cosméticas para mujeres que, como ella, creen que otra belleza es posible.

Su filosofía es cuidar de la piel y el cabello de todas aquellas mujeres que anteponen la calidad a la cantidad, que tienen claro lo que buscan y lo que necesitan, que aman la naturaleza y sobre todo que se aman a ellas mismas. Tres Soles es una cosmética auténtica, que funciona y que aúna bienestar y calidad.

Por eso, un año más, apuesto por regalar belleza sostenible y respetuosa para un día tan bonito como San Valentín.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer