Estilizar la figura con Zionic y Gema Cabañero

Siempre es un placer volver de vacaciones y ponerte en manos de Gema Cabañero.

Ya sabéis todos los que me seguís y me conocéis que es uno de mis lugares favoritos para cuidar y complacer a mi cuerpo.

Visitar su Clínica Antiaging me encanta por múltiples razones, primero porque siempre encuentro las mejores tecnologías de vanguardia, con tratamientos y aparatologías revolucionarias para obtener resultados inigualables. ¡Me encanta ser de las primeras en probarlo todo! Y segundo porque se encuentra en el emblemático Barrio de Salamanca, una de las zonas de Madrid con más encanto y más bonitas para pasear y para disfrutar entre tiendas y restauración.

Gema Cabañero cuenta con los mejores espacios y aparatología para tratar todas las problemáticas estéticas de manera eficaz y no invasiva y en esta última visita, esta semana, tuve el placer de probar el Zionic, un nuevo tratamiento corporal especializado.

ZIONIC es el primer equipo que combina en un mismo cabezal un sistema de masaje activo rotacional profundo (MARP) junto a una radiofrecuencia resistiva (RF). El objetivo principal de este masaje es actuar sobre el tejido conjuntivo para conseguir una activación profunda del metabolismo, dando lugar a un efecto bio-estimulante que activa los procesos de recuperación de los tejidos. Estos procesos de regeneración y recuperación en la zona combaten alteraciones como celulitis, flacidez o aumento de volumen. Este tratamiento genera un doble efecto térmico y mecánico que desencadena tres acciones sobre el tejido muscular, vascular y dérmico, asegurando la máxima efectividad en todos sus resultados”, me contaba la propia Gema.

Pues no lo dudé ni un segundo, conociendo las maravillas de los tratamientos de Gema Cabañero, no tuve ninguna duda sobre sus recomendaciones y la veracidad de sus resultados, así que ese mismo día empecé de lleno mi nuevo tratamiento Zionic.

Al contrario de otros tratamientos corporales, Zionic es muy placentero y cómodo, ya que se trata principalmente de un masaje con un triple cabezal, también conocido como “la medusa reductora”, que va rotando sobre tu piel y actuando sobre los tejidos, sin molestia alguna. Y se agradece porque es verdad que hay otros tratamientos con los que no consigues relajarte porque molestan o generan excesivo calor o presión.

En mi caso, el tratamiento me lo realicé en abdomen y piernas, para ayudar a mantener la figura estilizada.

“ZIONIC es efectivo en todas las zonas problemáticas del cuerpo y sus diferentes acciones permiten profundizar en cada una para obtener mejores resultados. Entre sus zonas de aplicación principales está el abdomen, los flancos, los muslos y glúteos, los brazos y la espalda”, me cuenta Gema.

“A nivel de silueta, la radiofrecuencia resistiva junto al MARP compactan el tejido adiposo, potencian la eliminación linfática de líquidos y grasas, mejoran el tono muscular gracias a la aportación de nutrientes y oxígeno al tejido, y además, actúan de forma efectiva en la reducción de la celulitis y la piel de naranja”

“En la zona del abdomen, el zionic se enfoca en el contorno de la silueta, reduciendo el tallaje y la circunferencia de la cintura, atenuando el relieve de la celulitis y reafirmando el tejido dérmico y muscular. En las piernas, además de sus efectos reductores y tonificantes, el masaje activo sirve para mejorar el flujo arterial, activar el retorno venoso y ayudar al sistema linfático.”

Como todos los tratamientos, la clave también está en cuidar tu alimentación y mantenerte activa, de esta manera nuestro cuerpo cuenta con los nutrientes necesarios para estar saludable internamente y que los resultados externos sean cada vez mejores.

“ZIONIC acelera la producción de colágeno y elastina, mejorando la calidad de la piel y activando la circulación sanguínea. También, al activar el sistema linfático, favorece la secreción de toxinas y disminuye los radicales libres. De esta manera, el tratamiento favorece los resultados visibles al activar nuevos procesos internos en el organismo”, afirma Gema.

La duración del tratamiento se determina después del realizarte un diagnóstico con el exclusivo sistema Inner Wellness, exclusivo de Gema Cabañero, que te cuenta como está tu cuerpo, valora el estado interno de la piel y del organismo.

Lo normal es que el tratamiento dure de 6 a 12 sesiones de aproximadamente 1 hora de duración, dependiendo del estado de cada paciente y la zona a tratar. Al ser un tratamiento muy fácil de llevar y completamente indoloro, puedes seguir con tu rutina diaria normal después de cada sesión.

Y esto es solo el comienzo porque como os digo acabo de empezar. Pero estoy encantada con el inicio de mi tratamiento Zionic y con todo el equipo de profesionales de la Clínica Antiaging de Gema Cabañero.

Confío plenamente en los resultados, que ya os contaré cuando lo termine.

¡Gracias Gema, siempre, por cuidarme tanto y tan bien!

Os invito a visitar la clínica y tomar un respiro para cuidar vuestro cuerpo y relajaros. Vais a estar en las mejores manos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer