Vigila tu piel en verano

Durante los meses de verano pasamos muchas más horas de lo normal expuestos al sol. La mayoría de nosotros tenemos clara la importancia de aplicarnos protector solar cuando vamos a la playa para proteger nuestra piel, pero esta se ve afectada por los efectos del sol siempre que estamos expuestos a sus rayos, aunque no estemos en la playa.

Si queremos cuidar nuestra piel durante estos meses, debemos prestarle especial atención y seguir ciertas precauciones. Y sobre todo vigilarla para detectar posibles lesiones que no hemos podido ver durante los meses de frío.

Los síntomas de algunas de las enfermedades dermatológicas más comunes pueden agravarse o, por el contrario, mejorar durante el verano gracias al sol, al agua del mar y a un menor nivel de estrés durante esta época del año.

Pero el sol no siempre es un aliado y algunos pacientes deben evitarlo. Además, el calor y el sudor que provoca puede impactar negativamente en algunas enfermedades, empeorando los síntomas y provocando brotes.

Por eso he querido hablar con el Dr. Moises Amselem, uno de los Dermatólogos más prestigiosos de nuestro país. Él nos explica cómo vigilar nuestra piel y dónde debemos poner especial atención.

En primer lugar, el Dr. Amselem nos habla de cómo examinar nuestra piel para detectar lesiones cutáneas “sospechosas”:

“El primer elemento a tener en cuenta para examinar correctamente tu piel es la luz. Necesitas luz directa, así como dos espejos, uno fijo y uno de mano, que te permitirán ver con mayor detalle cada una de las zonas de tu cuerpo.

  1. Examina la cara usando uno de los dos espejos.
  2. Examina el cuero cabelludo. Para ello es útil emplear el secador de pelo con la ayuda de alguna persona.
  3. Examina las manos y los pies, incluyendo las palmas, plantas, uñas y espacios interdigitales.
  4. Observa bien el mentón, el cuello y el torso, y en el caso de las mujeres, no olvidar la piel de la zona submamaria.
  5. Utiliza ambos espejos para observar la parte posterior del cuello, los hombros, la espalda, las nalgas y la parte posterior de ambas piernas.
  6. Utiliza el espejo de mano para examinar los órganos genitales.”

Ahora qué estamos en verano y la piel queda más expuesta al sol podemos encontrar en nuestra piel diferentes tipos de manchas.

“Como su nombre indica, son las manchas causadas por la sobreexposición solar tanto en duración como en intensidad. Estas manchas se conocen también como “lentigos solares” y se suelen manifestar más comúnmente en la zona del rostro, del cuello o de las manos, que son las que más expuestas están al sol. Suelen tener una forma redonda y plana de diferentes tamaños y afectan por igual a mujeres, a hombres y a todos los tipos de piel.”

“Hay zonas que no observamos todos los días, sino que necesitamos la ayuda de alguien o de un espejo como, por ejemplo, la zona genital, entre las nalgas, en las plantas de los pies y entre los dedos. Esas zonas suelen pasar desapercibidas en nuestro día a día, lo que puede hacer que detectemos tarde si una mancha evoluciona, cambia de tamaño, de textura o color. Por ello, es fundamental hacerse un chequeo completo de vez en cuando.”

Como afirma el Doctor Amselem, la zona genital es una de las partes quizás más olvidadas a la hora de mirar si tenemos alguna lesión, pero también es muy importante observarla.

“Sí, por supuesto, es importante observarla, ya que es común que se presenten en regiones genitales como el monte de Venus, los labios mayores y la región perianal en mujeres y, cerca del pene o en el escroto en los hombres.”

Uno de los problemas más típicos del verano son los hongos y hay que conocer dónde nos pueden salir y cómo los identificamos.

“Si, en verano suele ser un problema típico, ya que existen algunos hongos que viven en las superficies húmedas, como los suelos de las piscinas, lo que hace que sea muy fácil contagiarse. Además, los climas muy húmedos y la sudoración excesiva hacen que se vuelvan dañinos y provoquen infecciones.

Los hongos nos pueden aparecer en la piel como manchas circulares u ovaladas, escamosas, que habitualmente presentan picor y, en ocasiones, supuración. En el cuero cabelludo, pueden aparecer zonas escamosas y enrojecidas, a veces de color negruzco. También se puede caer el pelo y aparecer calvas en varios puntos. Si tenemos hongos en las uñas podemos notarlas engrosadas, blanquecinas o amarillentas, y quebradizas. Y también, podemos encontrar hongos en la zona genital, que nos puede provocar inflamación, enrojecimiento, picor intenso o sensación de quemazón.”

El cuero cabelludo también sufre más en verano con la sal, la exposición solar y el cloro. Podemos sufrir más caída y descamación, por eso hay que seguir unos cuidados especiales en esta época del año.

“Lo más importante es evitar tener el cabello mojado durante mucho tiempo, no usar gorros, ni sombreros que eviten que el pelo se seque. También es importante cuidar la higiene y mantenerlo limpio evitando el contacto con animales que estén infectados y procurar no utilizar cepillos, almohadas, sombreros, gorras, toallas de otras personas.”

Las aguas termales son beneficiosas para todos los tipos de piel y en cualquier época del año, además de ofrecer unas posibilidades de turismo muy diferentes.

“Si, el agua termal tiene efectos muy positivos en el cuidado de la piel, sobre todo, si tienes la piel sensible. Y si, son recomendables los balnearios en verano, ya que usar agua termal puede ser la solución para muchos problemas dermatológicos. Por ejemplo, puede aliviar las quemaduras causadas por el sol calmando la sensación de quemazón, y ayudando a la piel a regenerarse.”

La tecnología no deja de avanzar y de ayudarnos en el cuidado de la piel. Si hablamos de aparatología, el método Wish Pro Plus es el tratamiento estrella para cuidar y preparar la piel antes de irnos de vacaciones.

“En Amselem Médicos estéticos, disponemos de un exclusivo dispositivo, Wish Pro Plus, que combina magnetoterapia con Luz LED al que se añaden unos principios activos a base de estimuladores del ácido hialurónico y colágeno propios, lo cual tendrá un efecto preparador de la piel, a la vez que regenerador, protector y preventivo frente a la acción nociva de la radiación ultravioleta, más intensas durante la época estival.”

“Siempre es bueno tratar la piel durante todo el año, ya sea con cosméticos y/o tratamientos, pero más aun antes y después del verano, ya que nuestra piel está expuesta a los rayos solares durante un tiempo prolongado, el factor que más envejece nuestra piel.”

Wishpro cuenta con hasta cuatro cabezales diferentes que se adaptan al tipo de piel que se trate y los resultados que se desean obtener, los cabezales se pueden utilizar solos o combinados con cápsulas que proporcionan un plus de principios activos al tratamiento. Se ha convertido en una solución muy eficaz para llevar a cabo el rejuvenecimiento de la piel, tensado, tratar el acné y otros muchos problemas cutáneos.

Gracias Dr. Amselem por cuidar de nuestra piel y darnos a conocer todos los cuidados que debemos tener en cuenta durante las vacaciones.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer