Belleza con aires neoyorkinos

Hoy me gustaría hacer un homenaje a mi tierra, Valencia, porque siempre me ofrece cosas muy especiales y sensaciones muy bonitas. Ya no solo es el hecho de llegar y sentirte en casa, es que a nivel belleza y cuidados de la piel estoy descubriendo sitios maravillosos y me llena de orgullo.

No sé por qué, pero Nueva York está llamando a mi puerta últimamente y los aires del Soho y de Manhattan me llegan con fuerza, y ahora lo vais a entender.

Uno de los sitios donde mejor cuidan de mi rubio y de mi melena en Valencia es LeBlonde10. Lo describiría como un salón boutique inspirado en el estilo industrial, pero con toques vintage que me recuerdan mucho al Soho de New York. Es un lugar muy especial que se ajusta al sueño de su dueña, María Valera, que ha conseguido que ir a la peluquería se convierta en un momento especial, inspirador y muy agradable. Ella me cuenta como empezó todo:

“Llevaba 17 años trabajando en peluquería, me separé de mi socia y decidí montar LeBlonde10. Y es tal y como yo lo había soñado. Quería que fuese un salón boutique donde poder trabajar como yo quería y hacer lo que realmente me gustaba, con un trato personalizado, que la clienta se sienta a gusto, cómoda, tranquila y en un ambiente relajado. Llevo muchos años siendo peluquera y me apetecía disfrutar realmente de mi trabajo, hablar con mi cliente, qué me cuente lo que necesita, lo que le gusta para poder hacer un diagnóstico personalizado y poder trabajar en un ambiente súper agradable, en el que el cliente pueda comer algo si le apetece, o una bebida… que se sientan como en casa.”

María ha decorado personalmente cada rincón de LeBlonde10 haciendo del salón un lugar muy acogedor con aires neoyorkinos.

“LeBlonde10 tiene una decoración muy especial, es muy yo. La estructura del salón es bastante moderna y cada estancia tiene un estilo. Está la sala de espera, la parte de corte y secado, la zona de color y agua y luego está la terraza que tiene un olivo, sillones, mesas… Tengo muebles antiguos de familia y cosas de decoración muy originales como un cuadro con unas manos de maniquí que sobresalen. Luego es un salón sostenible en el que intentamos cuidar del medioambiente reciclando las cosas, todos los muebles son reciclados o de segunda mano, o restaurados. Es muy diferente a una peluquería convencional.”

“Tengo también una cómoda muy antigua con servicio de café, mi madre y yo hacemos personalmente los bizcochos, cada día hay una cosa diferente de picar que puede ser dulce o salado. Y también, dependiendo de quién va a venir me gusta prepararle algo que le guste: una botellita de vino con algo salado, tortilla de patata… Me encanta. El salón tiene un ambiente muy íntimo y también organizamos eventos como “tardes de amigas” en los que preparamos un catering a puerta cerrada para hacer un servicio completo a todas las amigas. También hay un beauty bar que es un corner con maquillaje.”

“Inauguré el salón el 31 de enero y en un mes y poco nos cerraron por la pandemia. Pero afortunadamente nos ha ido bien, las clientas nos han ayudado mucho, hemos organizado algunos eventos, hemos atendido a domicilio… Lo que hiciera falta para no dejar nunca al cliente sin servicio.”

María es de las mejores profesionales que he conocido que saben jugar y trabajar con los rubios.

“Nos encantan los rubios, para mí es el color más infinito que hay. Trabajamos diferentes técnicas. Ahora trabajamos mucho con la técnica de Mounir, un estilista libanés que me fascina y me deslumbra, trabaja de una manera clásica y tradicional, pero con las técnicas actualizadas. Me encantan los degradados solares, los rubios nórdicos… Luego me encanta trabajar las ondas, las mías son más como con aire de los 50s, más ondas al agua. Pero nos encantan todas las ondas. Vuelven las melenas midi muy rectas, con las puntas muy cuadradas y los escalonados apenas se perciben. Y las melenas XL que son un clásico. La verdad es que no soy una peluquera de cortar, si la melena está bonita cuidamos el largo. Y en cuanto al color lo más demandado son los colores naturales, también tocamos los colores fantasía pero no se demandan tanto. Vienen colores arena, miel, avellana… Siempre buscando luces naturales. Dependiendo de lo que quiera el cliente, el tipo de cabello y lo que queramos conseguir elegimos el tipo de coloración que necesita. Y trabajamos mucho el acabado con matiz para un color unificado, con más luz, más hidratación y más brillo, es un acabado más completo.”

“Después del verano hay que ver cómo está el cabello que siempre viene con falta de hidratación, nutrición y reparación. Trabajamos con la línea Davines que nos encanta. Los cabellos decolorados y tratados químicamente necesitan más nutrición y utilizamos Nourisim. Y en caso de cabellos que están más deshidratados y encrespados utilizamos el ácido hialurónico que le aporta mucha agua.”

“Empieza también la temporada de caída del cabello y problemas con el cuero cabelludo. Normalmente nos preocupa cuidar y embellecer el pelo pero nos olvidamos del cuero cabelludo y lo importante que es exfoliarlo de vez en cuando y hacer una higiene profunda, porque forma parte de nuestra piel y hay que hidratarlo. Tenemos varios tratamientos, uno con jabón en pasta que lleva sal rosa y es de Davines, otro es el Renewing, también de Davines, que es un regenerador y el último sería el detox que está indicado para problemas más externos y es una arcilla negra que exfolia y elimina residuos de cloro, salitre y otros productos.”

LeBlonde10 esta en la calle Duque de Calabria 10.

Y los aires neoyorkinos me siguen llegando en el cuidado de las manos que me ofrece La Boutique de la Belleza con Manhattan Nails by Shuu. Una línea de manicura con colores muy tendencia que no estropean la uñas, como cuenta María Endrino, encargada del Salón:

“Es un salón a nivel técnico para las profesionales que vienen a hacer formación y que después tienen el asesoramiento técnico y además damos servicio al cliente de la calle. Está decorado con estilo francés. Mi jefe, Miguel García, decidió sacar una línea propia de semipermanente y la hemos llamado Manhattan. Nuestro punto fuerte es que antes de que salgan las colecciones de otras firmas, nosotros ya sabemos los colores que se van a llevar en la siguiente pasarela y sacamos las mismas tonalidades a razón de lo que va a salir en los desfiles. Lo más especial de esta línea es la pigmentación que tienen los esmaltes que son muy cubrientes, con muy buena retirada para la profesional que hace la manicura y la duración es entre 15 y 20 días. Los colores de esta temporada son los amarillos, marrones, verdes y los colores teja. La manicura que más nos solicitan es la combinación de colores, tres uñas de un color y las otras dos, dentro de la misma gama pero con una variación de color para darle un toque de luz a la mano. Realizamos una muy buena manicura, trabajamos con torno y la manicura rusa que trabaja muy bien las cutículas y el acabado de la uña. Lo primero que enseñamos a nuestras profesionales es a utilizar bien el torno para retirar el semipermanente y no dañar la uña. Para una buena manicura primero retiramos bien la cutícula y después pasamos a cuidar la uña de una forma natural con un taco eléctrico que llega a rinconcitos donde la lima no puede llegar porque haces daño a la cutícula de la clienta. Después se aplica el producto en 4 pasos: El desengrasante, la base, el color y el brillo. Para quitar el esmalte, Manhattan ha creado un producto que además de ser removedor con acetona, tiene otros principios activos que remueven más rápido el semipermanente y envuelto con el papel de plata y con el algodón, ayuda a que se retire prácticamente sin necesidad de limar ni de rascar con espátula para no dañar la uña. Cuando aplicas Manhattan te das cuenta de que es más denso que el esmalte de otras firmas porque es un híbrido que sirve para todo tipo de uñas.”

La Boutique de la Belleza está en la Calle San Vicente Mártir 162

La belleza nos define por excelencia, nos apasiona, sus matices son infinitos, se puede jugar con ellos estratégicamente para aporta luz al rostro, al cabello o a las manos y realzar así la belleza natural. Y si viene con aires neoyorkinos es todo más ensoñador.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer