Un masaje en el paraíso

¡Feliz año nuevo a tod@s!

Espero que lo hayáis comenzado con buen pie y que en el 2019 se cumplan todos vuestros deseos. Y sobre todo que seáis muy felices.

Yo no podía haberlo comenzado mejor que junto a mi familia y mis amigos más cercanos y en un lugar paradisíaco como es la República Dominicana. Es un destino que os recomiendo a todos que conozcáis si tenéis oportunidad porque realmente es el paraíso.

Nos alojamos en el Hotel Paradisus Palma Real by Meliá, en Playa Bávaro en Punta Cana, que cuenta con 2 impresionantes áreas de  Spa, una centrada en la experiencia oriental, con terapeutas balinesas y filipinas, cuya intención es transportarte con la mente a Asia sin salir del hotel, y una segunda área, el YHI Spa, ubicado en THE RESERVE dentro del mismo Hotel, que es un lujo para los sentidos con su ritual de aguas , sauna, jacuzzi, una gran área de relajación y camas balinesas al aire libre.

Y como ya me conocéis, en cuanto llego a un Hotel con Spa allí que me dirijo para conocer y probar sus tratamientos, no lo puedo evitar, me fascina el Wellness y no podía dejar de disfrutar de un masaje en el paraíso.

De la espectacular y apetecible carta de masajes que me ofrecieron en el Yhi Spa elegí el YHIG & YANG  MASSAGE, un tratamiento corporal realizado con masaje. Es un tratamiento único que combina las técnicas más tradicionales de “amasamiento” con diferentes técnicas de diversos lugares del mundo como puede ser Hawai, Thailandia, Suecia… y la digito presión, ideal para liberar las tensiones y equilibrar las energías de nuestro cuerpo. Algo que mi cuerpo estaba pidiendo a gritos: descansar y relajarse para coger fuerzas, que el invierno es muy largo y hay que trabajar duro.

Es muy importante, para aprovechar realmente este tratamiento, relajarse totalmente y dejarse llevar. Así, se introduce la terapia basada en liberar la mente y prestar atención únicamente a la experiencia que se está viviendo, aceptando las emociones sin intentar controlarlas o evitarlas. Os puedo afirmar que se sale del tratamiento con el cuerpo, mente y alma completamente renovados.

Sabéis que me preocupo especialmente por el cuidado de la piel de mi rostro ya que sufre mucho con tanto maquillaje diario para la televisión, y a pesar de que en mi rutina diaria me ocupo de limpiar muy bien la piel no está de más hacerse de vez en cuando un tratamiento facial para fortalecerla, rejuvenecerla y revitalizarla. Igual que el cuerpo, el rostro también necesita un masajito. Así que aproveché mi estancia a tope para hacerme también el “Tratamiento facial vitamina C+C “.

Los antioxidantes son sustancias imprescindibles para bloquear el envejecimiento prematuro producido por la acumulación de radicales libres. Entre los mejores antioxidantes se encuentran las vitaminas, razón por la cual el rejuvenecimiento facial con vitamina C es uno de los tratamientos más demandados en la actualidad por quienes desean lucir un rostro más joven por mucho más tiempo.

Los beneficios de la vitamina C sobre la piel son muchos y yo soy muy fan. La vitamina C es hidrosoluble, es decir, se disuelve en el agua y sale del organismo a través de la orina. Y para evitar un déficit de este nutriente es importante que tomemos diariamente alimentos ricos en esta sustancia (fresa, naranja, limón, pomelo, grosella negra, guayaba, brócoli, kiwi, pimiento rojo, papaya, perejil…)

La mayoría estáis al tanto de que la vitamina C es un aliado excelente para subir las defensas del sistema inmune y evitar contraer distintas afecciones. Sin embargo, la función de esta vitamina en el organismo es mucho más importante, pues interviene en una serie de procesos vitales para el correcto desarrollo y funcionamiento del cuerpo, tales como:

  • La formación de la proteína capaz de producir ligamentos, tendones y vasos sanguíneos.
  • Interviene en el proceso de cicatrización de las heridas y su correcta sanación.
  • La vitamina C repara y conserva cartílagos, huesos y dientes.
  • Hace posible la correcta absorción de hierro en el organismo.

Es antioxidante, razón por la cual se le atribuye un gran poder para revertir parte del daño causado por los radicales libres en el cuerpo humano.

Le pregunte a la esteticista que me realizaba el tratamiento ¿Por qué el rejuvenecimiento facial con vitamina C es tan buena opción? Y me dijo – “Por múltiples razones, pero, principalmente, por su acción antioxidante que ofrece a la piel beneficios muy importantes. Son muchos los cosméticos, cremas y sérums para el rostro que contienen este nutriente esencial como ingrediente fundamental y esto se debe a sus propiedades: antioxidante, astringente, hidratante, regenerativa y desinflamatoria”.

“Esto se traduce en un sinfín de beneficios para todo el tejido, pero en materia de prevenir el envejecimiento yo resaltaría la mejoría en el aspecto de las pieles que han sido maltratadas por la excesiva exposición a los rayos solares, la reducción de las manchas, marcas y cicatrices de la piel para ofrecer un tejido más uniforme y la disminución considerable de arrugas y líneas de expresión al tiempo que previene su formación.”

 “Además activa la circulación sanguínea, lo cual permite que la piel absorba mayor cantidad de nutrientes y luzca hidratada y luminosa. Desinflama la piel, lo cual permite mejorar el aspecto de bolsas y zonas enrojecidas o hinchadas y combate el envejecimiento prematuro debido a que contribuye a la producción de nuevas fibras de colágeno.”

 No lo dudéis y si tenéis oportunidad, pedidle a los Reyes Magos un viaje a la República Dominicana y dejaos mimar en el paraíso.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer