¡Feliz con mi Smart eléctrico!

¡Hoy han llegado a Madrid las restricciones de la almendra central!

Ya sabéis que la puesta en marcha de esta enorme área de prioridad residencial supone la prohibición de circular por el centro a todos los vehículos que no tengan el distintivo Eco o Cero de la DGT.

Como yo necesito, sí o sí, moverme por Madrid y no me enteraba bien ni me quedaba claro qué etiquetas tenía que poner a mi coche para poder circular tranquila por la ciudad, creo que he escogido la mejor opción. He dicho adiós a mi pequeño utilitario y me he comprado un Smart eléctrico. ¡Estoy súper feliz!

No me imaginaba que conducir un coche tan pequeño podía ofrecer una conducción tan divertida. Para saberlo hay que probarlo pero tiene una aceleración brutal, en los semáforos salgo antes que las motos y que otros coches, luego en conducción me acaban adelantando, pero la salida es fantástica. También tiene un ángulo de giro muy grande, de 6,95 m, prácticamente gira sobre sí mismo. Y muy ágil para meterlo por las calles estrechitas de la zona más céntrica y antigua de Madrid. ¡Cabe por cualquier sitio! ¡Estoy súper encantada!

Me divierte cuando salgo por Madrid con mis amigas y les cuesta encontrar un hueco grande para aparcar y me terminan diciendo ¡si te hubieses traído el Smart ya habríamos aparcado!

Es muy pequeñito, mide 2,69 y lo aparco en cualquier lado. Y con todas las facilidades que tiene a partir de hoy conducir un coche eléctrico por Madrid: puedo aparcar donde me apetezca totalmente gratis, sin ningún tipo de restricción.

Me preocupaba mucho el momento “cargar el coche en casa”, pero la verdad es que Mercedes Benz me lo ha puesto muy fácil ya que te instalan un cargador en tu domicilio y además tienen un convenio con Endesa con una tarifa especial para cargar el coche gratis por la noche.

Es un coche que os recomiendo muchísimo para Madrid, no es un coche para grandes viajes, tiene 160 km teóricos pero no se deben de hacer más de 100 km al día (creo que la media en España de kilómetros que se hacen al día es de unos 57 km así que nos sobra), por eso estoy encantada de poder andar con él por la ciudad a mis anchas.

Y me hace sentir bien porque sé que no estoy contaminando porque tiene 0 emisiones.

¡Al final son todo ventajas!

Ya no solo el no contaminar, también lo barato que te sale a corto-medio plazo. A pesar de que su precio es más elevado que un gasolina, finalmente merece la pena por todo lo que te ahorras, porque cargar el coche es súper barato, yo lo cargo por las noches y me olvido de gasolineras, de los parquímetros, de la zona azul o verde, del peaje, de pagar en los Parking y además puedo ir por el bus vao aunque vaya sola en el coche. Y el mantenimiento de un eléctrico es mucho más barato que el de un gasolina.

Si os gustan los Smart y optáis por adquirir uno podéis elegir entre 3 modelos: Dos plazas Coupe, el Cabrio (que es el descapotable) y el de cuatro plazas “Forfour”.

Lo mejor es que lo puedes personalizar como quieras tanto en colores como por dentro con el programa “Tailor made”. Vamos, que puedes tener un Smart rosa fucsia por fuera y con tapicería de leopardo por dentro si quieres.

Yo es que para los coches soy un poco clásica y me lo he cogido en gris y negro.

De verdad es una alternativa a tener en cuenta a la hora de conducir por Madrid. Ahora mismo están en el Top Three entre los coches eléctricos más vendidos.

¡Es más urbano que nunca!

Y yo encantada con mi decisión. ¡Nos vemos por Madrid!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer