Welcome to el mundo

“Bienvenidos al mundo”, son las palabras mágicas que todos estamos deseando escuchar, que por fin podamos volver a viajar con cierta tranquilidad y seguridad, que nuestro espíritu aventurero y nuestro corazón viajero vuelvan a recuperar nuestro afán de conocer lugares nuevos, culturas nuevas, gente nueva y diferentes maneras de vivir.

Creo que empezamos a ver algo de luz y ahora más que nunca la vida nos ha enseñado que hay que cuidar nuestro entorno, que la vida es una y hay que vivirla a tope pero con conciencia. Y hay dos jóvenes emprendedores que a mí me han hecho aprender mucho con su manera de ver y entender. Ellos son Julio Barrios y Belén Delgado.

Son muy jóvenes, sí, pero tuvieron muy claro que querían luchar por su sueño y que tenían que trabajar por ello muy en serio. En 2017 lo dejaron todo y crearon su proyecto Welcome to el mundo, una forma diferente y distinta de entender la vida y de viajar.

JULIO: “Viajar es algo que ya hacíamos los dos, en ese sentido no supuso un cambio en nuestra vida, es verdad que se intensificó, pero era algo que ya teníamos.”

BELÉN: “La semillita de los viajes ya estaba plantada. Julio y yo nos conocimos en Bélgica en 2013, así que todo surgió en el extranjero.”

J: “Cuando volvimos yo me vine de Sevilla a Madrid para estar con Belén y empecé a trabajar en el mundo laboral en oficina, trabajo clásico y poco creativo. Y Belén igual. Digamos que empezamos a llevar una vida “normal”. Pero tras varios años en este mundo laboral, ambos, pero quizá yo un poco más, empezamos a notar un pesar grande en el corazón porque a mí me faltaba mucha creatividad en el trabajo y sentía que mi vida no iba en la dirección que yo quería. Un día empezamos a hablar que a los dos nos encanta viajar, Belén ya sabía un poquito de fotografía en aquella época, estábamos hartos de consumir contenido en RRSS sobre viajes que nos ponían los dientes largos y pensamos: “¿Por qué no hacemos nosotros algo así pero diferente?”

B: “Queríamos crear algo distinto, que fuese distintivo y ocupar un hueco que todavía no estuviese ocupado en esta vorágine de las RRSS. Cuando decidimos tomarnos este proyecto más en serio y dedicarnos a ello empezamos a aprender y a formarnos mucho en fotografía y audiovisuales y empezamos a hacer los grandes viajes distintivos. Julio dejó la empresa en la que trabajaba y se fue 3 meses solo a viajar por India, Nepal, Sri Lanka… y ahí empezamos a darle más caña a las cuentas de Instagram y Youtube de Welcome.”

Si hay algo que tenían claro desde el principio es que hay que viajar pero de forma consciente, respetuosa y responsable por el planeta, porque es el único que tenemos. En cada acción que realizamos hay que pensar en los recursos utilizados y el impacto medioambiental que supone.

J: “La idea de Welcome en principio no era un negocio, era crear contenido que inspirase a otros a viajar de la manera que nosotros lo hacemos, que es de mochilero, low cost, pero de manera responsable y apoyando a las comunidades locales. Se evitan cadenas hoteleras o cruceros. Vamos en transporte público, alojándonos con gente y familias de allí. Esta era la idea del principio y lo hicimos de dos formas, por un lado en Instagram creando contenido más inspiracional y bonito y por otro lado en Youtube, que eran guías de viaje que te explicaban exactamente cómo vivir la experiencia por tu cuenta, aterrizado al máximo nivel de dónde ir, qué visitar, qué comer o qué documentos necesitas para entrar en el país.”

B: “Así fue como creamos nuestra comunidad más fuerte porque también nos fuimos a Asia durante 7 meses, estuvimos recorriendo desde China hasta Indonesia, toda la zona del sudeste asiático y de la forma que nos gusta viajar, dejando la mínima huella ambiental de nuestro paso y ayudando a las comunidades locales y a la gente de allí que es lo más importante. Entonces pensamos en dar el siguiente paso para Welcome, porque si podíamos viajar así y organizar nuestros propios viajes, por qué no hacer lo mismo con nuestra comunidad y que se unan a los viajes que nosotros organizamos, que para ellos sea una experiencia que vivan de manera totalmente diferente, como si fuera un viaje con amigos, con la seguridad de viajar en compañía de dos personas que conocen el país, se conocen las rutas y una vez allí hacer retos y juegos para que sea lo más mochilero y distinto posible.”

Belén y Julio forman un tándem perfecto, no hay más que verles, ella es más miedosa, el más atrevido, ella planifica, él crea… pero los dos tienen esa mente abierta que les lleva a encontrar siempre el camino a pesar de todo.

J: “Belén es la que lleva la planificación y organización de los viajes y yo soy el que lleva la parte más creativa, los dos nos complementamos muy bien y somos un buen equipo. Vimos que había un gran sector de personas que nos seguían porque les gustaba nuestra forma de viajar pero les daba un poco de respeto y entonces pensamos que si viajábamos con ellos ya iban a coger confianza y sentirse más cómodos porque ya nos conocían de las RRSS y te sienten como un amigo. Fue todo un éxito la propuesta y llenamos todas las plazas para los primeros viajes a Indonesia.”

B: “Incluso hacíamos vídeo llamadas con la gente del grupo con el que íbamos a viajar para conocernos y ponernos cara. Venían parejas o personas solas, pero para nosotros lo más importante es que vinieran con la mente abierta porque al final estás en otro país, te tienes que adaptar a su cultura y habrá cosas que te gusten más y otras menos, porque no hay una cultura que sea la ideal ni una forma de vivir que sea la correcta, todas son distintas y si eres capaz de adaptarte y entender a las personas que tienes enfrente vas a disfrutar muchísimo más la experiencia y vas a conectar con las gentes de otra manera.”

J: “Por ejemplo con la comida, porque hay que comer en los mercadillos locales y hay gente que es un poco más escrupulosa.”

Pero entonces llegó la Covid-19 y el mundo se frenó, los viajes se tuvieron que posponer y tocó reinventarse para contar historias y transmitir emociones. Ahora su especialidad está en realizar Spots, social media content, eventos, conceptos creativos, guión y estrategias de comunicación eficientes y capturar la emoción y la esencia de paisajes, personas, espacios y productos para todas aquellas empresas, marcas y negocios que lo necesiten a través de su productora audiovisual.

B: “Iba todo fenomenal y todos los viajes estaban organizados hasta que llegó la Pandemia y nos frenó este proyecto de viajes Welcome, y posponerlo para 2021 ha sido imposible. Pero mientras llega el momento de recuperarlo nos hemos tenido que reinventar para seguir adelante ya que bajó el consumo tanto de viajes como de contenido en RRSS. Así que decidimos apostar por una tercera patita de Welcome que ya teníamos encaminada “Welcome Visual Studio”.

J: “Durante el viaje por Asia ya habíamos colaborado a nivel audiovisual con alojamientos de allí y con gente local apoyando a sus negocios creando contenido para Booking y para sus Redes. Les echábamos una mano para captar al público occidental fundamentalmente.”

B: “Evidentemente la manera que ellos tienen de promocionarse no es la misma que nosotros tenemos aquí. Y vimos que si podíamos potenciarles a ellos en Asia con vídeos, fotos y contenido creativo también podíamos hacerlo aquí en España. A raíz de ahí fue cuando empezamos a trabajar a nivel filmakers y fotografía para diferentes empresas españolas como productora de contenido audiovisual para marcas.”

Ahora, la producción audiovisual ocupa el 80% de su tiempo, pero mientras esperamos que los viajes vuelvan, su otro 20% sigue contándonos de manera especial que existen otras maneras de viajar.

J: “Nuestras RRSS si se caracterizan por algo es porque ponemos una cara muy auténtica de nosotros y también por el alto nivel audiovisual de las fotos y los vídeos. Nos tiramos mucho tiempo para hacer una foto hasta que encontramos la luz perfecta. Y vimos que a algunas personas les interesaban nuestras fotos para hacer láminas y empezamos a hacer algunas impresiones. Es algo que también ofrecemos en Welcome.”

B: “Tenemos un amor especial por Asia. Yo que no había pisado Asía en mi vida, fue amor a primera vista. El choque cultural es algo que enriquece de una manera especial a nivel religión, a nivel gastronomía, a nivel arquitectura…”

J: “Los paisajes son muy diferentes y las nubes y los atardeceres son diferentes. Siempre hemos tenido mucha suerte y ningún problema. Es una de las zonas más seguras para viajar, es muy económico, la comida está buenísima en la mayoría de los países y la gente es encantadora, se vuelcan con el turista occidental. Siempre hemos sido bienvenidos allí.”

J: “Una de las experiencias más bonitas que hemos tenido fue cuando nadamos en Filipinas con el tiburón ballena, que mide unos 8 metros. Es una historia increíble porque no queríamos hacer el turismo que ofrecen en muchos sitios de Asia con animales de forma comercial y con bastante explotación animal. En Filipinas había un sitio que te ofrecía nadar con este tiburón pero de forma masificada, con cientos de personas a la vez y nosotros huimos de eso, así que nos fuimos a la otra punta de Filipinas donde no va nadie, tardamos dos días de viaje y era un pueblo perdido en el que no éramos más de 5 turistas. Y allí pudimos nadar con el tiburón ballena en libertad y fue alucinante.”

Cuando dejas de planificar el camino, él solo se abre. Si hay algo que quieres hacer, que te apasiona y te esfuerzas en ello y lo trabajas, el camino se abre seguro. Hay que luchar por nuestros sueños.

Bienvenidos al mundo, Welcome to el mundo.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer