La nueva Baba de Caracol

En más de una ocasión os he hablado de los productos de baba de caracol de la marca Heliter, unos productos fabricados en Asturias de manera natural. Pero quiero contaros un poquito más de ellos, de porqué funcionan tan bien, tanto en nuestra piel como en nuestro pelo.

Por lo general los productos de baba de caracol tienen una pequeña cantidad de baba de este molusco, pero los productos de Heliter tienen grandes concentraciones de la misma, cosa que permite una mayor actuación en nuestra piel y cabello, aportando todas las propiedades que tiene la baba para la regeneración de los tejidos.

La calidad de la baba de caracol depende mucho de la alimentación de los mismos, y en el caso de los caracoles de Heliter, que comen plantas medicinales y productos de la huerta muy bien seleccionados, la calidad de la baba es estupenda. Todas esas cualidades tan beneficiosas para nuestra piel que aporta la baba de caracol se deben a sus componentes, los cuales el caracol segrega de manera natural. Son los siguientes:

La alantoína es un cicatrizante natural. Muchas cremas la utilizan para mejorar la formación de tejido y así regenerar la piel ya que favorece el desprendimiento de células muertas y con ello la aparición de células nuevas, que dan a la piel un aspecto más luminoso. Todo esto también colabora en el proceso de eliminación de manchas en la piel.

Cuando la regeneración de la piel mejora también se estimula la síntesis de colágeno y elastina de la propia piel. Por todo esto la alantoína es un componente perfecto para tener una piel con mejor aspecto, especialmente para pieles con heridas cerradas, imperfecciones como cicatrices o marcas de acné o pieles castigadas por agentes externos.

El ácido glicólico es otro de los principios activos de la baba de caracol, tiene también un gran poder regenerador, pero también es hidratante y exfoliante según su concentración. En el caso de la baba de caracol, la concentración que tiene es suficiente para difuminar arrugas, eliminar manchas y realizar una exfoliación superficial que ayuda a limpiar las impurezas de nuestra piel y favorecer con todo esto la renovación  celular, borrando cicatrices y marcas. Esta exfoliación que produce el ácido glicólico fomenta, al igual que la alantoína, la síntesis de colágeno de la piel.

Las moléculas de este ácido tienen un tamaño muy pequeño que permite una mayor penetración en la piel, logrando actuar desde el interior y siendo más eficaz. Al ser un gran bactericida, elimina los responsables de que aparezca acné, también al regular el sebo y actuar desde el interior permite que en caso de pieles grasas no se produzca un exceso de brillos ni acné.

El colágeno es una proteína estructural que generamos de manera natural, pero con el tiempo, cada vez generamos menos. La baba de caracol, además de fomentar la generación de colágeno de nuestra piel, también lo aporta en su composición. El colágeno aporta resistencia, evitando antiestéticos descolgamientos y reafirmando la piel. Muy ligada al colágeno, también aporta elastina, otra proteína estructural que aporta elasticidad y resistencia a la piel, pelo y tejidos del cuerpo.

Otro de los componentes de la baba de caracol son los antibióticos naturales que están presentes, los cuales ayudan a mantener la piel sana y limpia. Estos antibióticos ayudan al ácido glicólico en su labor contra el acné, ya que se encargan de que no haya bacterias u otros organismos que originan el acné y otras infecciones que se pueden dar en la piel.

A la hora de reparar y regenerar tejidos, en la baba de caracol también encontramos distintas proteínas, necesarias para esta tarea, junto con la vitamina A, una vitamina presente en todo nuestro cuerpo para el desarrollo de tejidos, mucosas y huesos. Esta vitamina también es un antioxidante que ayuda contra los signos del envejecimiento causados por los radicales libres.

Por último, otro de los componentes importantes es la vitamina E, otro gran antioxidante, que además fortalece los capilares sanguíneos, mejorando la hidratación de la piel y reduciendo la inflamación celular.

Gracias a todos estos componentes, la baba de caracol es buena a la hora de enfrentarse a cicatrices, arrugas, manchas, acné… y también para aportar hidratación a nuestra piel. El resultado es una piel firme, elástica, limpia e iluminada. Heliter presenta un gel facial y un sérum facial con altas concentraciones de baba de caracol para poder tener la piel perfecta.

Pero todo esto no sólo se puede aplicar en el rostro, en el pelo, los efectos de la baba de caracol son maravillosos, ya que actúa sobre el folículo y le da fuerza, ya que lo recupera y hace que la circulación llegue mejor a la zona,  consiguiendo que el pelo vuelva a crecer fuerte y brillante. Heliter presenta para esto un tónico capilar muy fácil de usar y que no ensucia el pelo.

Hace muy poco Heliter renovó su imagen y ahora  encontrar sus productos es muy fácil en su web, www.heliter.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer