Piel firme para lucir palmito este verano

Dicen que donde primero se nota la edad en las mujeres es en las manos y en el cuello, pero ahora que llega el verano y queremos lucir tipazo, lo que más nos preocupa es tener unos brazos bonitos y un abdomen y unos muslos firmes.

En el invierno, tanto los brazos como los muslos pasan desapercibidos camuflados entre las mangas largas, las medias y los pantalones… Pero, ay amiga, cuando llega el buen tiempo y hay que lucirlos entonces asoma la flacidez y empiezan los problemas: que si tengo alas de murciélago en los brazos, que si unas arruguitas rodeando el ombligo, que si los muslos me bailan…

¡Stop! Vamos a ponerlos firmes, que todavía estamos a tiempo. Acaba de empezar el verano y el Dr. Jesús Sierra nos ofrece la solución perfecta para acabar con la flacidez en su Clínica Deam, los hilos mágicos o hilos PDO…

“Para combatir esa flacidez utilizamos los hilos PDO (Hilos de Polidioxanona). Los hilos que se utilizan son los monofilamento, es decir, no llevan espículas, y los espiculados. Se pueden utilizar juntos sin problema, se combinan para más efectividad. Se ponen unos tensores, que son los que llevan espícula y después se construye una malla con los monofilamento, una especie de cuadrícula muy densa, con muchos hilos, 60, 70 u 80 hilos que lo que hace es estimular la producción de colágeno, de elastina y tensar un poquito con el tiempo la piel. Los espiculados se introducen en la piel a través de cánulas con anestesia local y llevan espículas. Se disponen de tal manera que si tiras de ellos se estira la piel. En el mismo momento ya estás estirando la piel y notas el resultado. Y junto con esto, lo que siempre se pone es hidroxiapatita cálcica, un tensor por excelencia e inductor de colágeno, que además al inyectarse ya lleva anestesia. “

No debemos confundir este tratamiento “reafirmante” con rellenar arrugas. Los hilos PDO no rellenan las líneas de expresión o las arrugas profundas, solo reafirman y estiran la piel. No dan volumen, su función es tensora.

Está indicado este tratamiento cuando hay una flacidez leve o moderada, cuando no hay mucho exceso de piel. Cuando sobra mucha piel tanto en la barriga, como en los muslos o en los brazos entonces la indicación es quirúrgica. Este tratamiento es eficaz cuando la flacidez es leve, cuando quieres mejorar la zona incluso prevenir que en el futuro no se arrugue la piel de esas zonas.”

Un buen indicativo de que necesitamos este tratamiento es cuando nos miramos al espejo y con los brazos pegados a los lados del cuerpo, la piel del brazo más cercana a la axila está con arruguitas, o cuando después de dar a luz la zona peri umbilical empieza a tener pliegues.

A lo mejor os estáis preguntando si en la zona del abdomen lo que tenemos es grasita y no pliegues, si los hilos PDO son igual de efectivos y el Doctor nos aclara esta cuestión…

“Los hilos también tienen un pequeño efecto lipolítico, que destruyen o disminuyen la grasa. Se ha notado y comprobado. Pero lo mejor cuando el abdomen tiene celulitis o grasa es hacer una pequeña lipo para quitar esa grasa y dejar la piel lisita. Hay muchas veces que la cara interna de los muslos tiene un pequeño grado de flacidez pero también hay grasa, entonces interesa quitar primero esa pequeña cantidad de grasa para mejorar la zona y posteriormente poner los hilos y la hidroxiapatita. Es un tratamiento al fin y al cabo tensor, también se le puede añadir Silicio orgánico que también tiene efecto tensor. Por supuesto este tratamiento también se hace en el rostro y es fundamentalmente para luchar contra la flacidez.”

Os decía que estamos a tiempo todavía de reafirmar nuestra piel porque me cuenta el Doctor que el efecto es lento y prolongado…

“Te haces el tratamiento y de entrada ya te vas a ver mucho mejor, pero no vale porque hay una inflamación. El efecto que ya es visible es al mes más o menos. Según el grado de flacidez que tenga la paciente se verán antes o después los resultados porque es progresivo, es decir, con una sesión tienes que mejorar pero hacen falta más sesiones. Para conseguir un efecto bueno son necesarias 2-3 sesiones. Para los hilos PDO hay que esperar unos 7-8 meses mínimo para la siguiente sesión, sin embargo para el tensor que se pone en el mismo momento que los hilos puedes volvértelo a poner a los 2 meses. Por hidrólisis los hilos van desapareciendo pero el efecto de inducción de colágeno, que es una de sus funciones principales, permanece durante más tiempo, es decir, aunque pierdas los hilos a los 9 meses el efecto viene a durar un año o año y medio.”

Hay gente que me ha preguntado alguna vez si el tipo de piel y el tono, si eres más morena o más blanquita, puede influir en el tratamiento y así se lo transmito al Dr. Sierra…

“Es indiferente el tono de la piel que tenga la paciente porque los hilos ni se ven ni se tocan. Para tomar el sol hay que esperar siempre una semana/ diez días, te hagas el tratamiento que te hagas, porque siempre hay un pequeño proceso inflamatorio, puede aparecer algún pequeño hematoma y hasta que no desparecen estos procesos no debemos exponernos al sol.”

No suelen haber efectos secundarios los días posteriores, quizás alguna pequeña molestia. La zona que suele ser más molesta tras el tratamiento es el rostro porque es una zona más sensible y con la que gesticulamos todo el rato, hablamos, comemos… En brazos, abdomen y muslos la recuperación es rápida y puedes hacer vida normal  enseguida, no se necesita hacer reposo. Para realizar ejercicio de gimnasio sí habría que esperar una semana por precaución para que no aumente la pequeña inflamación que se pueda producir tras el tratamiento.

El Dr. Jesús Sierra es mi talismán porque siempre encuentro gracias a él la fórmula y el tratamiento perfecto para recuperar la firmeza y la tersura de la piel.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer