Cuidar la sexualidad tras pasar un cáncer de mama

El cáncer de mama es un alto impacto emocional para las mujeres. Tras pasar por una operación ya tienen que enfrentarse a un cambio físico en su cuerpo y durante el tratamiento las pacientes se encuentran con altibajos que van a afectar mucho a su estado anímico. Los cambios en la imagen influyen mucho en el ánimo de las pacientes y pueden repercutir incluso en su mejoría. Pero también influyen mucho en la manera de vivir y entender la sexualidad a partir de ese momento.

Hay dos puntos principales que frenan la sexualidad en las mujeres operadas de cáncer de mama, uno es el físico y otro el psicológico.

Entramos en la Semana del Cáncer de mama y son muchas las mujeres que lo han padecido o lo están padeciendo, por eso hoy he querido ser la ventana visible a la posibilidad real de cuidar la sexualidad de todas aquellas mujeres que han pasado o están pasando por esta enfermedad.

Y a pesar de ser una terapia todavía algo desconocida, existe y es un apoyo muy grande para enfrentarse a esta nueva etapa en la que el sexo se nos hace muy cuesta arriba por múltiples motivos.

He tenido el placer de charlar con la Dra. Gema García Gálvez, Ginecóloga y Responsable de la Unidad de suelo pélvico de Quirón Salud Madrid, en Pozuelo, y dentro de esta unidad está la consulta de Sexología médica, una iniciativa de la Dra. García Gálvez que está ayudando a tantísimas mujeres que hasta ahora no contaban con ningún tipo de asesoramiento a nivel sexual tras enfrentarse al cáncer de mama.

“Podemos decir que la paciente, a nivel autoconcepto y autoimagen, se deteriora. De alguna manera tu intimidad, tu desnudez cambia y a la mujer le baja la autoestima y el erotismo. A nivel más psicológico es curioso el cambio de disposición mental que hay hacia una actitud que denominamos erotofóbica. Es como que la enfermedad en nuestra cabecita es sinónimo de “me muero”, en vez de pensar “estoy pasando por un estado de salud crítico pero voy a curarme”. Siempre tenemos tendencia al pensamiento negativo. La disposición mental condiciona nuestras emociones y nuestra conducta, con lo cual me bloqueo y ya no tengo una actitud erótica de acercamiento aunque solo sea al abrazo, a la caricia… Es curioso como muchas mujeres anulan hasta lo que es la intimidad amable, no digamos ya el coito y las relaciones sexuales. Pero hay que pensar que podemos tener nuestro momento de mimos, de caricias y juegos no genitales. A veces, la pareja que nos acompaña nos siente un poco “acorazada”  y también se bloquea porque no sabe cómo acercarse. Hablamos también de la comunicación, de hablar como me siento…”, me cuenta la Doctora.

“Lo que noto cuando la mujer está en pleno tratamiento, en pleno momento difícil con la quimio, es que hay dos grupos de mujeres. Está el grupo de mujeres que mantienen una sexualidad relativamente positiva y encuentro la respuesta en como ellas están educadas en este tema ya de antes, como han vivido su sexualidad anteriormente, si lo han hecho como más open mind, más positiva, más lúdica… Entonces dicen – vale, estoy pasando un momento difícil pero necesito seguir alimentando la erótica-. Y luego está el grupo que se bloquea más, con  creencias así limitantes de salud donde sexo es igual a “objetivo reproductivo” que condicionan mucho por el pensamiento de realización como madre. -Como ahora estoy enferma y el objetivo reproductivo no es el foco pues la sexualidad para qué. Ahora me voy a cuidar como me dicen con medicamentos, hábitos de ejercicio, de alimentación-  y el placer se subestima. Aquí el mensaje potente que hay que mandar es que las relaciones sexuales son fuente de salud y de bienestar. Si tú te dedicas un ratito de intimidad, de placer, de caricias, aunque solo sea contigo, vamos a despertar a la piel que es el órgano sexual más erótico, más que el genital, y no tiene que ser un placer finalista, no buscamos necesariamente un orgasmo, sino despertar nuestra erótica. Eso es bienestar, eso al cuerpo a nivel mental le hace liberar endorfinas, inmunológicamente estás cambiando tu equilibrio interno”, afirma la Dra. García Gálvez.

Es una situación en la que la mujer debe reaprender, ser flexible y buscar qué sexualidad le ayuda ahora. A lo mejor no es la que tenía antes y lo tiene que hablar con su pareja y poner encima de la mesa el asunto y recuperar esa interacción empezando por momentos amables, encuentros de comunicación, turnos de caricias, volverse a gustar… La mujer necesita volver a quererse porque de repente se encuentra hundida y triste.

“Una de las cosas que intentamos como primera medida de asesoramiento en la paciente oncológica es el cambio de actitud, es decir pasar de una actitud erotofóbica a una erotofílica. Detectar qué miedos tienen y reconvertirlos en positivo. Igual que recomendamos una vida sana de deporte y alimentación hay que agendar sí o sí tu momento de placer, contigo o en pareja, y esto tiene que ser obligado, forma parte del tratamiento. Es poner también un poco de humor porque siempre tendemos a ponernos muy dramáticos. Hay tres mensajes que les mando mucho y son lo que llamamos los “DES”: desgenitaliza tu sexualidad, descoitocentra tu sexualidad, desfinaliza tu sexualidad (no busques sí o sí un orgasmo). Disfruta, siente, open mind en tus percepciones corporales. En cuanto el cerebro va detectando placer y sensaciones positivas va a despertar nuestra erótica. Vamos a tener más ganas y vamos a empezar a lubricar. Nuestra conducta va a empezar a cambiar al recordar estas sensaciones, es terapia de cambio de pensamiento a nivel cognitivo.”

“Es cierto que hay mujeres que han recibido una radioterapia por ejemplo, por un cáncer de ovario o de útero, o están recibiendo tratamiento antiestrogénico por un cáncer de mama y por mucho que intenten cambiar de actitud tienen una genitalidad deteriorada y notan molestias, escozores… Ahí es donde entra la sexología médica, a la que yo me dedico, y como te conozco y soy ginecóloga, te puedo ayudar. ¿Qué líneas de tratamiento tenemos? Aparte de los hidratantes con ácido hialurónico, con centella… que tienen su valor regenerativo a nivel íntimo, hay terapias alternativas respaldadas por estudios, por ejemplo el láser y la inyección de ácido hialurónico (hidratación y formación de colágeno) que están teniendo muy buenos resultados porque tienen un potente poder regenerativo en la mucosa genital. Por ejemplo, el ácido hialurónico deja como acolchada la zona del “vestíbulo”, almohadillada, como muy mullid,  de manera que el tocamiento digital o la fricción del pene ya va a ser distinta. Es un tratamiento muy sencillo que se puede hacer en consulta con un poco de anestésico en crema y ya salva ese punto de roce de entrada que es lo que muchas veces limita. Hay que acudir a especialistas que conozcan estas terapias, que suelen estar en manos de ginecólogos.”

Hasta ahora estas terapias no se conocían demasiado y por eso quiero darles visibilidad, porque hay muchas mujeres jóvenes de 40- 50 años que llegan con vaginas totalmente acortadas, retraídas o secas porque han dejado pasar 3, 4 o 5 años del proceso de cáncer y ahora es más difícil poder ayudarlas.

“A nivel de Unidades de oncología debería estar ya incluido en los tratamientos. Es verdad que los médicos estamos más en curar, pero no estamos tanto en las secuelas y en una visión más integral. La paciente no es un cáncer de mama ya curado y resuelto, es una mujer con su vida íntima y personal que necesita un acompañamiento después. Vamos avanzando pero todavía nos queda mucho esfuerzo.”

Por eso es tan importante para mí que tenga visibilidad a nivel social. Es dar un paso adelante en femenino y divulgar este tipo de terapias que nadie te cuenta y que al final intentamos solucionar solitas y cada una en su casa con su pareja por desconocimiento de esta Sexología médica que tanto nos puede ayudar.

Os animo a todas las mujeres que hayáis pasado o estéis en el proceso de un cáncer ginecológico a que cuidéis vuestra vida sexual con la ayuda de profesionales como la Doctora Gema García Gálvez. Porque el sexo es salud y vivir la sexualidad de nuevo superando nuestros miedos y limitaciones va a ayudar muy positivamente en la recuperación. Gracias Doctora por cuidarnos tanto y tan bien!!

Os dejo su Instagram donde seguir todos sus pasos.

Instagram @dragarciagalvez

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer