Avène, el don de calmar la piel

Agua Termal Avène celebra su 30º aniversario. 30 años dedicados a un único propósito: conseguir una vida en calma con una piel en calma.

No todos los productos cosméticos consiguen tener tan larga vida y tan maravillosa aceptación. Por eso merece la pena conocer la historia de Eau Thermale Avène y de un verdadero visionario que se dedicó a calmar todo tipo de pieles.

Todo comenzó en 1975 cuando Pierre Fabre descubrió las aguas termales de Avène. Fue entonces cuando ese hombre pionero y bondadoso se comprometió a compartir los beneficios calmantes de esta agua con la mayor cantidad de personas posible. En 1990 se renovaron los baños termales y se abrió la Estación Termal de Avène, creándose además la marca Eau Thermale Avène. La eficacia de este agua es declarada fuente de interés público por la Academia nacional de medicina en 1874.

El Agua Termal del manantial de Avène es conocida por todos por sus propiedades calmantes, antiirritantes y reparadoras, propiedades que desde entonces han sido demostradas por más de 150 estudios clínicos. Están indicadas principalmente para tratar eccema y dermatitis atópica, psoriasis y tratamiento post-canceroso (crean el proyecto proyecto Skin & Cancer). Ofrecer una mejor calidad de piel y de vida, también es hacer que los pacientes se familiaricen con la salud de la piel y el maquillaje médico. Pequeños gestos diarios beneficiosos, con efectos a largo plazo.

30 años llenos de ideas para el cuidado de la piel que se van gestando en los Laboratorios Dermatológicos Avène, donde se desarrollan productos cosméticos inspirados en los estándares farmacéuticos. La idea era sencilla: por un lado, asociar agua termal e investigación científica, y por el otro, llevar a cabo curas bajo control médico.

El objetivo es conseguir el bienestar de las personas y del medio ambiente, porque no se puede conseguir calmar las pieles sensibles sin tener en cuenta la preservación de la naturaleza. Desde 2010, Eau Thermale Avène promueve el proyecto Skin Protect Ocean Respect comprometido con la protección del ecosistema marino. Y se compromete también a redoblar sus esfuerzos para reducir su huella ecológica mediante la conservación del agua, fuente de toda vida.

En los Laboratorios no paran de innovar y esto significa explorar nuevos enfoques aprendiendo de la experiencia mundial para ofrecer texturas y envases cada vez más eficaces.

En 30 años, los Laboratorios dermatológicos Avène nunca se han cansado de analizar el Agua Termal de Avène para extraer de ella todo su poder. Esto ha permitido, revelar y desarrollar nuevos activos biotecnológicos postbióticos a partir de su microflora, como la I-modulia y [C+-Restore] TM. Consagración de más de 12 años de investigación multidisciplinaria, I-modelia es el 1º activo biotecnológico fruto de un importante descubrimiento: la firma biológica del Agua termal de Avène, la microflora llamada Aquaphilus dolomiae.

El deseo de innovar ha llevado también a la Unidad de producción de Avène a adquirir un proceso industrial de esterilización completa de fórmulas único en el mundo. Gracias a la cosmética estéril, las pieles sensibles y propensas al eczema atópico pueden beneficiarse de cuidados de alta calidad formulados sin conservantes, seleccionando los únicos ingredientes útiles para la piel, limitando los riesgos de sensibilización y respetando el microbioma cutáneo.

Han sido 30 años de aventura, de emprendimiento, de investigación, de innovación al servicio del cuidado de la piel y ahora, para celebrar su 30 cumpleaños, Eau Thermale Avène ha creado una edición limitada de su producto icónico, el spray de agua termal, que ofrece todas las propiedades calmantes, antiirritantes y suavizantes del Agua, preservada pura desde la fuente hasta la piel. Extraída directamente del Manantial, el Agua termal de Avène conserva intactas todas sus propiedades calmantes, desensibilizantes y suavizantes.

Cuando te aplicas esta bruma de agua termal, una sensación de suavidad te envuelve y te alivia. Es toda la delicadeza y la pureza del Agua termal de Avène, que te protege de forma duradera. Después de una intervención quirúrgica, si hay rojeces en el rostro, en caso de irritación cutánea, después de una quemadura solar, para el eritema del pañal del bebé, después de desmaquillarse, después de afeitarse, después de hacer deporte, después de depilarse, durante un viaje, para refrescarse… Son múltiples los beneficios que posee, por eso yo siempre la tengo a mano. Se ha hecho imprescindible en mi vida y en mi día a día.

Como también se me ha hecho imprescindible su “todo en uno” Hydrance Aqua Gel-crema. ¡Maravilloso! Es que vale para todo, como crema de día, como mascarilla de noche, como contorno de ojos… Cuando necesitas hidratación y notas la piel seca y tirante es el mejor producto para proporcionarte alivio y confort. Y es una crema muy fresquita que ahora que se acercan el buen tiempo y la primavera se agradece mucho.

No tengo ninguna duda de que Eau Thermale Avène seguirá superando sus límites, explorando, desarrollando nuevas fórmulas, inspirándose del savoir-faire del mundo entero. Y espero que lo hagan durante muchos, muchos años y que sigan dando calma a nuestra piel.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer