Me quedo con la esmeralda

Esta semana os quiero hablar de las piedras preciosas. Hay cuatro que están catalogadas como tales, son el diamante, el rubí, el zafiro y la esmeralda. Como que siempre todo el mundo quiere diamantes pero lo cierto es que la esmeralda no se queda atrás en belleza. Muchísimas actrices optan por ir a grandes eventos luciendo joyas con esta piedra.  Voy a centrarme en la esmeralda. Esta gema de color verde y preciosa, además de quedar bonita en cualquier persona, es también maravillosa a nivel energético.

Ya Cleopatra quedó rendida a los pies de esta piedra preciosa cuando en el antiguo Egipto se descubrieron las primeras minas de esmeralda. Se dice que con esta piedra rejuveneces y quizá sea por eso que la reina de Alejandría estaba obsesionada con ella. La fuente de la eterna juventud. Incluso la actriz Elisabeth Taylor estaba enamorada de esta gema y ostenta el record mundial por haber tenido la esmeralda con más quilates. Tan deseada por tantos y tan inalcanzable.

Como decía, este talismán cautiva por la energía que transmite, es magnífica para la regeneración (estrechamente ligado al rejuvenecimiento). ¿A que sería estupendo poder disfrutar de estas cualidades? Quizá un anillo con una esmeralda sea demasiado caro, bueno, sin el quizá, es carísimo. Pero hace poco descubrí un producto que nos hace accesible esta maravillosa propiedad de la esmeralda.

Se trata de una crema llamada Elixir de Esmeralda que está creada a partir de una nueva ciencia: la fitogemocosmética. “Fito” hace referencia a los productos de origen vegetal, “gemo” a las gemas (piedras preciosas) y cosmética que es algo que todo el mundo conoce. Así que ha llegado el momento en el que ya nos podemos permitir tener un poco de esmeralda en nuestras vidas. Es, como os podéis estar imaginando, una crema anti-edad. Rectifico, es LA crema anti-edad, porque creo que es lo más.

Además del campo energético, los minerales contienen y aportan oligoelementos, indispensables para el desarrollo normal del metabolismo. Estos oligoelementos regulan y catalizan las principales funciones cutáneas. Y si juntamos esto con principios activos de origen vegetal, da como resultado una fórmula perfecta para conservar la juventud de nuestra piel.

Muchos estudiosos ya han hecho una importante aportación sobre las propiedades terapéuticas y cosméticas de los minerales. Tanto en la farmacopea china como en la medicina ayurvédica, atestiguan las propiedades de las piedras preciosas. Ya hablé del ayurveda en otro de mis post (el de “El spa del nirvana”), pero por si no lo recordáis, se traduce como “la ciencia o el conocimiento de la vida”. Cada cuerpo posee una energía, un campo energético. Por ello, este campo energético confiere a los minerales la facultad de irradiar y absorber energías.

Obviamente lo más llamativo de la crema es que tiene un poco de esmeralda y su esencia. Pero la crema tiene en su composición otros ingredientes anti-oxidantes, regeneradores, anti-inflamatorios y muy hidratantes.

Siempre os hablo de las propiedades de las cosas, así que hay muchos de los componentes de los que lleva, de los que ya he hablado con anterioridad. Es por esto que os voy a decir lo que lleva, porque me parece una mezcla perfecta, pero no os voy a explicar las propiedades de cada ingrediente de forma extendida.

A parte del elixir de esmeralda, que es lo que da nombre a la crema, tiene aceite de argán, aceite de rosa mosqueta y aceite de pepitas de uva (los tres ayudan contra las arrugas además de hidratar y aportar anti-oxidantes), ácido hialurónico, extracto seco de caléndula (si me leéis normalmente, sabréis que hablé de ella recientemente), de aloe vera (¿quién no conoce aun las propiedades de esta planta?) y de equinacea (regeneradora y cicatrizante), extracto de meristemo de roble (de acción protectora y con propiedades anti-inflamatorias, anti-alérgicas y tónicas, adecuado para las pieles más sensibles), proteínas hidrolizadas de cereales (tienen acción tensora, o dicho de otra manera, efecto lifting) e isoflavonas de soja (aumentan la producción de colágeno).

La verdad es que yo estoy maravillada con esta crema. Es todo un descubrimiento para mi y por eso quería compartirlo con vosotros. Podéis encontrar el Elixir de Esmeralda en la siguiente web: www.poryparami.es

¿Vosotros que opináis de la esmeralda y de sus propiedades?

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer