El arte que asciende a belleza

El arte es un mundo apasionante, con infinidad de matices, sugerente y a la vez profundo. Es algo profundamente unido a nuestra naturaleza humana. A través del arte damos y a través del arte recibimos y aunque se precisa de un cierto “sentido interno” para poder ver y escuchar a través de él, hay veces que simplemente con mirar ya te llega su esencia y su belleza.

Y es que hay obras de arte que tienen vida propia, como es el caso de la pintura de mi querida Josita Boluda, que me tiene loca con sus cuadros y hoy me gustaría compartir su arte con vosotr@s.

Los descubrí por casualidad, en uno de mis muchos paseos por Valencia, cuando vi la tienda por fuera, me gustó y entré a curiosear. Desde el primer momento que las vi me enamoraron sus pinturas y cuando pregunté de quién eran y me dijeron- de Josita Boluda- no daba crédito. ¡Pero si la conozco! Pues nunca me habría imaginado que hacía estas bellezas.

¡Si es que mi tierra, Valencia, da para mucho!

Ella comienza a pintar cuando era jovencita, siempre le gustó pintar, pero empieza a ser un hobby más serio y más fuerte cuando se mete en el mundo de las fallas valencianas, una de sus mayores fuentes de inspiración.

“Me gusta mucho el vuelo y las telas de los trajes, me encanta la indumentaria valenciana y ahí es cuando empiezo a tener más fuerza, cuando comienzo a pintar mis cuadros de valencianas y se empiezan a hacer famosos.”

“Me gusta mucho lo que son los mantos, las telas bordadas, tener la visión de la tela bordada en el cuadro. Por eso empiezo también a pintar vírgenes como la “Virgen de los Desamparados”, he hecho también Macarenas y muchas cosas para el Rocío. Es una pintura muy enfocada a esos trajes bordados. Esa es mi inspiración.”

Lo que Josita refleja en sus cuadros es arte y ese arte asciende a belleza cuando pinta la tradición en un lienzo.

“Realmente, si lo piensas, por ejemplo el traje del torero está todo bordado, como los capotes o los mantos de las vírgenes cuyas telas van bordadas en oro al igual que los trajes de los toreros. También pinto sevillanas porque me encantan los vuelos de las faldas. Y alicantinas,  que me encantan, o la Magdalena de Castellón. Está todo muy centrado en el Folklore.”

Una de las características que definen a Josita es que pinta todo por la espalda y es una de las cosas que más me gustan de sus cuadros y que más me llama la atención.

“Delante está el escote, está la manteleta, el delantal… una serie de cosas que impiden que se vea lo que es la tela, el dibujo. Por eso pinto por detrás, porque me permite mostrar todo el vuelo de la falda, con toda la tela y su movimiento. O el manto de la Virgen lo pinto por detrás y se ve completo. Es con lo que yo me muevo, con los volúmenes. Yo fui “Fallera Mayor” en el 2010 y como siempre iba al final, se me quedó muy grabada la visión que tenía de todos los  trajes, que siempre era por detrás. Veía al resto de falleras moviéndose con los cancanes y su colorido siempre por detrás. Y eso me impresionó muchísimo.”

Solo necesita pintura acrílica y un lienzo para conseguir ese movimiento, esos volúmenes y ese colorido… Claro, que el lugar privilegiado donde pinta también ayuda…

“Tengo una casa muy grande en Jorge Juan, y hay una zona totalmente acristalada que da a una especie de patio interior y ahí pinto muy a gusto. Es una zona dentro de la casa pero que se encuentra algo separada y que la he habilitado como estudio.”

Dicen que pintar es un acto muy relajante, pero no siempre es así…

“Me pasan dos cosas cuando pinto, tengo una fase que empiezo relajada, pero luego me empiezo a estresar muchísimo. Cuando la gente me dice – ay qué bonito pintar, que relajación- pues para mí no porque quiero plasmarlo en el lienzo tal y como lo siento en el corazón. Soy muy rápida pintando porque es como una expresión de golpe. Y no dibujo antes, pinto directamente con el pincel. Cojo un lienzo en blanco y plasmo lo que estoy sintiendo en ese momento o como veo ese movimiento y ese colorido de la falda.”

Cuando veo su obra, de verdad os digo que siento que su arte es belleza. Al final es como si estuviera vistiendo a las falleras, son como esculturas en pintura. Es pintar pero modelando.

Son cuadros muy alegres, muy vivos y muy reales, como si tuvieran vida las pinturas.

Cada vez que voy a Valencia me encanta entrar en su corner “Place” en la calle Cirilo Amorós, para ver su obra. Pero es que además tiene un montón de encargos de madres para plasmar los trajes de sus hijas de falleras, de alicantinas o de fallera mayor.

En febrero va a exponer en Sammy Art, en el mercado de Colon, para todos los que queráis ver su obra de cerca.

Yo solo espero que nunca deje de pintar y que algún día me sorprenda dando un pasito más allá en el mundo del arte.

“Me encantaría trabajar más adelante la escultura porque realmente yo hago escultura en mi lienzo.”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer