La aventura de ser uno mismo

Os propongo un desafío!! Echar la vista atrás por un momento e intentar recordar cómo era nuestra vida cuando éramos niños, cuando no teníamos problemas ni preocupaciones, ni miedos, ni prejuicios… Cuando todo fluía de manera natural y disfrutábamos de cada momento como si fuese el último y nada se nos pasaba por alto porque disfrutábamos al 100 por 100.

Y ahora volved al presente y mirar todo lo que hemos perdido, esa frescura, esa naturalidad, esa espontaneidad, la capacidad de disfrutar de pequeños detalles como un paseo porque siempre estamos sumidos en nuestros pensamientos y preocupaciones.

El gran desafío es ir aprendiendo a estar más despreocupados del pasado y del futuro y centrarnos más en el presente, para estar al 100 por 100. ¿Os habéis parado a pensar el tiempo que perdemos pensando en lo que pudo haber sido y no fue? ¿O en lo que nos deparará el futuro? Pues ese tiempo lo estamos desperdiciando para vivir el presente que realmente es lo que nos toca, y el tiempo pasa muy rápido, demasiado rápido diría yo.

Objetivo a partir de ahora: Quitarse peso mental del pasado, presión del futuro y límites en general para poder vivir los momentos grandiosos que nos ofrece el presente, la naturaleza y la vida.

Porque al final todos estamos interesados en vivir bien.

Es una aventura volver a ser uno mismo y eso lo he aprendido de Antonio Jorge Larruy, un ejemplo de cómo vivir la vida con el compromiso de que cada instante sea pleno y total. Su compromiso es acompañar a diario a las personas que realmente quieren soltar apegos y volver a ser auténticas. Para ello ha creado “Espacio Interior” una especie de gimnasio mental donde vivir ese proceso de transformación hacia la libertad y la autenticidad, trascendiendo los miedos, intentando encontrar una felicidad más profunda, volver a ser nosotros mismos y recuperar esa naturalidad con la que nacimos.

Yo me pasaría horas y horas hablando con él porque me reconecta con mi interior, por eso os dejo una pequeña parte de una de mis conversaciones con él, para que le conozcáis un poquito más y cómo es su trabajo:

“En Espacio Interior lo que de fondo intentamos es ayudar a que las personas vivan bien, algo tan deseado y tan buscado. Facilitar el reencuentro con lo que yo llamaría la vida natural, esa de la que nos hemos desconectado y que vemos funciona correctamente en la naturaleza. Cuando nacemos lo hacemos como cualquier otro ser vivo, viviendo en sintonía y armonía con la vida y actuando con naturalidad y espontaneidad. El influjo de la sociedad nos va distanciando de ello y vemos claramente como un niño va perdiendo su espontaneidad, su forma natural de vivir, la plenitud y el brillo de sus ojos se va apagando y su frescura se va perdiendo a medida que crece.”

“Creo que en la sociedad existe una neurosis colectiva que nos lleva a perder esa naturalidad y como toda patología puede ser tratada y curada. Hay una posibilidad de liberarse, despertar y salir de esta trampa que genera una mentalidad egótica. El ego nos aleja de una vida natural. Todos queremos vivir muy bien y no sabemos cómo hacerlo. La sociedad nos pone el camino de tener, lograr y obtener cosas y ese supuesto bienestar que está asociado al “tener” está abocado al fracaso y está demostrado que no proporciona la felicidad.”

En Espacio Interior intentamos entender qué nos está pasando y por qué. Entender que al final el problema es mental, de unas falsas creencias con las que nos sustentamos. Uno tiene una falsa idea de sí mismo, un concepto errado de la vida y esto provoca el malestar y el sufrimiento que padecemos, la tensión, la agitación, la ansiedad, la precipitación, las prisas, los conflictos… Intentamos hacer un trabajo ordenado y riguroso para que las personas entiendan lo que les pasa y puedan ponerle solución recuperando esa naturalidad perdida. Esto es como un gimnasio, intentamos que se pongan en forma interior y que cultiven su mente, que entrenen sus emociones y sus sentimientos. Esto requiere un entreno, una preparación y una limpieza de creencias erróneas que no nos dejan vivir con fluidez.”

Uno de los ejercicios más importantes para volver a recuperar al niño que fuimos es la meditación pero entendida de una forma diferente, ya que ahora se ha puesto muy de moda meditar, pero como me explica Antonio Jorge Larruy, quizás no se está haciendo un uso adecuado de ella…

“Con la meditación ha pasado que está muy desvirtuada. Llevo toda mi vida dedicándome a esto, empecé siendo un chaval muy joven a adentrarme en el mundo de la meditación y llevo más de 30 años enseñando esto. He visto la degeneración de esta práctica de la meditación, hay cosas que llaman meditar y a las que yo no daría ese nombre. Hay muchas meditaciones que son más bien relajaciones y que se utilizan para calmar las ansiedades, los miedos, como algo funcional y sin embargo, para mí la meditación es un ejercicio de profunda reflexión mental donde intentas acercarte a lo que es tu verdadera naturaleza. Es un ejercicio que te hace transitar del mundo de las ideas y del tiempo al mundo de la experiencia y del presente.”

Si os dais cuenta las personas cuando vamos solas caminando, o en el autobús, en el metro, incluso en el coche estamos sumidos en nuestros pensamientos, en nuestras ideas y a veces no somos conscientes ni de por donde hemos pasado. Estas ideas nos llevan a sentir cosas que no se corresponden con la realidad que estamos viviendo en ese momento, en el presente. No disfrutamos del paseo, o del viaje, sino que estamos como sumidos en un sueño mental. Y la meditación pretende hacernos ver cómo estamos ensoñando y hacernos llegar a la experiencia viva, a lo que realmente me está sosteniendo. Un ser vivo que pasea es consciente de la energía que le hace andar, del sol, del aire… pero la mayoría de las veces que caminamos no nos enteramos de nada porque vamos sumidos en nuestros pensamientos.

“En mi caso, para la meditación utilizo mucho la comprensión, entender, ver claro y la capacidad de ser espectadores de todo nuestro mundo interno. Darme cuenta de que puedo ser espectador de mis emociones, de mis pensamientos y por lo tanto elegir. Esto nos abre una puerta para llegar al fondo de la esencia, para mí ese es el verdadero tránsito meditativo.”

La meditación es una herramienta principal, pero no es la única que utilizan en este entrenamiento mental, también hacen mucho hincapié en lo que llaman la “actitud positiva”, es decir, transformar nuestra actitud en la vida.

“La actitud es un elemento capital en la vida. Lo importante no es lo que nos pasa sino cómo respondemos ante ello. No son los estímulos que tenemos sino la respuesta que damos y eso es lo que nos hace vivir bien. Hay que aprender a asumir nuestra responsabilidad de vida, que puedo movilizar lo mejor de mí mismo, hacer de la entrega un estandarte. Hay que volcarse más en la entrega en lugar de estar pendientes de recibir. Hay que centrarse en dar. Y que la autenticidad se convierta en el norte de nuestras acciones, porque solo eso nos va a llenar, solo lo que es verdadero. Todo lo impostado o que es políticamente correcto,  lo que a la gente le puede gustar y que me va a generar un reconocimiento, o quedar bien por mucho supuesto éxito que me dé, eso no me va a llenar. Hay que conseguir ser personas auténticas.”

“Hay otro tercer pilar en el entrenamiento de Espacio Interior que es el descubrimiento de toda la trama egótica, ver que existe una dimensión inconsciente que nos condiciona y que impide que nuestra vida fluya de forma natural: el miedo, el pudor, la vergüenza… Hay que trabajar esto para poder neutralizarlo y que no nos influya en el día a día. Hay que intentar volver a ese niño interior que quedó confundido por esas creencias limitadoras, rescatándolo y liberándolo de esas ideas.”

Hoy en día todos estos temas están muy en auge, charlas, libros, conferencias, pero no es suficiente y como todo en la vida se necesita trabajo interno y entrenamiento diario para intentar mantener esa actitud todo el día.

Para todos aquellos que no podáis vivir esta experiencia y el entrenamiento presencial Antonio Jorge nos ofrece una plataforma online donde seguir las sesiones https://antoniojorgelarruy.com/  y también sus libros, 3 publicados (“Espacio Interior”, “Centramientos” y “Vivir sin pensar, vivir en plenitud”) y otro que saldrá en breve.

Es una forma de acercarnos de nuevo al niño que llevamos dentro y que nunca en esencia debimos dejar de ser.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer