¡Usa sérum y acertarás!

 

La liga por ser el campeón en el cuidado de la piel está que arde y los sérum van subiendo puestos por méritos propios frente a las cremas.

Lo que empezó siendo, fundamentalmente, un booster (potenciador) anti edad se ha ganado, gracias a su eficacia, un lugar entre los básicos del neceser.

Una de las claves de su éxito y su gran baza es la ligereza. Se absorbe al instante y, como por lo general es oil-free, no deja sensación grasa. Sentirás un ligero efecto lifting, como de una ampolla de belleza flash, ya que mejora al momento el aspecto de la piel.

Creo que los sérums se han convertido en la nueva gran apuesta de las firmas cosméticas por la gran cantidad de ingredientes activos que contienen, a muy alta concentración, que les pueden hacer ser hidratantes, antiaging, iluminadores o antioxidantes y sus fórmulas son altamente seguras y eficaces.

Al tener los principios activos tan concentrados (un 10% más que las cremas) penetran más en profundidad en nuestra piel y los resultados son visibles al momento. Por eso una de las cosas más importantes que tenéis que tener en cuenta es que los sérums siempre tienen que aplicarse antes de la crema hidratante, nunca después, ya que, como os he comentado, actúan en las capas más profundas de la piel y si lo aplicásemos después, la crema formaría una película sobre la piel que impediría que éste penetrase correctamente.

En mi neceser es un básico, no falla en mi rutina de belleza. Según lo que me pida mi piel cada mañana me aplico sérum con Vitamina C, con ácido hialurónico, con colágeno… Es como mi segunda piel. Y después, mi crema hidratante. Aunque hay sérum que me hidratan lo suficiente como para no tener que usar crema después, como el sérum LILU FIVE Perfect.

Para mí el sérum es esencial ayudando a preparar la piel para recibir cualquier crema posterior. Como cada una conocemos nuestra piel, lo mejor es personalizar nuestro tratamiento, usar el sérum para una necesidad concreta, por ejemplo, dar mayor elasticidad y firmeza a la piel, como el sérum DMAE de DC2 y después la crema para hidratar.

Piensa cuál es el problema que más afecta a tu piel y busca el principio activo que le puede poner remedio. Si quieres iluminar la Vitamina C, si quieres elasticidad y firmeza el DMAE, si quieres eliminar las arruguitas de expresión el ácido hialurónico, si quieres hidratación el colágeno, si quieres un efecto reparador el retinol…

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que siempre debemos tener la piel limpia cuando nos apliquemos un sérum. Si quedan restos del maquillaje del día anterior, el sérum que apliquemos no se absorberá igual de bien, y por lo tanto su eficacia se verá reducida de manera radical.

El sérum cunde y mucho, con 3 ó 4 gotitas suele ser suficiente y puede durarte meses. Desde luego es un gran aliado de belleza.

Y como sorpresa para estas fiestas os adelanto que llega el sérum BTX 5 de Sublime Repair.  ¡Va a ser la bomba!

Es un tratamiento relajante muscular que es una alternativa a la toxina botulínica, con una fórmula original basada en nuevos principios activos. Especialmente diseñado para restaurar la vitalidad natural, tonicidad y luminosidad de la piel.

Muy nutritivo y aporta mucha energía a la piel e intensifica la oxigenación celular.

Las pieles más resistentes se alisan, se estiran y se reafirman. Las arrugas disminuyen sustancialmente, las líneas se vuelven más llenas y los contornos son redibujados.

En resumen, reafirma la epidermis y aplica una acción de elevación inmediata.

Va a ser una revolución por su efectividad (las arrugas disminuyen entre un 30% y un 60% a partir del primer mes) y es apto para todo tipo de pieles ya que su textura no es grasa. Los resultados son visibles desde los primeros días de aplicación y son duraderos en el tiempo. ¡Maravilloso!

Apúntate a la liga del sérum ¡No te arrepentirás!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer