Boca cuidada, sonrisa perfecta

Qué importante es tener una sonrisa bonita y no solo porque una preciosa sonrisa ilumina el rostro, también porque cuidar la higiene bucodental es beneficioso ante posibles contagios por coronavirus.

Desde el comienzo de la pandemia no hemos parado de escuchar la importancia de mantener una buena higiene frente a la COVID-19, y no solo con el lavado de manos, también hay que hablar de la importancia de una adecuada higiene bucal, porque es clave para cuidar la salud general y para evitar el desarrollo de algunas enfermedades o patologías del resto de nuestro organismo.

Puesto que la boca es una vía de entrada y salida de cualquier virus a nuestro cuerpo, es imprescindible no olvidarnos de ella en nuestra higiene diaria.

La mascarilla sigue de momento en nuestras vidas y su uso puede afectar en varios sentidos a nuestra boca:

  • Mal aliento
  • Respiramos más por la boca que por la nariz y damos lugar a sequedad en la boca. Esto deriva en menos protección frente a bacterias.
  • Bebemos menos agua y nuestra boca está menos limpia, provocando posiblemente mal aliento y problemas dentales a medio-largo plazo.

Así que mientras la mascarilla siga con nosotros debemos beber mucha agua y evitar bebidas azucaradas. Lavarnos bien los dientes después de cada comida y por supuesto, no olvidarnos de visitar a nuestro dentista, y si no tenéis un dentista de cabecera, os recomiendo que acudáis a la Clínica Cires Dental. Son muy cercanos con el paciente, algo muy importante para todos aquellos a los que les da miedo ir al dentista y te explican todos los planes de tratamientos dentales que necesitas, los tiempos y el resultado final para que vuelvas a tener una correcta salud dental. Además de entregarte las garantías del tratamiento.

En la primera visita te hacen una radiografía de la boca, emiten un diagnóstico, te explican a qué procesos debes someterte y te hacen un plan de tratamiento, totalmente gratuito.

En sus dos centros odontológicos en Madrid, en Getafe y en Alcorcón, disponen de un cuadro de profesionales con amplia formación que cubre todas las posibles necesidades, desde la cirugía a la ortodoncia, pasando por la estética, la endodoncia… Precisamente Cires Dental abrió sus puertas en Getafe en marzo de 2020, justamente en el momento en que comenzaba uno de los episodios más complicados en nuestro país y el resto del mundo debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID19. Pasados ya un año y tres meses, seguimos sufriendo las consecuencias de la pandemia y nuestra salud bucal también.

Por eso utilizan las tecnologías más punteras en cuanto a radiografías (ortopantomografía, teleradiografía lateral y periapical), ortodoncia invisible, implantes e injertos óseos. Y lo mismo ocurre con las prótesis que se utilizan, de gran calidad, avaladas por los laboratorios dentales más exigentes, y siempre con garantía, para que la tranquilidad del paciente sea total.

Me gusta mucho su filosofía de trabajo y me da confianza porque trabajan con el modelo de ofrecer un tratamiento accesible, sin que se vea alterada la calidad. Son conscientes de que no es un negocio enfocado solo a obtener unos beneficios puramente económicos, sino pensando en la salud de la personas, porque lo que quieren es que el paciente pueda arreglarse la boca en las mejores condiciones posibles. Por eso, aparte de explicarles muy bien los planes de tratamientos para que tomen buenas decisiones, ponen a su disposición un buen equipo médico, al tiempo que les ofrecen la posibilidad de hacer pagos aplazados, incluso financiaciones sin intereses.

En definitiva, valoran más la salud del paciente que el volumen de negocio, y eso, hoy en día, es de agradecer.

Afortunadamente, cada vez hay más personas conscientes del cuidado de su boca. Debemos adquirir la costumbre de ir de forma periódica a revisiones cada seis meses o una vez al año para así evitar problemas mayores. Con un buen seguimiento se evitan contratiempos que pueden repercutir en el resto de la salud, ya que el sistema digestivo comienza en la boca, y si ésta no está en condiciones puede generar patologías que afecten al estómago, úlceras, reflujos…

Por ejemplo, si tengo una caries y la trato a tiempo, evito que esta acabe en una endodoncia; si tengo una endodoncia, evito que esa endodoncia termine en una extracción o un implante…

Y, por supuesto, con una boca bien saneada y cuidada, la sonrisa será perfecta.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer