El mejor retensado de la piel a manos del Doctor Sierra

Cada vez nos importa más no envejecer, parecer jóvenes o simplemente frenar el envejecimiento de nuestro cuerpo y nuestro aspecto. Yo todo esto lo noto en que cada vez me preguntáis más por diferentes tratamientos destinados al rejuvenecimiento, ya sean estéticos o quirúrgicos. Pero en la mayoría de las preguntas veo que casi nadie quiere pasar por un quirófano.

Y es que, con lo avanzada que está la medicina estética, gran parte de los tratamientos enfocados a mejorar la calidad de nuestra piel, ni siquiera requieren grandes tiempos para someterse a ellos. Lo que viene fenomenal para el ritmo de vida que llevamos en la actualidad, ya que todo lo queremos de inmediato y de gran calidad, y en este campo no es menos.

Siempre intento contestar a todas vuestras preguntas, y muchas y muchos me preguntáis sobre los tratamientos para retensar la piel, en concreto sobre los hilos para tensarla. Después de investigar un poco más a fondo el tema hablé con el Doctor Sierra, quien me ha contado bien cómo funcionan los hilos tensores y me ha hablado de una nueva técnica de hilos que tensan la piel.

La principal ventaja de los hilos como reafirmante del rostro y antiflacidez de la piel, es que es fácil de realizar y no hay que someterse a una intervención quirúrgica y todo lo que conlleva. Se realiza con anestesia local, en la consulta y la sesión dura menos de una hora.

Por lo general se utilizan hilos de polidioxanona, conocidos como PDO que se introducen bajo la piel con una aguja o cánula fina, que al retirar deja el hilo tensado sin necesidad de anclarlo, se forma una malla que reafirma y tensa la piel. Estos hilos, crean tensión en los tejidos y promueven, debido a un proceso de fibrosis, la producción de colágeno y elastina de la propia piel en la zona tratada. Estos hilos, son reabsorbibles por el propio cuerpo y no producen ningún tipo de intoxicación cuando esto ocurre.

El efecto de estos hilos es un microlifting exprés, ya que nada más ponerlos la piel se ve más estirada. Tardan en reabsorberse por completo alrededor de un año, pero aun habiendo desaparecido los hilos, los efectos duran unos meses más, ya que la propia piel ha generado colágeno y está más joven por sí misma.

Lo que más se suele pedir en este tratamiento es la definición de óvalo facial y el tensado de la piel del rostro, pero esta técnica se emplea en todo el cuerpo, como muslos, glúteos, brazos, abdomen, manos… Para recuperar esa piel tersa que vamos perdiendo con los años.

Por su puesto, cada persona con su médico puede ver cuándo es el momento oportuno de realizar este tratamiento, pero la edad con la que se suele empezar a realizar es sobre los 40 años, cuando la piel comienza a “descolgarse” poco a poco. El doctor Sierra me contaba que siempre depende de la piel y el estado del paciente.

En la técnica que emplea el Doctor Sierra además de los hilos tensores se utiliza hidroxiapatita cálcica, una sustancia que está muy presente en nuestro cuerpo y que se ha visto que tiene un gran efecto tensor en la piel y favorece la generación de colágeno. El doctor me contó que el procedimiento que realiza consta de los siguientes pasos:

En primer lugar se introducen los monofilamentos, los hilos, y se hace con ellos una malla en la zona que se vaya a tratar, por lo general, contando ambos lados de la cara, se suelen poner entre 50 y 70 hilos. A continuación se introducen los hilos espiculados, de los cuales hay varios tamaños y longitudes. Estos son unos hilos con unos pequeños anclajes y que en función de la piel y de la cara del paciente se ponen más finos o gruesos.

Por último, con una cánula, se aplica la hidroxiapatita cálcica subcutánea. Todo esto genera una inducción biológica que produce la formación de colágeno de tipo 1 y 2 y elastina. Este es el colágeno adecuado para la piel, ya que el de tipo 3 y 4 es el que está presente en cicatrices.

Tras finalizar el tratamiento, la piel ya se ve bien gracias a que los hilos tensan la piel, en tres o cuatro semanas, gracias a la formación de colágeno y elastina de la zona, la piel se ve cada vez mejor. A los dos meses del tratamiento, se vuelve a poner hidroxiapatita cálcica subcutánea para reforzar todo el efecto final.

Este tratamiento es curativo y preventivo, ya que se reducen los signos de la edad y además se previene el envejecimiento. “Al año del tratamiento se está mejor que hace unos años, se retrasa el envejecimiento” añadía el Doctor Sierra.

El coste de la intervención depende de la cantidad de hilos que se pongan, de la zona que se trate… Pero por lo general ronda entre los 900€ y los 1600€. Como siempre os recuerdo la importancia de que someterse a un tratamiento así no se puede hacer en cualquier sitio, hay que estar seguros de que cumplen todos los requisitos necesarios y que es de confianza.

También es importante que os dejéis guiar por el especialista y que previo a la intervención se haga un  reconocimiento del paciente para asegurarse de que todo salga bien.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer